Conecta con nosotros

Noticias

Kingston celebra el 30 aniversario del primer módulo de memoria simple

Publicado el

aniversario

El fabricante de memoria independiente celebra su trigésimo cumpleaños haciendo un breve repaso a su historia. En los años 80, en pleno auge de la informática, el mundo demandaba más módulos o chips de memoria que soportara el almacenamiento y procesamiento de información. Hasta aquel momento, las memorias se instalaban insertando chips individuales en ranuras en la placa base para formar bancos, esto hacía que fuera muy fácil dañarlos durante la instalación.

En este contexto, John Tu y David Sun, fundadores de Kingston Technology, apostaron por un módulo de memoria simple: Single In-Line Memory Module (SIMM) fue revolucionario a pesar de utilizar componentes que ya existían. En ese momento, los únicos dispositivos de almacenamiento eran las tarjetas perforadas, que podía almacenar hasta 960 bytes. El almacenamiento de un solo archivo MP3 de dos minutos hubiera obligado a utilizar más de 40.000 tarjetas. Poco después aparecieron las cintas magnéticas, que equivalían a 10.000 tarjetas perforadas, y los disquetes, que podían contener hasta 1,44 MB.

Aparición del CD

Ya en la época de los 90, junto a la aparición del CD que permitía aumentar la capacidad de almacenamiento hasta 450 más que la de un disquete, Inc. Magazine nombró a Kingston como la compañía privada con mayor crecimiento en Estados Unidos. Fue entonces cuando la empresa comenzó a centrarse en la creación de productos de almacenamiento. Antes de cumplir la década en el mercado, en 1995, Kingston ya formaba parte de “El club de los mil millones de dólares”, con ventas anuales superiores a los 1.300 millones.

Con motivo del décimo aniversario, Kingston Technology decidió ampliar sus fronteras y volar a Reino Unido para establecer la sede europea. En 1998, por quinto año consecutivo, obtuvo el premio “Diverse Supplier Award for Best Overall Performance” por parte de Dell gracias al gran rendimiento de sus memorias, y fue galardonado con el “Excellence in Fairness”, otorgado por el Great Place to Work Institute.

Al final de la década de los 90, los discos ZIP se convirtieron en el dispositivo de almacenamiento preferido, ya permitía guardar entre 100 y 750 MB. Por aquella época, una vez que la compañía americana ya formaba parte de las empresas privadas más grandes de Estados Unidos, una de las principales empresas manufactureras mundiales, y uno de los mejores lugares para trabajar según Forbes, Kingston Technology se lanzó a probar las memorias industriales y abrieron el centro de fabricación de módulos de memoria más grande del mundo en China.

Nuevo milenio

Con el cambio de siglo comienzan a cobrar cada vez más protagonismo las unidades flash, que permiten almacenar entre 8 MB y 256 GB. Supuso un paso de gigante en el avance de la tecnología de almacenamiento de usuario final. En este contexto, Kingston, que continuaba trabajando en los dispositivos de almacenamiento, se convertía en el líder mundial en la fabricación de módulos de memoria para terceros.

Recientemente, con la aparición de los discos duros portátiles y el almacenamiento cloud, Kingston ha seguido sumando hitos a su historia. Fueron pioneros en construir la primera unidad 100% segura, con memorias USB de 128 bits y más tarde con encriptación de 256 bits. También fue la compañía americana quien rompía la barrera de almacenamiento de 16GB con un nuevo DIMM, además de promover el almacenamiento inalámbrico.

La nueva regulación europea, que pone el acento en la protección de datos corporativos, unido a la tendencia del almacenamiento definido por software, ha hecho que Kingston ya esté trabajando en nuevas soluciones.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!