Conecta con nosotros

Noticias

¿Sirve de algo que el CEO renuncie a su bonus para retener empleados?

Publicado el

ceo-bonus

Hace poco más de un mes que LinkedIn comunicó sus resultados correspondientes al último trimestre de 2015. Fueron buenos, pero aun así, la empresa se ha metido en una espiral de problemas desde entonces. Se desplomó en bolsa tanto que ha perdido aproximadamente la mitad de su valor. Todo porque sus expectativas para 2016, según los cálculos de la propia compañía, no son demasiado buenas. Los analistas no han recibido muy bien la noticia, y los accionistas tampoco. Y cuando las empresas se tambalean o muestran signos de debilidad, sus mejores empleados suelen salir por la puerta rumbo a otras empresas más estables.

LinkedIn está preocupada por esta última situación, y sus directivos están haciendo todo lo posible para atajarla. Según Bloomberg, su CEO, Jeff Weiner, tuvo un encuentro hace un par de semanas con la plantilla, compuesta por 9.200 trabajadores, para intentar calmar sus ánimos. Pero no ha sido su único gesto con ellos. La semana pasada, Weiner renunció a su bonus anual de 14 millones y decidió que se destinase a los trabajadores de LinkedIn.

Este último movimiento se ha convertido en una acción muy popular en las empresas que están atravesando problemas, con el objetivo de subir la moral de la plantilla y ganarse su lealtad. Jack Dorsey regaló 200 millones de dólares a los empleados de Twitter después de sus primeras dos semanas como CEO, periodo en el que hubo una ronda de despidos. Por otro lado, El CEO de Aeropostale, Julian R Geiger, regaló a su plantilla a principios de este año un millón de dólares en stock options. Pero ¿funciona realmente para retener a los trabajadores en una empresa con problemas?

Parece ser que no mucho, según Brian Kropp, Responsable de Recursos Humanos de CEB. Claro que a la gente le gusta recibir dinero, pero en su opinión, este tipo de gestos son poco menos que flor de un día. “No cambia nada. Hay bastante cháchara y polémica al respecto, pero este tipo de acciones no se sostienen. Una nota de agradecimiento bien escrita de parte de un directivo tiene tanto impacto como un extra de dinero“.

Lo que de verdad retiene contra viento y marea a la gente en sus trabajos son las oportunidades de crecimiento en su trabajo que pueden percibir, en opinión de varios expertos en recursos humanos. El dinero y las recompensas tienen su parte en la ecuación, pero no lo es todo. Lo que hace que la gente se quede es ver un futuro con sus jefes, lo que es bastante complicado cuando no está claro si la dirección tiene en sí misma futuro. En su opinión, para retener a un trabajador es mejor asignarles proyectos interesantes, mejorar su nivel de conciliación entre vida labora y familiar o crear un ambiente de favorezca las amistades en el trabajo.

Esto no quiere decir que el gesto de renunciar a un bonus carezca de valor a los ojos de los empleados. Para ellos es una muestra de empatía. Según Jason Wesbecher, CMO de Mattersight, una empresa que vende software para ayudar a las empresas a retener talento: “No creo que el impacto financiero entre los trabajadores de base sea tan fuerte como compartir el dolor y los problemas que el CEO está tratando de comunicar“. Y es que la humanidad es, en algunos casos, lo único que puede ofrecer un directivo en tiempos difíciles.

Foto: Sylvain Kalache

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!