Conecta con nosotros

Noticias

Consejos de un emprendedor para emprendedores

Publicado el

Emprendedor

Emprender suena bien. Ser entrepreneur, founder y demás no solo mola bastante, además es un interesante plan alternativo a un mercado laboral que, aunque parece dar señales de recuperación tras unos años horribles, todavía dista mucho de estar en su mejor momento. Sin embargo no es ya que no sea sencillo, es que en realidad es todavía mucho más complicado de lo que pueda parecer. Así, es interesante escuchar con atención los consejos que recibimos a este respecto, si bien hay que saber filtrar un poco. Por ejemplo, hace unos días te hablábamos de la particular opinión de Marissa Mayer al respecto, y que se resume en que es, casi exclusivamente, cuestión de “echar horas”. Hoy, Recode dedica un artículo a los consejos de Jeff Haynie, que lleva más de 20 años en la vanguardia de las start-ups. Estos son los cinco puntos en los que afirma que hay que poner el foco.

1 – Monetiza, cuanto antes mejor: Durante mucho tiempo, se ha confiado en el mantra que afirma “primero el crecimiento, luego el dinero”. Es decir, que al principio solo hay que preocuparse en crecer en volumen de usuarios, y que alcanzada la masa crítica, ya llegará el momento de empezar a ganar dinero con los mismos. Sin embargo, y según su experiencia, en muchas ocasiones es difícil, una vez alcanzada la escala deseada, lograr que muchos usuarios pasen de modelos freemium a otros de pago. Retrasar en demasía la monetización del producto o servicio, incrementará la resistencia de los usuarios a aceptar por pagar por algo que, hasta ese momento, ha sido gratuito. ¿Qué pasaría si, por ejemplo, Facebook o Twitter pretendieran, a estas alturas, empezar a cobrar por sus servicios? Sí, el efecto sería tan letal como puedes imaginar.

2 – Crecimiento “lento”: A todos nos ciegan un poco esos casos de start-ups que escalan a velocidad de vértigo. Y hay algunos casos (aunque pocos, la verdad) de un éxito sostenido tras un crecimiento de ese tipo. El problema es que, en la mayoría de los casos, las estructuras internas de dichas compañías no se adaptan, de manera adecuada, a dicho crecimiento, lo que da lugar a que, al final, la estructura de un gran rascacielos se sostiene sobre un castillo de naipes. Para Haynie es mejor un crecimiento gradual, que vaya consolidando cada salto, y que muestre una estructura sólida para sostener todo.

3 – Cuidado con el gasto: Otra imagen común de muchas start-ups, especialmente cuando empiezan a recibir sus primeras inversiones, es el gasto desmedido: oficinas que parecen SPAs de lujo, equipos y sistemas que hacen palidecer de envidia a los de cualquier otra empresa… gastos, gastos y más gastos. Y el problema es que muchos de esos gastos, totalmente prescindibles, son lamentados a posteriori, cuando ese dinero (que ya se ha gastado) sería necesario para invertir en el futuro de la start-up. No hablamos de tener a “los hombres de negro” las 24 horas en la oficina, pero lo cierto es que contar con la asesoría de inversores puede ayudar a poner los pies en la tierra, en un momento en el que es muy fácil dejarse llevar por la emoción y gastar a a lo loco. Dinero en el banco es igual a tener más opciones.

4 – No pretendas hacerlo todo: Tu start-up es tu creación, así que es más que probable que desees controlar hasta el último aspecto de la misma. Sin embargo, hay determinados aspectos de la misma que pueden robarte un tiempo vital, y que es más sensato que delegues en terceras personas, o que subcontrates. El outsourcing no muerde y, en la mayoría de las ocasiones, te permitirá centrarte en lo verdaderamente importante: hacer que tu empresa crezca. Ojo, puede parecer que este consejo rivaliza con el anterior (el control de gastos), pero a este respecto es imprescindible distinguir entre gasto necesario y gasto superfluo, por lo tanto, prescindible.

5 – Mídelo todo: Hay una frase muy común, y que todo emprendedor debe recordar siempre: “Lo que no se puede medir, no se puede mejorar”. En algunos casos se pueden aplicar métricas más que conocidas, mientras que en otros casos tendrás que desarrollar las tuyas propias, y esto puede ser complicado. Sin embargo, hacerlo es imprescindible para poder evaluar correctamente qué está funcionando bien, qué aspectos son mejorables, y dónde hay agujeros que conviene tapar lo antes posible.

