Conecta con nosotros

Noticias

A Estados Unidos le costará otros 3.000 millones prescindir de Huawei y ZTE

Publicado el

Estados Unidos lleva tiempo embarcada en una cruzada contra Huawei y ZTE, dos compañías que se encuentran en la lista negra del país por sus supuestas vinculaciones con el Gobierno chino, y que han sido consideradas como una amenaza para la seguridad nacional. Esto ha representado un problema importante para ambas empresas, de hecho todos sabemos la situación por la que ha tenido que pasar Huawei en los últimos años, y como el veto de Estados Unidos la ha llevado de ser una de las más grandes dentro del sector smartphone a caer en picado a nivel internacional.

El caso es que esta situación no solo está dando quebraderos de cabeza a Huawei y a ZTE, también está siendo complicada para Estados Unidos, y es que para cumplir con el veto a ambas compañías tiene que realizar un cambio importante de equipamiento de redes y de soluciones de conectividad a nivel local, es decir, en todo el país, un objetivo que está siendo más complicado y más caro de lo que parecía en un primer momento.

Según la entidad reguladora de las telecomunicaciones en Estados Unidos (la Federal Communications Commission), el Gobierno tendrá que sumar otro fondo de 3.000 millones de dólares para ayudar a completar el proceso de eliminación del equipamiento de Huawei y ZTE de la infraestructura de redes del país. La estimación del coste total que ha hecho dicho ente regulador es de casi 4.900 millones de dólares, una cifra astronómica que confirma que estamos ante una operación complicada.

El Congreso de Estados Unidos solo ha suministrado un fondo de 1.900 millones de dólares para cubrir los gastos asociados a la supresión del equipamiento chino, así que todavía faltan, como hemos anticipado, otros 3.000 millones de dólares. Con la inflación que tenemos actualmente y la incertidumbre económica a nivel mundial está claro que este tipo de gastos no son una buena noticia para ningún país, aunque imaginamos que Estados Unidos no tendrá ningún problema para afrontarlo.

No hay duda de que tendremos más noticias sobre este tema, ya que Estados Unidos no se va a privar del orgullo de anunciar cuando haya completado la transición. En principio el proceso se ha facilitado bastante a las empresas, ya que estas no están obligadas a completar el proceso de transición hasta que no hayan recibido el reembolso de la inversión que hayan realizado. En muchas ocasiones se pide precisamente lo contrario, completar y luego cobrar.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!