Conecta con nosotros

Opinión

El poder transformador de las TIC en 30 años de historia (I parte)

Publicado el

Transformación

Transformación

En los últimos treinta años, cada vez que acudo a un congreso o conferencia sobre el sector tecnológico me encuentro con algún conferenciante que afirma con cara muy seria que “estamos viviendo un nuevo paradigma”. Casi siempre, se trata de vendedores de tres al cuarto que, para aparentar ser intelectuales, utilizan una palabra que no entienden y que filósofos, sociólogos, economistas e historiadores se toman muy en serio.

Habiendo estudiado filosofía, sociología, economía e historia, al tiempo que he dedicado buena parte de mi carrera profesional a ser consultor económico y empresarial para empresas tecnológicas no sabría decir si, desde 1986 al día de hoy ha habido cambios de paradigma o no en el sector tecnológico. Si he visto que se trata de un sector en constante evolución y que hace evolucionar otros sectores de actividad, sea la automoción, la banca, la gran distribución, el turismo o la manufactura, mejorando su productividad y competitividad.

En mi primer trabajo, con 14 años, fui testigo de un gran cambio (aunque no sé si cualifica como “cambio de paradigma”, que dicen los pedantes): yo escribía sobre macroeconomía para la mayor agencia de noticias del país, en con una vieja máquina de escribir y, un buen día, me pusieron un ordenador. Aquello me quebró el sistema operativo cerebral, aunque tardé años en saber lo que era un sistema operativo real en el mundo del software. Era 1986.

Treinta años más tarde, SAGE, compañía de soluciones de software de gestión empresarial para pymes, evoluciona hacia un nuevo modelo de negocio por el que cientos de miles de pequeñas, medianas empresas y autónomos podrán optar entre comprar una licencia, “el pago por uso”, modelo de subscripción, acudir a la nube (en inglés lo denominan cloud computing; los mismos que desgastan la palabra “paradigma”), etc. Cuando conocí a Álvaro Ramírez, en 1991, fundador de SP, Contaplus, etc, las únicas nubes que conocíamos eran las del cielo.

Él consiguió que su producto se convirtiera en el estándar de mercado para que pymes, despachos profesionales, administración pública, autónomos, o gestorías llevaran la contabilidad de manera rápida, productiva y eficaz. El actual consejero delegado de SAGE en España y Portugal, Luis Pardo Céspedes, está liderando un profundo proceso de transformación hacia la digitalización -donde está cloud computing-, dando ejemplo con su empresa y ayudando a cientos de miles de pymes y autónomos en el camino.

Telefónica, La Caixa, El Corte Inglés y las TIC

He hablado de la palabra “digitalización”, en boca del CEO de una filial de multinacional tecnológica con presencia en España, como es SAGE. También la utiliza el presidente de la primera empresa de España, Telefónica: primera en beneficios, primera en aportación al PIB nacional, primera en liderazgo y reputación.

Su presidente ejecutivo, César Alierta, que también es presidente del Consejo Empresarial de la Competitividad que agrupa a las empresas sistémicas españolas como La Caixa, El Corte Inglés, Abertis o Gas Natural Fenosa, entre otras, lleva años afirmando que Telefónica se está transformando en una telco digital. Además, cree que la digitalización y los contenidos son una buena parte del futuro exitoso de las telecomunicaciones.

Se entiende que, como buenos seguidores (followers, que dicen los vendedores de coches de segunda mano), Orange y Vodafone, a continuación, copiarán el modelo de Telefónica. Porque (otra palabra clave del nuevo paradigma, perdón que me ría mientras lo escriba) la convergencia no la inventaron ni Vodafone ni Orange, sino Telefónica. Soy testigo, puesto que, durante los años 2010 y 2011 estuve (a través de mi empresa, Advice Strategic Consultants) haciendo estudios volumétricos y de mercado: cuál debe ser la oferta, qué productos y servicios ha de incluir, a qué precio, quién es el público objetivo, cuánto está dispuesto a pagar por ese todo en uno que, ahora, cinco años después, han encontrado Vodafone y Orange, como si hubieran descubierto América. Me alegro que una empresa española haya sido la pionera en el nuevo mercado de las telecomunicaciones: con razón, Telefónica aparece como “una de las empresas más admiradas del mundo”, según el ranking publicado por la revista Fortune el mes de marzo de 2016. Se acabó el “que inventen otros”, de Unamuno, porque ahora inventamos nosotros.

