Conecta con nosotros

Noticias

El vicepresidente y heredero de Samsung, condenado a cinco años de prisión por soborno

Publicado el

El vicepresidente de Samsung, Jay Y. Lee, que está considerado como el heredero del grupo, ha sido condenado a cinco años de prisión por soborno y otros cargos. Lee, que está encarcelado desde el pasado mes de febrero y actuaba como el responsable de Samsung desde que su padre, Lee Kun-Hee, sufrió un infarto en 2014, puede todavía dar gracias por esta sentencia, puesto que se enfrentaba a un veredicto de hasta doce años de cárcel.

Además de por soborno, Lee ha sido condenado también por malversación de fondos y perjurio, según informaciones del periódico Korea Times de las que se ha hecho eco Cnet. El Tribunal del Distrito Central de Seul ha sido el encargado de juzgar a Lee, y ha dictaminado que está implicado en la entrega de unos 6.380 millones de dólares, en concepto de sobornos, a Choi Soon-sil, amigo y confidente de la expresidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, que fue destituida por este escándalo. Además, el tribunal también ha encontrado a Lee culpable de otros sobornos por 5.670 millones de dólares.

Lee no ha sido el único directivo de Samsung condenado en este caso. Según Bloomberg, dos antiguos dirigentes del grupo han sido condenados a cuatro años de cárcel. Se trata del antiguo responsable de estrategia corporativa de Samsung, Choi Gee-sung, y el expresidente del grupo, Chang Choon-ki. Además, otros dos directivos de la compañía han sido sentenciados a penas de cárcel, pero no entrarán en prisión, puesto que sus penas han quedado en suspenso.

El vicepresidente de Samsung, fue seleccionado por su propio padre para sucederle en el cargo, pero su arresto y esta sentencia de cárcel van sin duda a suscitar bastantes dudas sobre su futuro en el grupo. También sobre la gestión de la compañía, puesto que parece no contar con un plan alternativo a la sucesión de Lee, que no está en absoluto de acuerdo con la sentencia. De hecho, según ha informado uno de sus abogados, Song Wu-cheol, Lee está decidido a apelar la sentencia, dado que considera que es inaceptable.

Los orígenes del escándalo que ha llevado a Lee a prisión se remontan a 2015, cuando al parecer la compañía maniobró para que el fondo de pensiones surcoreano, controlado por el gobierno, respaldase una fusión entre dos empresas del Grupo Samsung: C&T, dedicada a la construcción y al comercio; y su división de química, Cheil Industries. El fondo apoyó la fusión, cuya materialización contribuyó a aumentar el poder de la familia Lee dentro de Samsung.

Esta sentencia llega en un momento crucial para Samsung. Sobre todo para su principal división, Samsung Electronics, que está valorada en 272.000 millones de dólares y acaba de lanzar su smartphone Note 8, con el que espera dejar atrás el escándalo provocado por las baterías del Note 7, que hicieron explotar a varias decenas de unidades del terminal, y llevaron a la retirada definitiva del smartphones de la venta. Las acciones del grupo han subido un 30 por ciento en lo que va de año, a pesar de los escándalos provocados primero por la crisis de las baterias del Note 7 y después por la detención de Lee. Está por ver cómo afectará al valor de los títulos del grupo la sentencia de Jay Y. Lee.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!