Intel trabaja en la nueva generación de SSD para ultrabooks

Intel quiere dar un importante salto en la evolución de las unidades SSD y ya está trabajando en colaboración con fabricantes especializados en la definición y el desarrollo de unas nuevas especificaciones para los sistemas de almacenamiento que veremos en los ultrabooks de 2013.

El objetivo de la compañía norteamericana es acabar con las limitaciones del binomio SSD mSATA, que no permite a los fabricantes de ultrabooks ofrecer capacidades que superen los 512 Gbytes. El nuevo estándar, denominado Next Generation Form Factor (NGFF), posibilitará crear unidades SSD que incoporen chips NAND en los dos lados de la placa.

La discusión se encuentra ahora en las dimesiones ideales para adaptar los nuevos SSD a los chasis de los diferentes modelos de ultrabooks. Por el momento se barajan dimensiones de 20 mm, 42 mm, 60 mm, 80 mm y 120 mm, y algunas fuentes aseguran que las versiones de 42 mm, 60 mm y 80 mm son las que tienen más oportunidades de convertirse en el nuevo estándar para la industria.