Conecta con nosotros

Noticias

Samsung y el motor, ¿más vale tarde que nunca?

Publicado el

Oficinas-Samsung

Aunque en muchos aspectos pasa desapercibida, la presencia de la electrónica en los coches es muy alta y no hace más que crecer. Primero fueron los sistemas de control básico de algunos elementos (inyección, elevalunas, etcétera), después llegaron las centralitas que gestionan múltiples funciones del vehículo y, dentro del boom de la electrónica de consumo, la integración de sistemas de información y ocio a bordo, manos libres, GPS, conectividad… A día de hoy un coche tiene poco o nada que envidiar a cualquier dispositivo tecnológico en cuanto a componentes electrónicos en su interior. Esto, claro, propició que hace unos años muchos fabricantes tecnológicos se interesaran en empezar a trabajar con los grandes grupos del motor, dando lugar a colaboraciones muy rentables para ambas partes. Hasta ahora el fabricante coreano parecía no estar interesado en este sector, pero un artículo de Reuters apunta en la dirección contraria: Samsung está intentando entrar en el sector del motor como proveedor de soluciones tecnológicas para sus vehículos.

Para llegar a tal conclusión, la agencia ha realizado un estudio sobre las patentes registradas por Samsung y otras empresas del grupo, y afirma que hasta dos tercios de las mismas (1.804 en Estados Unidos entre 2010 y 2013) están relacionadas con vehículos eléctricos y componentes electrónicos para coches. Y aunque pueda parecer que ha pasado ya mucho tiempo desde dichas operaciones, hay que tener en cuenta que el registro de la patente es sólo el primer paso, después todavía queda mucho trabajo de desarrollo y, lo que es incluso más importante, la labor de llegar hasta los fabricantes y conseguir entrar en un sector en el que los que ya están mantienen posiciones muy consolidadas.

La tendencia, la gran tendencia, no es que haya un montón de dispositivos inteligentes y conectados a Internet (Internet de las Cosas), esto ya es, en cierta medida, el presente. Hacia donde se dirige todo, y es en la dirección en la que apuntan muchos analistas, es a la integración de esos elementos en un “todo” común. No tiene sentido que la inteligencia de un smartphone no “se hable” con la inteligencia de un coche. Allá por principios de los 90, en su memorable Being Digital, Nicholas Negroponte ya hablaba de lo ilógico que era que, al irse la luz de casa, el despertador (o el reloj del horno) volviera a la vida con un 00:00 parpadeando. Y se preguntaba si no era posible que unos dispositivos hablaran con otros, y que todos ellos hablaran con la red. Y es aquí, donde tanto por experiencia como por cuota de mercado, Samsung puede aportar mucho.

Sin embargo no lo tiene fácil. LG acaba de anunciar un acuerdo de colaboración con General Motors. Un acuerdo al que, evidentemente, no se ha llegado de un día al siguiente. Esto, como mínimo, indica que ya hay otros fabricantes que se han adelantado. Esto, ojo, no significa que Samsung no pueda llegar a entrar en este sector. Tiene potencial y tiene la capacidad y los recursos necesarios para hacerlo. Lo que ocurre es que, cuando no eres el primero, la última alternativa que te queda para destacar es ser el mejor.

Imagen:Oskar Alexanderson

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!