Conecta con nosotros

A Fondo

Privacidad, seguridad o conveniencia, ¿qué cuenta más?

Publicado el

privacidad

Hoy se celebra el Data Privacy Day o Data Protection Day, para entendernos, el Día de la privacidad. La iniciativa, que trata de concienciar y fomentar mejores prácticas de privacidad y protección de datos, fue ideada originalmente en la Unión Europea y adoptada más tarde por países como Estados Unidos o la India, hasta adquirir cierto eco internacional a través de Internet. Y es que en Internet está el meollo de la cuestión. El Día de la privacidad es una consecuencia directa de la era digital en la que vivimos inmersos, en la que cualquier paso que damos, físico o virtual, queda grabado en algún servidor indeterminado.

Hace doce años, cuando se celebró por primera vez, todo era muy diferente. Entonces el fenómeno de la nube se asomaba tímidamente al mundo en la forma de servicios, del correo electrónico a las primeras redes sociales o los portales de descargas que tanto impactaron a la industria en su momento. Sin embargo, aquello fue una broma comparado con lo que vendría después. Volvamos al presente para apreciarlo mejor.

Pongámonos en situación con un ejemplo con el que cualquier persona pueda identificarse: hoy estrenas móvil, y de acuerdo a las estadísticas, lo más probable es que sea Android. Y si es Android, una cuenta de Google se hace prácticamente indispensable. Con esa cuenta tienes Gmail, que es un excelente correo electrónico; y Hangouts, para mensajería instantánea y videoconferencia; y Google Calendar, para organizar tu agenda; y Google Drive, para almacenar tus archivos y documentos; y Google Photos, para no perder ni una foto o vídeo gracias a su almacenamiento ilimitado gratuito; y Google Keep, para tomar notas e incluso hacer la lista de la compra; y Google Maps, para trazar tus desplazamientos y organizar tus viajes; y Google Fit, que te cuenta los pasos y te invita a introducir altura y peso para monitorizar tus entrenamientos con mayor eficacia… Y, por supuesto, Chrome para navegar, Google para buscar y la ubicación activada, para que todo funcione mejor. Esto habrá a quien le parezca un horror y a quien le parezca un placer, pues tiene un poco de cada.

Por un lado el ejemplo muestra un ecosistema de software unificado, de mucha calidad y gratuito; por el otro, la cantidad de información que estás depositando en manos de Google -y cabían más aplicaciones- no es mucha: es toda. En este caso se haría cierto el dicho de que Google sabe más de ti que tú: sabe con quién y de qué hablas, sabe qué haces y a dónde vas, te conoce a ti y a los tuyos de viva imagen… ¡Sabe incluso qué comes! Y nunca lo olvida.

¿Es muy extremo el ejemplo? Puedes cambiar Hangouts por WhatsApp, Google Drive por Dropbox, Google Photos por Flickr, Google Keep por Evernote… El resultado va a ser similar, pero repartiendo los datos con diferentes empresas. Así que no tomes a Google como al malo de la película, porque el protagonista del ejemplo podría haber sido Microsoft o Apple, o un batiburrillo de compañías. En el PC, cambiando Android por Windows, la situación no varía demasiado, porque lo que uses en el móvil es muy probable que lo uses también en el PC, y Windows no es precisamente un adalid de la privacidad. Aunque como sucede con Android, lo que uses y cómo lo configures es de vital importancia. ¿Y las empresas que no basan su negocio en la publicidad, sino en un servicio de pago? ¿Y el cifrado? ¿No cuentan esas cosas? Todo cuenta. Pero sé consciente de que una vez te conectas a Internet, el concepto de privacidad se desvanece.

privacidad

Pongamos el ejemplo opuesto, pero en el escritorio, que es más admisible: te bajas una distribución Linux especializada en privacidad como Tails, la instalas en un USB y con eso te conectas a Internet. Ya eres un “fantasma”… ¿para hacer qué? Cualquier interacción que hagas quedará igualmente registrada, por lo que salvo que tu único propósito sea consumir determinados contenidos e interactuar con otros “fantasmas”, no tiene mucho sentido. Es decir, usar Tails para entrar en Facebook a saludar a los amigos o para conversar por correo como que no. Con la excepción de que te encuentres en circunstancias especiales. Por eso, que no te confunda lo de “consumir determinados contenidos e interactuar con otros fantasmas”, porque se puede referir a consultar información censurada o comunicarte con personas en países en los que los que no se respetan los derechos fundamentales. En efecto, Tails es una herramienta, no un sistema de uso cotidiano. Y tampoco es infalible por sí sola.