La banca

En 1986 yo tenía una cartilla en la Caja Postal, asociada a una cuenta bancaria que me habían abierto mis padres. Caja Postal, junto con otras cinco entidades, se convirtió en 1994 en Argentaria, Corporación Bancaria de España, que acabó fusionándose con BBV, dando lugar a BBVA. Pues bien, su presidente, el 12 de marzo de 2016 afirmaba que “la banca tradicional desaparecerá y que la clave está en la digitalización: nosotros no somos un banco; BBVA competirá con Google, con Amazon.com, con Facebook, con Apple…”. Esto está muy bien, aunque cada vez que entro en una oficina de BBVA lo que me ofrecen son préstamos y productos de inversión y no conexión a Internet, redes sociales o teléfonos inteligentes.

A pesar de todo, no le falta razón al señor González en cuanto a que la digitalización -basada en las Tecnologías de la Información- es el futuro de la banca. La primera entidad financiera de España por cuota de mercado, CaixaBank es, -según Forrester, Euromoney y The Banker-, el banco más exitosamente tecnologizado del mundo. Y el que más apuesta por la innovación tecnológica, la banca móvil y la banca por Internet, con millones de clientes operando ya online gracias a CaixaBank. Al igual que Telefónica antes con la convergencia, es de un gran mérito que un banco español gane galardones de las principales consultoras tecnológicas, instituciones y publicaciones especializadas por ser el banco más innovador del mundo, durante cinco años consecutivos. Es fruto de la voluntad de sus líderes empresariales (Isidre Fainé, Gonzalo Cortázar, Jaume Giró) y se lleva a cabo gracias a las Tecnologías de la Información aplicadas a la banca móvil y por Internet.

Cuando pensamos en el comercio electrónico, muchas veces nos viene a la cabeza Amazon. Icono americano. Grandes almacenes. Precios baratos. Mundo online. Marketplace. Recuerdo haber leído sobre ello en la revista Business Week en 1994, aunque quien lo enunciaba entonces no era el fundador de Amazon.com, sino el presidente de Intel entonces, Andy Grove, que explicaba/describía en seis páginas de entrevista “un futuro futurista” -perdón por la reiteración hecha a propósito- que, entonces, a mí me pareció fruto del sueño de una noche de verano y, en cambio, hoy es una realidad…, tanto en Amazon.com como en El Corte Inglés de Málaga. He dicho Málaga porque mi madre vive allí, pero se aplica a todo el territorio físico nacional y al orbe infinito del ciberespacio. Ejemplo:

El Corte Inglés acaba de lanzar un nuevo servicio de compra online con entrega en sólo dos horas para un elevado número de artículos de diferentes categorías. El cliente puede elegir, en el momento de realizar su compra a través de la web, la posibilidad de recibir la mercancía en un plazo de dos horas en su domicilio. La propia web indica al usuario qué productos podrá recibir en ese plazo de tiempo, en función del lugar de entrega y del stock disponible en ese momento. Tan sólo en la última campaña de Navidad, El Corte Inglés superó en su terreno, el online, a Amazon.es en España en facturación, número de clientes y número de visitas. Y, además, la compañía dispone en el sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones de su propio grupo, formado por las empresas Informática El Corte Inglés, Investrónica y Telecor: es decir, TIC en estado puro.

He puesto ejemplos de cómo tres grandes empresas sistémicas españolas (Telefónica, La Caixa, El Corte Inglés) son capaces de transformar su negocio exitosamente y el de su sector, innovando con las tecnologías de la información.

jorge diaz cardielJorge Díaz-Cardiel es socio director general de Advice Strategic Consultants. Economista, sociólogo, abogado, historiador, filósofo y periodista. Ha sido director general de Ipsos Public Affairs, socio director general de Brodeur Worldwide y de Porter Novelli International; director de ventas y marketing de Intel Corporation y director de Relaciones con Inversores de Shandwick Consultants. Autor de más de 5.000 artículos de economía y relaciones internacionales, ha publicado más de media docena de libros, como La victoria de América, Éxito con o sin crisis y Recuperación Económica y Grandes Empresas, Obama y el liderazgo pragmático, La Reinvención de Obama, Contexto Económico, Empresarial y Social de la Pyme en España, entre otros. Es Premio Economía 1991 por la Cámara de Comercio de España.

Socio director general de Advice Strategic Consultants. Economista, Sociólogo, Abogado, Historiador, Filósofo y Periodista. Ha ocupado cargos de responsabilidad en empresas de comunicación, relaciones públicas y tecnología. Ha escrito más de mil de artículos de economía y relaciones internacionales y una veintena de libros.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!