 

Imagen: Eibt

Noticias

El MIT investiga como usar el CO2 para crear baterías de litio

Publicado el

¿Y si el dioxido de carbono pudiera transformarse en energía? Este es el desafío que plantea el nuevo estudio del MIT que quiere crear una batería que utilice el CO2 que se genera en las plantas energéticas en un carbonato mineral sólido. En lugar de tratar de convertir el dióxido de carbono a productos químicos especializados que utilizan catalizadores metálicos, lo que actualmente es un gran desafío, esta batería podría convertir continuamente el dióxido de carbono en un carbonato mineral sólido a medida que se descarga.

Todavía se trata de una investigación muy temprana, pero abre un camino muy prometedor que podría resolver dos de los mayores problemas del planeta Tierra: la emisión de gases invernadero a la atmósfera y la creación de otra fuente de energía limpia.

La batería se fabricaría en litio, carbón y electrolitos. Según cuenta uno de los ingenieros del estudio Betra Gallant a la revista Joule, “el dióxido de carbono no es muy reactivo, por lo que tratar de encontrar nuevas vías de reacción es muy importante“. Actualmente las plantas energéticas equipadas con captura de sistemas de carbono utilizan el 30% de las electricidad que generan para capturar, liberar y almacenar el dioxido de carbono. Según los investigadores, cualquier cosa que pueda reducir el coste de este proceso o que ueda resultar en un producto final que tenga valor, podría cambiar significavamente el sistema económico.

En geneneral, la forma de conseguir que el dioxido de carbono muestre actividad significativa en condiciones electroquímicas es con grandes aportes de energía que tiene que aplicarse con un gran voltaje. Esto supone un proceso costoso e ineficiente. Idealmente, el gas sufriría reacciones que producen algo que vale la pena, como un químico o un combustible útil. Sin embargo, los esfuerzos de conversión electroquímica, generalmente realizados en agua, siguen siendo obstaculizados por la alta cantidad de energía requerida y la escasa selectividad de los productos químicos producidos.

Betar Gallant y sus compañeros, expertos en reacciones electroquímicas no acuosas, como las que subyacen en las baterías de litio, analizaron si la química de captura del dióxido de carbono podría utlizarse para producir electrolitos cargados de con dioxido de carbono, una de las tres partes esenciales de una batería, donde el gas capturado podría ser utilizado durante la descarga para una potencia de salida.

Este enfoque es diferente de liberar el dióxido de carbono a la fase gaseosa para el almacenamiento a largo plazo, como ahora se usa en la captura y secuestro de carbono (CCS). Ese campo generalmente busca formas de capturar el dióxido de carbono de una planta de energía a través de un proceso de absorción química y luego almacenarlo en formaciones subterráneas o alterarlo químicamente en un combustible o materia prima química.

En cambio, este equipo desarrolló un nuevo enfoque que podría usarse potencialmente en la corriente de desechos de la planta de energía para hacer material para uno de los componentes principales de una batería.

Si bien el interés ha crecido recientemente en el desarrollo de baterías de dióxido de carbono y litio, que utilizan el gas como reactivo durante la descarga, la baja reactividad del dióxido de carbono ha requerido típicamente el uso de catalizadores metálicos. No solo son caros, sino que su función sigue siendo poco conocida, y las reacciones son difíciles de controlar.

Sin embargo, al incorporar el gas en estado líquido, Gallant y sus colaboradores encontraron la manera de lograr la conversión electroquímica de dióxido de carbono utilizando solo un electrodo de carbono. La clave es preactivar el dióxido de carbono incorporándolo a una solución de amina.

“Lo que hemos demostrado por primera vez es que esta técnica activa el dióxido de carbono para una electroquímica más fácil“, dice Gallant. “Estas dos sustancias químicas (aminas acuosas y electrolitos de batería no acuosos) normalmente no se usan juntas, pero descubrimos que su combinación imparte comportamientos nuevos e interesantes que pueden aumentar el voltaje de descarga y permitir la conversión sostenida del dióxido de carbono“.

A través de una serie de experimentos, demostraron que este enfoque funciona y pueden producir una batería de dióxido de carbono y litio con voltaje y capacidad que sea competitiva con las baterías de litio de última generación. Además, la amina actúa como un promotor molecular que no se consume en la reacción.