Entre la paranoia más absoluta, digna de un espía o un terrorista, y la dejadez del usuario de a pie, ¿dónde está el término medio? Porque la aspiración -en realidad es un derecho humano y así está recogido- de la privacidad, o de que no registren cada movimiento que damos en Internet, no es posible si entramos en el juego. La dificultad que conlleva hacer algo así está al alcance de muy poca gente y las limitaciones en la experiencia son manifiestas. Además, la nube ha supuesto una innovación muy positiva en muchos aspectos. El término medio, por lo tanto, te lo tienes que marcar tú. ¿Cómo? Valorando en cada caso lo que más te interese, y no es tan sencillo como parece.

Puedes dejar de usar Gmail y -por señalar la solución más directa y accesible- abrir una cuenta en un servicio de correo que respete la privacidad, como Protonmail o Tutanota, que además de usar cifrado de punto a punto se basan en software de código abierto. Desde luego, algo tiene que contar. Pero te vas a llevar una desilusión, porque la inmensa mayoría de tus mensajes van a acabar en los servidores de Google, Microsoft y cía, que es donde la inmensa mayoría de tus contactos tiene cuenta. Por no mencionar que puedes cifrar tus mensajes y seguir usando Gmail.

O puedes quererlo todo y montar tu propio servidor -en tu propio hardware, hay que añadir- e instalar en él una pila de software libre hasta alcanzar la funcionalidad deseada. Hoy eso es posible: servidor web, infraestructuras de datos, aplicaciones para cualquier necesidad… Pero si eres de los que no se fía de nada, tampoco así vas a alcanzar la tranquilidad de espíritu. Porque ya has visto que el hardware puede no ser de fiar e incluso el software libre es susceptible de ser manipulado por terceras partes en determinadas circunstancias. Y como no vas a diseñar y construir tu propio hardware y a revisar cada línea de código que uses, la duda siempre va a estar ahí. Pero dejémonos de paranoias. Convengamos simplemente en que no hay nada cien por cien seguro. Dicho lo cual, el software libre, por su transparencia al ofrecer las fuentes para revisión y uso, es con toda seguridad la alternativa más respetuosa con la privacidad que vas a encontrar.

Así que tal vez sí sea buena idea reemplazar el software que usas cada día por alternativas basadas en código abierto que cumplan con tus exigencias, porque seguramente hay, aunque en la práctica su eficacia -en cuanto a protección de la privacidad– se vea reducida por factores externos, tal y como hemos visto con el ejemplo del correo electrónico. Primer término medio.

open_source_software

El problema es renunciar a la nube y sus facilidades. Renunciar a esas comodísimas copias de seguridad de tus datos; a la ubicuidad que proporcionan los servicios en línea y que te permite permanecer comunicado y trabajar con cualquier dispositivo dondequiera que estés. En este punto regresamos a la idea de montar una infraestructura propia, pero sin delirios conspiranóicos. Como usuario, es una tarea que requiere de una pericia técnica considerable, no hablemos ya si esa infraestructura propia contempla hardware. En todo caso, la labor de implementación y mantenimiento que se precisa es muy importante, por lo que no es de extrañar que quien se mete en semejante aventura suela hacerlo alquilando la infraestructura, física o virtual, a un tercero. Segundo término medio.

Luego hay un planteamiento que merece la pena hacerse: ¿cuánto estás dispuesto a pagar? Porque si crees que el nivel de experiencia -por la calidad del software, pero sobre todo por la calidad de sus infraestructuras- que disfrutas en las nubes de Microsoft o Google de manera gratuita lo vas a encontrar por unos pocos euros al mes en un proveedor independiente, estás muy equivocado. Contratar un servidor para desplegar un software similar al de las grandes referencias del sector, con su rendimiento y fiabilidad, te va a salir más caro de lo que piensas. De hecho, resulta más asequible sumarse a la creciente ola del software como servicio y pagar por lo que necesites. Así, además, el mantenimiento de todo queda a cargo tu proveedor; pero así renuncias al anterior término medio.

