Conecta con nosotros

Noticias

Curiosity, el rover de Marte, ya tiene inteligencia artificial

Publicado el

Ya han pasado casi cuatro años desde la llegada del rover Curiosity a la superficie de Marte, allá por agosto de 2012. Desde entonces, el vehículo explorador no ha dejado prácticamente en ningún momento de remitir interesantísima información sobre el planeta rojo, en una misión dirigida principalmente a determinar si, en algún momento de su historia, el planeta rojo ha podido ofrecer condiciones adecuadas para la vida microbiana. Cuatro años en los que, desde el control de la misión en la tierra, se han dirigido todos los pasos del vehículo. Pero esto está a punto de cambiar, ya que la última actualización del software del rover lo ha dotado de una nueva función, gracias a la cual gozará de mayor autonomía. Se trata, efectivamente, de un sistema de inteligencia artificial, informa hoy Computerworld.

El sistema, desarrollado en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, dota a Curiosity de la capacidad de elegir, ante la duda, qué elementos de la superficie del planeta son los más interesantes y, por lo tanto, los que debería analizar. Así, el vehículo podrá tomar decisiones de manera autónoma y, directamente, enviar los resultados de sus pruebas a la tierra, donde serán estudiados a fondo. Esto no significa, no obstante, que los científicos pierdan el control sobre el rover. Aún tienen la capacidad de controlarlo y decidir si quieren que algún elemento de la superficie del planeta sea analizado. Lo que hace es reducir el número de decisiones que deben tomar, pues muchas de ellas se basan en los mismos preceptos que el sistema de inteligencia artificial con el que ahora cuenta el explorador.

La nueva función permite, además, optimizar el tiempo de trabajo del rover, evitando el tiempo que se pierde entre que el vehículo remite una consulta a la Tierra (¿analizo A, B o C), los científicos toman la decisión adecuada y, a continuación, la vuelven a enviar a Marte. El desarrollo de un sistema de inteligencia artificial para este fin habría sido imposible antes de la llegada de Curiosity a Marte, y las exploraciones que ha realizado durante estos cuatro años, pues es en base a estas que los científicos han sido capaces de desarrollar el algoritmo en el que se basa. Sin embargo, llegado a este punto, tiene todo el sentido del mundo que el explorador ya sea capaz de funcionar de manera autónoma en este aspecto, y ahora ya solo cabe esperar que el cambio se traduzca en un incremento en su productividad. Y, claro, en una muestra más de los mil usos que puede tener la inteligencia artificial.

 

Imagen: NASA

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!