Conecta con nosotros

Noticias

Los robots destruirán más de la mitad de los empleos del sudeste asiático

Publicado el

Robots

La automatización de determinados procesos industriales ha sido, siempre, vista como una gran amenaza para los trabajadores que, hasta ese momento, han asumido dichas funciones. Y es normal, claro, a nadie le gusta la perspectiva de que, de repente, aparezcan unos cuantos robots industriales y, de la noche a la mañana, asuman lo que hasta el momento era su trabajo. Sin embargo ese es el signo de los tiempos, y saber verlo cuando todavía falta tiempo para que ocurra es la mejor arma para tomar medidas y evitar sufrir las consecuencias de dicho cambio. En ese sentido, y tal y como informa hoy la Agencia Reuters, la Organización Internacional del Trabajo (International Labour Organization), organización dependiente de Naciones Unidas, ha alertado de que en las próximas dos décadas la automatización de la producción destruirá hasta 137 millones de empleos en el sudeste asiático.

Concretamente, el organismo señala que los países más afectados serán Camboya, Indonesia, Filipinas, Tailandia y Vietnam, que verán como un 56% de los puestos laborales existentes en la actualidad pasarán a ser asumidos por robots industriales y otros sistemas de automatización de la producción. Así, según Deborah France-Massin, directora de la oficina de la OIT de actividades para los empleadores, “Los países que compiten en salarios bajos tienen que replantear su posición. La ventaja de los precios ya no es suficiente. Los formuladores de las políticas han de forjar un clima más propicio para aumentar las inversiones en capital humano, investigación y desarrollo, y productos de gran valor”. Y es que, claro, este desplome en la demanda de trabajadores afectará precisamente a los puestos de trabajo para los que necesario un menor nivel de cualificación profesional.

El desafío para dichos trabajadores es considerable, pero es un cambio en el que también deben involucrarse las autoridades, en las que recae la responsabilidad de dirigir ese cambio ahora, antes de que sea demasiado tarde. En palabras de France-Massin “Los formuladores de las políticas han de forjar un clima más propicio para aumentar las inversiones en capital humano, investigación y desarrollo, y productos de gran valor”. Es decir, que han de comenzar, ya mismo, a dirigir una transformación integral de su población, con el objetivo de que en dos décadas esté preparada para asumir los cambios que se van a ir produciendo de manera paulatina.

Por sectores, el más afectado sin duda será el textil. Los países del sudeste asiático se han convertido en el primer proveedor de prendas para las empresas occidentales. En este sector, la destrucción estimada de puestos de trabajo alcanzará el 64%, principalmente por la instalación de robots de producción. Sin embargo, también se verán afectados otros sectores dedicados a la manufactura, como la industria del motor y la de la electrónica de consumo. La apuesta de la OIT pasa, sin duda, por lograr que dichos trabajadores, así como los que todavía se están formando y los que lo harán en el futuro, aprendan todo lo posible sobre dichas tecnologías de automatización, así como de los nuevos perfiles de profesionales que serán necesarios para gestionar los mismos. Es, sin duda, una apuesta complicada, y dos décadas pasan más deprisa de lo que parece, así que habrá que prestar mucha atención, para comprobar si el sudeste asiático todavía está a tiempo de evitar esa potencial catástrofe social.

 

Imagen: Phasmatisnox

Click para comentar

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!