Primeros Benchmark de los procesadores Haswell

El portal especializado Tom’s Hardware ha tenido acceso a un prototipo del Intel Core i7-4770K ‘Haswell’ realizando la batería de pruebas externas más completa hasta la fecha, lo que nos puede dar idea de su rendimiento teniendo en cuenta que estos micros serán la base de la tercera generación de ultrabooks.

Las pruebas compararon el rendimiento del futuro Core i7-4770K frente a generaciones actuales y anteriores Core i7-3770K y Core i7-2700K. Más allá de que se trata de una muestra de ingeniería para equipos de escritorio y que tendremos que esperar a la versión final optimizada para una evaluación definitiva, el chip Haswell superó en una media de un 15 por ciento en rendimiento general al Ivy Bridge.

Bastante más en las aplicaciones de punto flotante ya que fue dos veces más rápido, lo que podría ser interesante para aplicaciones profesionales, de edición de imagen digital y/o computación científica.

Ello es posible gracias a las nuevas instrucciones AVX 2.0 (extensiones vectoriales avanzadas) con ancho del registro SIMD incrementado a 256-bits, nuevas características, instrucciones FMA3 (Fused Multiply-Add) y un nuevo esquema de codificación, aumentando el manejo de paquetes de datos vectoriales y el uso de más hilos y núcleos del procesador.

Las AVX 2.0 junto a las nuevas Haswell New Instructions (HNI) mejorarán el rendimiento de aplicaciones y sistemas operativos soportados como Windows 7 Professional y Windows 8 Pro.

También destacable en las pruebas el comportamiento de la gráfica integrada HD 4600 de nueva generación, que Intel incluirá en Haswell con un gran aumento de potencia (hasta el triple teórico en gráficos 3D) frente a Ivy Bridge. También mejora de la capacidad de overclocking, una memoria caché L4 exclusiva y soporte nativo para las nuevas instrucciones Direct X 11.1 de Microsoft. Se ofrecerá en tres versiones GT1, GT2 y GT3 dependiendo del procesador elegido y el ordenador al que va destinado.

Los Haswell también soportarán tecnologías como Intel Smart Response technology (SSD caching) y RAID de manera nativa. SSD Caching permite unificar un SSD y un HD como una única unidaddisponiendo de la velocidad del SSD para los archivos más utilizados mientras que se obtiene un acceso a toda la capacidad del disco duro.

Otra de las mejoras vendrán de la mano del soporte para memorias DDR4 hasta 2.133 MHz en configuración quad-channel, aunque no sabemos si esta configuración (más de escritorio) terminará llegando a los Ultrabooks.

Ultrabooks para los que se ofrecerá procesadores como el Core i7-4930MX, un desarrollo con cuatro núcleos y ocho hilos de procesamiento nativo, frecuencias de hasta 3,9 GHz, 8 Mbytes de caché de tercer nivel y frecuencias de hasta 1350 MHz en la GPU integrada también de nueva hornada, HD 4600.