Conecta con nosotros

Noticias

Ericsson solo se centrará en las telecomunicaciones

Publicado el

Ericsson ha decidido centrarse solo en sus cliente de telecomunicaciones y la venta de redes a las compañías de telefonía móvil. Con esto, la sueca pretende reducir costes y poner freno a la notable caída que está experimentando el precio de sus acciones, que ha descendido un 30% en dos años.

Entre los clientes de la compañía están varios gigantes como Vodafone y Verizon, pero sus beneficios se han reducido, debido a la fuerte competencia de otras empresas, como Nokia o Huawei.

Con este movimiento, Ericsson da marcha atrás en los planes que anunció en 2014, con los que pretendía diversificar su actividad y conseguir que para 2020 el 25% de sus ingresos procediese de industrias distintas a las telecomunicaciones: medios, transporte o servicios públicos. Los ingresos de estos sectores alcanzaban el 10% en 2013, y Ericsson quería hacerlos crecer, pero ya no será así.

El nuevo CEO de Ericsson, Borje Ekholm, ha tomado la decisión de volver a centrarse en su principal área de negocio: las redes móviles. Tal como ha confirmado a Reuters, el nuevo Responsable de Servicios Digitales de la compañía, Ulf Ewaldsson, “por ahora nos centraremos en nuestros clientes de telecomunicaciones y redes“. Y en lugar de invertir en la creación de sus propios canales de ventas, Ewaldsson ha confirmado que venderán redes de comunicaciones y servicios de IY, como almacenamiento en la nube, a través de las compañías de telecomunicaciones.

Este cambio de rumbo en la estrategia de Ericsson llega en un momento complicado para Ekholm, que después de solo cinco meses en el cargo está sufriendo presiones de la inversora activista Cevian Capital, que tiene invertidos 1.000 millones de dólares en acciones de la empresa. Cevian quiere hacer más cambios, y hacerlos más rápido.

Plan de reducción de costes

El pasado mes de marzo, Ekholm presentó un plan de reducción de costes y anunció hasta 1.700 millones de inversión en amortizaciones, costes de reestructuración y suministros. Tal como comentó entonces, este plan incluía explorar opciones de futuro (entre ellas, la venta) para su división de medios, que pierde dinero, y para dar una vuelta a su división de servicios gestionados.

Entonces, los inversores se alegraron por lo que veían como un mayor centrado para la compañía, después de varios años de inversiones decepcionantes, pero les preocupa que el nuevo plan no sea capaz de generar crecimiento. Moody’s rebajó el rating de crédito a la compañía en mayo hasta niveles de bono basura, en parte por las preocupaciones de que la reducción de costes podría interferir con la innovación.

En efecto, aumentar la dependencia de Ericsson de los operadores de telecomunicaciones podría ser arriesgado, ya que pasan por dificultades para hacer crecer sus ingresos por la fuerte competencia. Por lo tanto, no pueden gastar más en redes cuando están en plena preparación para la telefonía móvil de quinta generación. Ericsson tiene que demostrar que puede seguir siendo relevante en un sector que ha pasado en 20 años de tener 10 grandes empresas en activo a sólo tres. Los inversores se preguntan si puede hacerlo con Ekholm al frente, que ha permanecido durante una década en su junta directiva mientras la compañía perdía peso.

Y mientras Ericsson frena, sus rivales Nokia y Huawei siguen avanzando con clientes corporativos de sectores como la automoción, los transportes y la energía. Ambas están aumentando la construcción de redes de telecomunicaciones privadas para reforzar la seguridad. Las empresas chinas y suecas les proporcionan respectivamente el 8 y el 4 por ciento de sus ingresos.

Ericsson ve oportunidades en la venta de productos a clientes de telecomunicaciones que tendrán que actualizar sus redes para gestionar un mayor flujo de datos que recibirán gracias a las redes 5G. También tendrán que desplegar capacidad adicionar para conectar objetos cuando Internet de las Cosas sea una realidad. Pero tal como lo en algunos analistas, como Bengt Nordstrom, responsable de la consultora Northstream, el 5G sólo ayudará a sostener los ingresos que ya se daban, y no generará otros adicionales en un futuro cercano.

Los suecos también están apostando por sus inversiones en automatización e inteligencia artificial, con las que esperan aumentar la eficiencia de su red, así como aumentar los beneficios para la empresa y sus clientes. Con estos y otros pasos esperan recuperar el lugar que ocupaban como líderes del mercado. En la actualidad ya han sido superado por Huawei en infraestructura móvil, y los analistas esperan que Nokia, que ha mejorado notablemente su capacidad tras su fusión con Alcatel, la supere en servicios en dos o tres años.

La tarea de Ericsson por volver al liderazgo no parece sencilla. Especialmente gracias a que los directivos de telecomunicaciones de las cuatro grandes operadora de telecomunicaciones de Europa acuden cada vez más a rivales asiáticos más económicos. Sobre todo a Huawei.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!