Quantcast
10 tendencias TIC para 2023 - MuyComputerPRO
Conecta con nosotros

Opinión

10 tendencias TIC para 2023

Publicado el

Los últimos años han sido muy agitados para todos. El año 2022, en particular, pasará a la historia como uno de los más tumultuosos de los últimos tiempos, en el que se han planteado numerosas cuestiones que están llamadas a transformar profundamente el panorama empresarial y social durante los próximos años, si no décadas.

La tecnología no ha sido una excepción a esta perturbación y se ha enfrentado a importantes retos, desde la privacidad y la responsabilidad, hasta la creciente regulación en materia de sostenibilidad y mandatos normativos. Pero, en general, sigue siendo muy prometedora en un momento en que la certidumbre y la fiabilidad escasean.

La nube y las comunicaciones digitales están impulsando su crecimiento incesante, en primer lugar. Pero con tanta presión para innovar, recursos financieros finitos con costes crecientes y un impulso cada vez mayor para una gobernanza más eficaz, la lista de prioridades de los responsables de TI no muestra signos de acortarse en 2023.

Así que, con esto en mente, he elaborado una lista de las diez áreas principales a las que creo que es probable que se sientan atraídos los líderes de TI, y que las empresas deben priorizar, en 2023:

Incluso por accidente, la gente será más sostenible

La presión para mejorar la sostenibilidad medioambiental de una organización sigue creciendo. Con el fuerte aumento del coste de la energía, todos, consumidores y empresas, intentan reducir costes.

En el caso de los consumidores, puede tratarse de una bolsa de agua caliente, y en el de las empresas, de cosas como el funcionamiento de los centros de datos con energías renovables. Sin embargo, con la inminente Directiva sobre Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD) en la UE, los responsables de la toma de decisiones están empezando a dar prioridad a la reducción del consumo total de energía, haciendo uso de herramientas que infunden precisión y responsabilidad a la hora de alcanzar los objetivos de sostenibilidad.

Las empresas se definirán por su forma de trabajar

La batalla entre los partidarios de «todo el mundo en la oficina todo el tiempo» y los del trabajo flexible sigue abierta. Es aún más aguda en nuestro mundo digital, donde los empleados siguen teniendo gran parte del poder, dejando claro que buscarán un nuevo trabajo si no pueden elegir su propio enfoque.

Sea cual sea nuestra postura personal, intentar obligar a la gente a ir en una dirección u otra definirá la estrategia de TI de una organización y, por tanto, su futuro. Los líderes empresariales deben ponerse de acuerdo sobre cuál es el siguiente paso, puesto que no hay vuelta atrás en los avances logrados en el trabajo híbrido. Y estos son momentos cruciales, ya que estas decisiones definirán la reputación de la empresa.

Pasará de moda ser “cloud-first”

Pero se pondrá de moda ser “cloud-smart”. Según nuestro Índice de Madurez Multi-cloud, para muchos la nube se ha vuelto caótica y compleja, lo que les está frenando.

Los líderes con más éxito no solo construirán su estrategia en torno a la nube, sino en torno a la creación de potentes aplicaciones distribuidas (incluso en el edge), que son las que impulsarán la diferenciación en el mercado. A continuación, corresponderá a sus equipos de infraestructura y arquitectura de TI establecer qué enfoque multi-cloud les proporcionará las capacidades que necesitan para crear y mantener esas aplicaciones y la experiencia de los clientes y empleados.

La IA se utilizará para tomar mejores decisiones

No cabe duda de que el uso de la IA para apoyar una toma de decisiones mejor informada seguirá aumentando. Pero con el aumento de la regulación y la gobernanza, y una comprensión más profunda de los sesgos de la IA, su uso se moderará con cautela en torno a cuándo y para qué decisiones se está utilizando y, lo que es más importante, sobre qué conjuntos de datos.

Nadie quiere acabar como la gran entidad crediticia que fue denunciada hace unos años por su algoritmo, que daba a los hombres puntuaciones crediticias significativamente más altas que a las mujeres, debido a datos obsoletos. Sin embargo, no cabe duda de que el revuelo seguirá creciendo a medida que la IA llegue a manos de más y más personas no expertas en tecnología con el lanzamiento de herramientas tan interesantes como ChatGPT.

