Conecta con nosotros

Noticias

La transformación digital, un proceso constante para Intel

Si hay un concepto relacionado con la tecnología que se ha convertido en la clave para la evolución de las empresas es el de transformación digital.

Publicado el

transformación digital

Si hay un concepto relacionado con la tecnología que se ha convertido en la clave para la evolución de las empresas es el de transformación digital. Un proceso que, como ya hemos contado en otras ocasiones, pasa por replantear todo el modelo de funcionamiento de las compañías, incorporando diversas soluciones y servicios TIC en el epicentro de las mismas, con el fin de mejorar la productividad, reducir costes, detectar nuevas oportunidades de negocio… En resumen, convertirse en empresas plenamente adaptadas a la nueva economía del siglo XXI, y en condiciones de enfrentarse a una creciente competencia que también está llevando a cabo este tipo de procesos.

Sin embargo, hay un aspecto muy importante de la transformación digital y que no siempre es tenido en cuenta por las empresas, y es que no se trata de una operación concreta, que se lleva a cabo en un momento determinado, y que a partir de entonces ya se puede dar por cerrada. Al contrario, es necesario entender que la transformación digital es un proceso constante, y que tras una primera adaptación, debemos mantenernos atentos para identificar las nuevas oportunidades que surgen a medida que la tecnología avanza, e incorporarlas a nuestras organizaciones para seguir disfrutando de esa ventaja competitiva que nos ofrece el ser precursores. Dicho en otras palabras, la evolución es una constante en la transformación digital.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Una empresa que, desde hace ya mucho tiempo, ha puesto su foco en estos procesos es Intel que, con la mirada en el futuro, trabaja en las tecnologías que emplearemos dentro de algunos años para que, llegado el momento, podamos adoptarlas en nuestras empresas. Pero, ¿y de puertas para dentro? ¿También Intel somete sus propias actividades a esa evolución? ¿Implanta y desarrolla soluciones TIC en todo lo relacionado con sus actividades? Visto lo visto en su informe anual sobre rendimiento TI, no cabe duda alguna de que el gigante de los semiconductores predica con el ejemplo.

El ejemplo de Intel

Como elementos destacables de dicho informe, que puede ser consultado haciendo clic aquí, y antes de entrar en los números que ponen un valor cuantitativo del cambio, me voy a quedar con una frase de Paula Tolliver, CIO de Intel IT, y que expresa a la perfección en qué debe consistir este cambio: «Over time, we have moved from the backroom to boardroom, placing us at the heart of business success«, es decir, que con el paso de los años el departamento de TI de la compañía ha pasado de estar en el «cuarto trasero» a ocupar una posición en la sala de juntas. Algo que ha ocasionado que el departamento de tecnología se sitúe en el epicentro del éxito del negocio.

Y esta política de integración de los departamentos tecnológicos en los consejos de dirección no es ni una excepción ni una moda pasajera. Según un informe de IDC citado por Tolliver, la predicción apunta a que hasta el 70% de los CEOs de las principales compañías centrarán sus estrategias corporativas en la transformación digital. Y otro estudio, este de PNC, afirma que el 40% de las principales empresas de todos los sectores van a experimentar cambios disruptivos debido a esta evolución.

¿Y en qué se han traducido estas innovaciones para Intel? Una de las tecnologías que más potencial tienen para cambiar por completo el modo en el que se gestiona la actividad de las empresas es la analítica predictiva. Y es que, con los datos adecuados y la capacidad de procesarlos y extraer inteligencia, podemos anticiparnos a las necesidades del mercado y, por lo tanto, adaptarnos a las mismas en las mejores condiciones posibles. Y gracias a la implantación de estas analíticas en las operaciones de ventas, cadena de suministro, fábricas y procesos de fabricación de Intel en todo el mundo, la compañía ha obtenido 656 millones de dólares en valor de negocio.

Otro avance singularmente destacable es el que se ha producido gracias al empleo de sistemas basados en machine learning, aplicado a los procesos de producción. Y es que, gracias a este cambio, se ha logrado una identificación temprana de posibles errores de la fase de diseño (es decir, antes de iniciar su producción), que se ha traducido en una mejora de nada menos que 39 semanas (alrededor de nueve meses) en el lanzamiento de nuevos productos por parte de la compañía.

La empresa también ha ahorrado alrededor de un millón de dólares con la puesta en marcha de 30.000 nuevos servidores desagregados de alta densidad, empleados en la fase de diseño de productos, y que han servido no solo para obtener un mejor rendimiento de sus centros de datos, sino también para reducir en un 65% los costes asociados tradicionalmente a la renovación de sistemas.

El tiempo también es valioso, mucho. Así, otro ahorro obtenido por Intel gracias a la constante evolución en su transformación digital, se cuantifica en las 50.000 horas de trabajo ahorradas por sus empleados, gracias al uso de Intel Unite, la sala de reuniones digital global que permite asistir de manera telemática a todo tipo de reuniones y compartir información, invitar a asistentes aunque no formen parte de la organización, acceder a reuniones desde dispositivos móviles… es decir, acceder a las reuniones desde cualquier lugar en el que tengamos una conexión a Internet.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!