Conecta con nosotros

Noticias

Twitter denuncia a Elon Musk para forzarle a comprar la empresa

Publicado el

Twitter denuncia a Elon Musk para forzarle a comprar la empresa

Casi desde que Elon Musk anunció que retiraba su oferta de compra de Twitter estaba claro que la compañía iba a demandarle. Así lo confirmó el Presidente de Twitter, Bret Taylor, a través de un mensaje en la red social. Se conocía hasta el bufete de abogados que había contratado la empresa para emprender acciones legales. Solo faltaba saber cuándo se iba a presentar la denuncia. Y ya está presentada ante el Tribunal de Equidad de Delaware.

En la demanda, Twitter alega que Elon Musk no puede, sencillamente, retractarse de su compromiso de compra de la compañía. Por tanto, quiere forzarle a comprar la red social por el precio estipulado en el acuerdo de compra: 54,20 dólares por cada una de sus acciones. Esto es, alrededor de 44.000 millones de dólares.

La compañía señala que «Musk rechaza hacer honor a sus obligaciones con Twitter y con sus accionistas, porque el acuerdo que firmó ya no sirve a sus intereses personales. Después de haber montado un espectáculo en público para poner a Twitter en un compromiso, y tras proponer y firmar un acuerdo de compra favorable a la venta, Musk cree, aparentemente, que él, a diferencia de cualquier otra parte sujeta a la ley de contratos de Delaware, e libre para cambiar de opinión, descartar la empresa, perjudicar a sus operaciones, destrozar el valor de los accionistas, y salir indemne«.

La demanda señala además que ha habido «una larga lista de rupturas de contrato tangibles por parte de Musk que han puesto en peligro tanto a Twitter como a su negocio«. En efecto, Twitter lleva inmersa en un estado de agitación varias semanas. Desde abril, cuando Musk dijo que quería comprar la red social. Poco después consiguió decenas de miles de millones de financiación para respaldar su oferta de compra, tanto a través de préstamos como de 33.500 millones de su propio dinero.

Cuando el acuerdo se selló, algunos de los principales directivos de Twitter se vieron empujados a salir de la empresa, y otros dimitieron. Esta misma semana, Twitter despidió a la tercera parte de su equipo de captación de talento. Pero mientras esto pasaba, Elon Musk empezaba a dar señales de que, realmente, no quería comprar Twitter y estaba buscando la mejor manera de librarse del acuerdo. Puso el acuerdo en pausa y se quejaba de la cantidad de cuentas falsas y bots en Twitter.

De hecho, en el documento que envió a la SEC el pasado viernes para retirarse de la operación, aseguraba que la información que solicitaba sobre cuentas de spam o falsas es «fundamental para el negocio de Twitter y para su rendimiento financiero«. En el texto de la demanda, Twitter señala que Musk ha cambiado su historia, sencillamente, porque el mercado ha caído. Y «en vez de soportar el coste del giro bajista del mercado, como requiere el acuerdo de compra, Musk quiere pasarlo a los accionistas de Twitter«.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!