Primeros pasos para garantizar la interacción segura entre robots y humanos

En esta misma línea de encuentro entre la tecnología y los humanos, los robots han empezado a salir de las fábricas y a interactuar con los humanos, con resultados dispares y muchas críticas. Los robots de reparto de comida se están extendiendo por todo el Reino Unido y Tesla lleva casi 12 meses con sus programas beta de conducción autónoma en Estados Unidos, así que es hora de respirar hondo y hacer balance.

Aunque ha habido algunos accidentes, seamos sinceros… ¿cuántas veces han chocado los conductores de Glovo con alguien en sus ciclomotores? En lugar de apresurarnos a convertir a los robots en héroes o villanos, 2023 será el año en que evaluemos las enormes cantidades de datos que estamos recopilando y apliquemos lecciones basadas en sus interacciones iniciales entre máquinas y humanos, para garantizar que entren en el reino humano de forma segura.

Estamos muy lejos de la plena integración robot-humano, pero habrá que dar pequeños pasos para seguir avanzando, sin el alarmismo que se ha convertido en sinónimo de robots.

Centrarse en las competencias tecnológicas transferibles para avanzar al mismo ritmo

Aunque en el mercado aparecen constantemente «nuevas» tecnologías, herramientas y programas, nada es «absolutamente nuevo». Es casi imposible adaptar las competencias a la velocidad a la que cambia el mundo; las universidades no están produciendo arquitectos multi-cloud, y los expertos en seguridad no entienden automáticamente las nuevas amenazas.

En lugar de centrarse en competencias y capacidades específicas de una plataforma o tecnología, hay que centrarse más en competencias que sean fundamentalmente transferibles entre las tecnologías existentes y las nuevas y que se basen en los años de experiencia que ya hemos acumulado. Si la gente domina los fundamentos y sus intenciones son correctas, puede haber una mayor transferencia de competencias para apoyar la economía digital.  

Aún en busca de la aplicación del «metaverso» definitiva

El metaverso o alguna versión del mismo ha estado en la lista de tendencias de todo el mundo durante la última década, con grandes marcas prometiendo ofrecer una experiencia de realidad virtual que cambiaría el mundo.

Por desgracia, aún no se ha materializado y, como tal, la gente está perdiendo la confianza. Desde mi punto de vista, el potencial para revolucionar está ahí, pero aún tenemos que encontrar el caso de uso decisivo que realmente atraiga y cambie a la gente y la enganche a visitas y experiencias repetidas.

La muerte del sueño de la superapp

En lugar de avanzar hacia una superapp, se está produciendo una mayor fragmentación en el mercado. Como por ejemplo en lo que está ocurriendo en las redes sociales con Twitter, el auge de Instagram y ahora TikTok.

Hasta ahora, muchos se han obsesionado con el auge de las superapps, lo cual es comprensible dada la demanda de los consumidores de experiencias fluidas y sin fisuras. Pero Europa no es China, por lo que es improbable que se imponga una versión europea de WeChat. Es una prueba bastante clara de que las superapps no van a existir: la gente quiere aplicaciones que hagan trabajos específicos y que los hagan bien. Así que, en todo caso, es probable que veamos aún más fragmentación en 2023.

Utilizar hardware básico para superar los problemas de la cadena de suministro

En un mundo en el que las cosas cambian cada hora, esperar más de seis meses para disponer de equipos especializados no es una opción. Algunos ya han empezado a encontrar la manera de resolver este problema comprando hardware básico que está mucho más disponible y, a continuación, invirtiendo en software especializado para ofrecer lo que necesitan de forma rápida y eficiente. Este enfoque en el software definido y habilitado continuará.

Líneas aún más difusas entre telecos y proveedores de nube

 Las empresas de telecomunicaciones ya llevan años construyendo nubes, pero a medida que aumente la tendencia hacia las aplicaciones distribuidas, la capacidad de elección y un entorno muy flexible, empezaremos a ver más empresas cloud en las redes, la infraestructura y la gestión de clientes. Las ya difusas líneas que separan a ambos sectores se harán aún más borrosas. Se avecina una batalla…

Firmado: Joe Baguley, CTO de VMware EMEA

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!