Ahora, hazte otra pregunta: si tu formación y tu actividad no están relacionadas con la administración de sistemas, ¿cómo crees que estará más segura tu infraestructura de software, siendo administrada por ti o por los expertos que se dedican a ello? ¿Qué es más conveniente? Por si te has perdido, recapitulamos: primer término medio, anteponer soluciones basadas en software de código abierto; segundo término medio, contratar la infraestructura, pero conservando la administración del software. Pero mientras que lo primero es factible, lo segundo no está al alcance de todo el mundo. Por lo cual, un término medio más accesible sería el priorizar la contratación de servicios basados en software de código abierto y cifrado de extremo a extremo, previa revisión de sus políticas de privacidad. La posibilidad existe: por cada producto de éxito hay alternativas de todo tipo, solo hay que localizarlas y eso no es difícil.

Entonces, ¿a cuánto hay que renunciar para lograr el dichoso término medio? De nuevo, eso es algo que tienes que considerar por ti mismo. Pero si has leído hasta aquí y has llegado a la conclusión de que todo esto es un lío que no lleva a ninguna parte, no te voy a quitar la razón. Solo te voy a pedir que hagas el último esfuerzo de repensarlo todo, aplicándolo al sector profesional. Porque si para el individuo resulta complejo, para la empresa lo es multiplicado por diez. Así, las grandes corporaciones o las dedicadas al ámbito tecnológico quizás pueden permitirse el contar con una infraestructura y personal propios, mientras que la pequeña y mediana empresa se ve obligada a delegar en servicios de terceros.

No obstante, hay que dejar claro que todas las compañías que operan en el marco comunitario debe respetar las leyes de protección de datos, se llamen como se llamen y sin importar su tamaño. Y esto funciona en ambas direcciones. Otra cosa es que lo hagan de manera efectiva y que los controles de las autoridades funcionen. En este sentido las empresas que hacen uso de los servicios profesionales de Google, Microsoft y otras están mejor amparadas que el usuario corriente. Pero al final el dilema es el mismo: conseguir un término medio entre privacidad, seguridad y conveniencia es un asunto mucho más complejo de lo que parece a simple vista.

Enfocado en las nuevas tecnologías empresariales y de usuario final. Especializado en Linux y software de código abierto. Dirijo MuyLinux y escribo en MuyComputer, MuyComputerPRO y MuySeguridad, entre otros.




A Fondo

Samsung sube la apuesta con Galaxy Note 9

Publicado el

Galaxy Note 9

Samsung presentó anoche en Nueva York el Galaxy Note 9 en un evento dedicado que ofrecieron en directo nuestros compañeros de MC. Se trata de una nueva versión de la serie que ‘inventó’ un segmento del phablet  que gana mercado entre los móviles inteligentes.

Sin cambios significativos en diseño frente al Note 8, las novedades del Galaxy Note 9 pasan por un ligero aumento del tamaño de la pantalla; mayor capacidad de su batería; mayor potencia de procesamiento y gráfico; aumento de la capacidad de almacenamiento interno y de la memoria RAM o un sistema de cámaras de mayor alcance y con inteligencia artificial.

A destacar las mejoras de su lápiz óptico S Pen, que se ha convertido en una de la señas de identidad de esta serie ya que de un mero instrumento para escribir y dibujar ahora es una herramienta que bajo conectividad Bluetooth pone en manos de los usuarios más capacidad y control.

Galaxy Note 9

También interesantes otros accesorios como el Samsung DeX, para usuarios o profesionales que busquen ir más allá de las funciones de móvil inteligente, ya que permite utilizar el Galaxy Note 9 para proporcionar una experiencia de uso comparable a la de un PC de sobremesa, mediante un entorno Linux preparada por Samsung bajo el programa “Linux on Galaxy”.

