9 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Guía para gestionar los dominios en el nuevo esquema de los gTLD

Guía para gestionar los dominios en el nuevo esquema de los gTLD

Guía para gestionar los dominios en el nuevo esquema de los gTLD
julio 19
14:06 2012

 Jerome Sicard

Jerome Sicard, Regional Manager South Europe MarkMonitor.

Su marca necesita estar lista para el próximo gran hito en la expansión de los dominios genéricos (gTLDs) de Internet realizado por la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN). Y también para el efecto que éste tendrá en el portfolio de dominios de las empresas y en su estrategia de protección de marcas.

Antecedentes

En la actualidad son los dominios de alto nivel son 22, el más conocido es .com. La expansión del “.marca” abrió la puerta para que las marcas, las comunidades sociales, geográficas o de otro tipo y las empresas puedan operar con sus propios dominios. En una primera fase, se realizaron entre 1.000 y 2.000 solicitudes de nuevos dominios “.marca”; el plazo para la siguiente ronda es un tema todavía abierto.

Los empresarios y los grupos ven oportunidades en la expansión de los nombres de dominio en Internet; los expertos, por su parte, creen que muchas de las más de 1.000 solicitudes de nuevos dominios tendrán orígenes de tipo comercial. Además, conocemos 40 solicitudes basadas en comunidades, como: .arab, .irish, .kiwi y .kurd; 80 basadas en áreas geográficas, como: .nyc, .florida, .berlin y .afrique; y 55 genéricas, como: .film, .movie, .eco, .bank y .ski.

La revisión de las solicitudes es crucial

ICANN ha iniciado un complejo proceso de revisión y alegaciones que se prolongará hasta noviembre de 2012. Durante este periodo, los ejecutivos de marca deben estar preparados para escrutar la lista de solicitudes y asegurarse que ninguno de los dominios propuestos interfiere en sus marcas o podría ser causa de confusión en el mercado. ICANN ha previsto una determinada variedad de objeciones en los procesos. Cada tipo de reclamación acarrea un conjunto de procesos pre-definidos y de criterios establecidos, y serán estudiados por un cuerpo de profesionales experto e independiente.

En el caso de las marcas, el Centro WIPO de Mediación y Arbitración de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual analizará las reclamaciones y tomará una determinación. El proceso está bien detallado y adaptado para aquellos que tienen un control firme sobre la ley de protección de las marcas y sus requisitos.

Dominios

Las solicitudes susceptibles de causar las mayores preocupaciones para las marcas son probablemente aquellas que consisten en términos genéricos solicitados por una única compañía y que intentan restringir la propiedad y la posibilidad de registrar un dominio determinado. Por ejemplo, ¿qué ocurre cuando una compañía fabrica cámaras y otra compañía de la competencia decide registrar .camara? ¿Podría registrar su marca con este nombre de dominio, ej. sumarca.camara? ¿Qué ocurriría si un diseñador de zapatos ve a otro registrar .zapato? ¿O si la competencia de una editorial registra .libro?

El momento de revisar el portfolio de dominios

Además de revisar el portfolio de dominios e identificar cualquier problema que pudiera haber, el periodo de reclamaciones es el momento ideal para planificar el impacto de la expansión de los dominios de Internet en su portfolio. Quizás un dominio particular podría abrir nuevas oportunidades de negocio para su marca, especialmente si éste se hace famoso entre los consumidores. La suma de más de 1.000 nuevos dominios requerirá a las marcas reexaminar la estrategia defensiva de su portfolio de dominios.

El primer paso para planificar cómo será el impacto de los nuevos dominios en una estrategia defensiva es dar un paso atrás y decidir cuáles de los dominios existentes no son ya necesarios y descartarlos del portfolio de la empresa. Los criterios para su eliminación podrían incluir, entre otros, a los dominios que fueron registrados pero nunca usados o a productos o servicios que nunca serán lanzados.

Se impone una correcta evaluación de los dominios que no se han usado desde hace tiempo para promocionar o proteger una marca. Los términos semánticos varían en función de la evolución de la cultura y un concepto que era usado hace cinco años podría, después de un tiempo, no generar tráfico o motivo de preocupación.

Cuando se lanza una mirada crítica hacia el portfolio de dominios, hay que estar seguro de reservar los nombres que podrían incurrir en grandes costos de reconocimiento de marca. Así pues, hay que asegurarse de conservar el nombre de dominios con una alta probabilidad de ocupación ilegal.

Por ejemplo, en estos momentos, los consumidores están buscando compras económicas y los nombres de dominio que incluyen términos como “outlet”, “oferta” o “liquidación” son extremadamente atractivos para los ciberdelicuentes. Añadir estos registros defensivos en el portfolio significa adelantarse a los ciberdelicuentes.

Las políticas de gestión de dominios

Además de revisar el portfolio de dominios de las compañías, también es un buen momento para revisar las políticas de gestión de dominios. Lo primero es asegurarse de identificar a los individuos que podrán solicitar, aprobar y modificar los registros. Ya no es suficiente con garantizar la seguridad de su página web; el nombre de dominio en sí mismo necesita también seguridad frente a los hackers. Si su registrador de dominios no está provisto de la última tecnología en materia de seguridad en los nombres de dominios, es el momento de buscar a alguien que lo sustituya.

La revisión de las políticas de registro debe incluir directrices en lo relativo a variaciones de la marca, errores ortográficos comunes o combinaciones de términos, como “marcatienda” y “tiendamarca” en los nombres de dominios; así como definir otras circunstancias especiales que sea preciso tener en cuenta.

La puesta en marcha de buenas prácticas

Por último, es también el momento ideal para modernizar la gestión de los dominios con la aplicación de las mejores prácticas usadas para proteger la marca. En el nivel más básico, es importante monitorizar los problemas potenciales en todos los nuevos registros gTLD para evitar el uso indebido de las marcas, nombres comerciales y eslóganes. En este sentido, es fundamental asegurarse de monitorizar los registros cuestionables, para después empezar a monitorizar también los contenidos.

Escrutar la propiedad de los datos en grabaciones WHOIS en relación con los nombres problemáticos y su histórico es una buena práctica. La catalogación de los dominios abusivos e ilegales, especialmente aquellos que han atraído un tráfico significativo, es vital. La recuperación del tráfico generado por la búsqueda de una marca y derivado de la página web de la misma es una prioridad. El trabajo conjunto entre el departamento legal, de protección de marcas y de seguridad es necesario para identificar la mayoría de las páginas web que recogen gran cantidad de tráfico de forma abusiva para después pedir responsabilidades. Una vez recuperados los nombres de dominios “robados”, hay que poner en marcha un plan para capturar el tráfico perdido y re-direccionarlo a la sección correcta de la página web de la marca.

Esto es especialmente importante en casos de fraude que explotan una marca con falsificaciones y que, de esta manera, toman ventaja sobre los consumidores y erosionan su confianza en la marca. La incorporación de una estrategia de defensa activa que identifique administrativa, legal y/o técnicamente los términos que derivan tráfico hacia páginas web ilícitas que tienen como objetivo una marca determinada es también importante para que los clientes de la misma no sean víctimas de estafas.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!