La clave fue desarrollar el sistema electrolítico correcto, explica Khurram. En este estudio inicial de prueba de concepto, decidieron usar un electrolito no acuoso porque limitaría las vías de reacción disponibles y, por lo tanto, haría más fácil caracterizar la reacción y determinar su viabilidad. El material de amina que eligieron se usa actualmente para aplicaciones de CCS, pero no se había aplicado anteriormente a las baterías.

Imagen: Jason Blackeye on Unsplash

Continuar leyendo

Noticias

Lenovo ThinkPad A285 con Ryzen Pro

Publicado el

La gama de equipos profesionales de Lenovo se ve reforzada con este nuevo portátil Lenovo ThinkPad A285 que puede equipar procesadores AMD Ryzen 3 Pro 2200U, Ryzen 5 Pro 2500U o Ryzen 7 Pro 2700U. Una de las características que diferencia a estos procesadores de AMD de la mayoría del resto de micros es que reúnen, en un solo circuito integrado, tanto el procesador en sí como la tarjeta gráfica.

Continuar leyendo

Noticias

Routers y módems domésticos, afectados por nuevos aranceles de EEUU a productos de China

Publicado el

Routers y módems domésticos, afectados por nuevos aranceles de EEUU a productos de China

Este lunes entran en vigor nuevos aranceles impuestos por Estados Unidos a mercancías procedentes de China, que se suman a los que ya están en vigor, y que afectarán aproximadamente a 200.000 millones de dólares en productos. Y cómo no, aunque hay muchos productos tecnológicos que se han librado de ellos, hay otros que no han corrido la misma suerte. Como los módems, routers y equipamiento diverso de redes, según apuntan desde Reuters. Y no sólo los destinados a empresas, sino también los diseñados para el hogar. Según los funcionarios de la Agencia de protección de fronteras y aduanas, se espera que el país ingrese varios miles de millones de dólares con estos nuevos aranceles, que gravan las mercancías con un 10% de su valor.

Mientras tanto, diversos dispositivos de tecnología de consumo, entre los que están los altavoces y los relojes inteligentes, han quedado exentos de estos nuevos aranceles. Esto va a desembocar en una estructura de tarifas de dos niveles para los dispositivos y equipos de Internet de consumo. Así, muchos productos, como las pulseras de actividad de Fitbit, el smartwatch de Apple o el altavoz inteligente de Amazon tendrán ventaja con respecto al equipamiento básico necesario para configurar una conexión a Internet en un hogar. Por ejemplo, los routers de Netgear o D-Link.

Además, estas nuevas tarifas no hacen distinciones entre módems de uso doméstico y los empleados como parte del equipamiento de red utilizado por centros de datos y proveedores de Internet de banda ancha. Esto se debe a que muchos de los nuevos dispositivos de conexión a Internet afectados por los aranceles han quedado englobados en una categoría denominada “máquinas para la recepción, conversión y transmisión o regeneración de voz, imágenes u otros datos, incluyendo aparatos de switching y enrutado” del Programa de tarifas armonizado 85176200 de Estados Unidos.

Solo con las importaciones de los productos de dicha categorías, Estados Unidos recaudó 23.000 millones de productos procedentes de China y 47.600 millones de dispositivos del resto del mundo. Y se ha convertido en la principal afectada por este último aumento de los aranceles estadounidenses para productos procedentes de China. Los productos que se han librado, como las pulseras y relojes inteligentes, van a incluirse en una nueva subcategoría de productos exentos.

Jim Brennan, Vicepresidente de cadena de suministros, calidad y operaciones de Arris, una de las compañías de equipamiento de red afectadas por estos nuevos aranceles, ha manifestado que “estamos asumiendo que las decenas de millones de dispositivos que proporcionan Internet de alta velocidad a los hogares de los consumidores estarán afectados por estos aranceles. Parece una medida en contra del consumidor, porque nuestros dispositivos son los que facilitan el núcleo de la tecnología de consumo“.

En efecto, todo apunta a que en la mayoría de los casos, serán los consumidores los que sufran las consecuencias de estos aranceles en Estados Unidos. Según Izzy Santa, Director de comunicaciones estratégicas de la Asociación de consumidores de tecnología (CTA) estadounidense, ha manifestado que “en general, el acceso a Internet se encarecerá, los planes móviles serán más caros y los dispositivos conectados que se conectan con los smartphones serán más caros, porque todos se comunican unos con otros“. En general, están convencidos de que el coste de estos aranceles repercutirá en los consumidores, aunque su proveedor de servicio sea quien compre los módems.

Foto: CDC Global

Continuar leyendo

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!