Especificaciones Galaxy Note 9

  • Pantalla: SuperAMOLED de 6,4 pulgadas con formato 18:9 y acabado Edge.
  • Resolución: 2.960 x 1.440 píxeles.
  • SoC: Exynos 9810 en su versión internacional.
  • CPU: 8 núcleos, cuatro núcleos Mongoose M3 y cuatro Cortex-A55.
  • GPU: Mali G72 MP18.
  • RAM: 6 GB-8 GB.
  • Almacenamiento: 128 GB-512 GB ampliable mediante tarjetas microSD.
  • Cámaras: doblecámara trasera de 12 MP y frontal de 8 MP.
  • Conectividad: 4G LTE, NFC, WiFi AC, Bluetooth, jack de 3,5 mm y USB Type-C.
  • Otros: lector de huellas dactilares, escáner de iris, resistencia al polvo y al agua, Samsung Dex y recarga rápida.
  • Dimensiones: 161,9 x 76,4 x 8,8 mm.
  • Peso: 201 g.
  • Batería: 4.000 mAh.
  • Sistema Operativo: Android 8.1 Oreo.

DJ Koh, presidente y CEO de la división de IT y Mobile Communications para Samsung Electronics, ha dejado claro la importancia de este modelo para la compañía y lo ha enfocado para uso tanto en ocio como en el trabajo“Note ha sido siempre nuestro abanderado de la tecnología premium y de la innovación que define la industria móvil, y Galaxy Note 9 no es una excepción”. “Los fans de Note son los más leales a Samsung; sabemos que quieren lo mejor y sabemos que quieren sacar el máximo provecho tanto en el trabajo como en el ocio, y Galaxy Note9 es el único smartphone que se adapta a la intensidad de sus vidas”, ha destacado el ejecutivo.

Disponibilidad y precio Galaxy Note 9

Samsung Galaxy Note 9 ya está disponible en fase de compra anticipada con disponibilidad internacional a partir del 24 de agosto. Se comercializará en varios acabados de color Midnight Black y Lavender Purple con el puntero S Pen a juego y en color Ocean Blue con un llamativo stylus en color amarillo. Los precios para Europa son los siguientes:

  • Versión de 6 GB de RAM +128 GB: 1.029,99 euros.
  • Versión de 8 GB de RAM + 512 GB : 1.259,01 euros.

Galaxy Note 9 Enterprise

Aunque no se ha anunciado en su presentación es probable que el Galaxy Note 9 tenga una versión especial “Enterprise Edition” como ha sucedido con los Galaxy S9. La versión está pensada especialmente para facilitar la integración del Galaxy S9 en entornos profesionales, un enfoque que confirma el interés de Samsung por llevar sus smartphones más potentes a las empresas.

Si el hardware será muy similar al Note 9, las diferencias serán importantes en otros aspectos como:

  • Personalización de Knox para cubrir las necesidades de cualquier empresa.
  • Configuración remota de varios dispositivos.
  • Instalación de software y actualizaciones simplificada.
  • Personalización del dispositivo para usos específicos.
  • Posibilidad de crear dispositivos centrados en una única función.
  • Implementación simplificada gracias al firmware empresarial por aire (E-FOTA); permite a los departamentos de TI administrar una flota de dispositivos a través de un sistema operativo centralizado, así como el control de la versión del software y las actualizaciones programadas.
  • Seguridad mejorada con Samsung Knox 3.1.
  • Actualizaciones de seguridad garantizadas por un plazo de 4 años.

Más información | Samsung Galaxy Note 9

Continuar leyendo

A Fondo

La Administración podría haber participado en las operaciones del cártel de empresas TIC

Publicado el

Algo más de 12 años ha tardado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en poner punto y final a una situación que bien podría servir para un guión de Hollywood, pero que ha estado pasando delante de nuestras narices. En 2016, el organismo hizo público una investigación que ha acabado con una multa de 30 millones de euros a 11 empresas tecnológicas por la creación de un cártel destinado a dar servicios de informática y tratamiento de datos a la diferentes organismos de la Administración Pública, tanto a nivel nacional como autonómico.

El extenso informe de la comisión (224 páginas) concluye con una revelación más preocupante que el saber que un puñado de empresas privadas pactaron precios y condiciones para adjudicarse proyectos públicos durante más de una década. Y es que, según el voto particular de una de la consejeras, María Pilar Canedo, hay suficientes indicios que apuntarían a “una potencial participación de la administración” en varios de los contratos adjudicados a las empresas. Dicho cártel estaría urdido por Indra y Software AG, que han sufrido las mayores sanciones: 13,5 y 6 millones de euros, respectivamente, y en él participaron en mayor o menor medida Accenture, Atos, Babel, Cibernos Consulting, Connectis, Everis, Gesein, IBM y Next.

Según las pruebas presentadas por Competencia, consistentes en varios mails compartidos entre representantes de las empresas sancionadas, las administraciones contratantes “podrían ser conocedoras de la existencia del reparto del mercado, jugando un papel activo en el mismo”. Los organismos a los que se refieren son: la Agencia Tributaria (por cuya denuncia se comenzó a investigar toda la trama), la Gerencia de Informática de la Seguridad Social (GISS), el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

A continuación, reproducimos parte de estas conversaciones, extraídas del informe de la CNMC, que probarían esta participación contraria al derecho de competencia por el que debe velar de la Administración. En cualquier caso, la sanción a estos organismos no ha ido más allá de un pequeño tirón de orejas por parte de un solo miembro de la CNMC.

AEAT

AEAT

GISS

GISS

 

SEPE e INSS

El plan del cártel

Las palabras “competencia legal” no deben de estar en el diccionario de algunas personas cuya identidad (en mi opinión personal) debería constar públicamente en todas partes para que sus tejemanejes no empañasen el nombre de toda una corporación, ya sea pública o privada. Para estas personas no parece que fuera muy difícil urdir el plan que durante años ha estado funcionando a todo tren.

Su modus operandi se basaba en la constitución de modelos legales para mantener las apariencias de cara a la galería, urdir una serie de favores con los que convencer a sus potenciales aliados y, por supuesto, contar con “un amigo” en el bando de quien daba el dinero, es decir, el representante público. Así, su instrumento favorito era constituirse en una UTE (Unión Temporal de Empresas) o hacer subcontratas, para luego manipularlo a su antojo. Entre los favores contemplados, totalmente al margen de la ley, estaban la cesión de claves de patrimonio o la promesa de no presentarse a ciertos concursos, de forma deliberada, para eliminar la competencia.

Por su parte, el funcionario de turno, en una comunicación más que fluida con estos empresarios, no solo llegaban a elaborar el pliego de condiciones al dedillo de lo que querían las empresas implicadas, sino que también lo hacía al revés: filtrándole información confidencial para que sus propuestas encajaran a la perfección con las necesidades de la administración.

De todas ellas, la más beneficiada fue Software AG quien, a través de la constitución de diferentes UTEs, consiguió 22 licitaciones y 28 lotes adjudicados valorados en más de 331 millones de de euros (recordemos que la sanción impuesta a esta empresa es de 6 millones). El segundo de la lista es Indra, con 19 licitaciones conseguidas, divididas en 25 lotes que le fueron adjudicados por valor de más de 324 millones de euros y solo tuvieron 13,5 millones de euros de multa.

Continuar leyendo

A Fondo

Galaxy Tab S4: cinco ventajas para batir al iPad Pro

Publicado el

Galaxy Tab S4

Galaxy Tab S4 es el nuevo 2 en 1 presentado por Samsung como dispositivo premium con Android enfocado a cualquier segmento de mercado (profesional, educativo o consumo) y el gran objetivo de batir al líder del sector del tablet de gama alta: iPad Pro.

Diseñado para impulsar la productividad en cualquier entorno, ya sea en la oficina, en movilidad o el hogarGalaxy Tab S4 mantiene la calidad de construcción, acabados y movilidad de la serie premium de tablets Samsung, añadiendo características estrenadas en sus populares phablets, Galaxy Note.

Samsung destaca su capacidad de multitarea sin necesidad de accesorios adicionales para aumentar la productividad y permitir la colaboración, así como la protección a nivel de hardware que ofrece Samsung Knox para empresas que necesitan confidencialidad de su información con varios niveles de seguridad, y personalización de la interfaz de los empleados en función de sus necesidades.

Galaxy Tab S4

Entre sus características principales podemos destacar:

  • Pantalla: SuperAMOLED de 10,5 pulgadas.
  • Resolución: 2.560 x 1.600 píxeles (16:10).
  • Chipset: Snapdragon 835.
  • CPU: 8 núcleos Kryo.
  • GPU: Adreno 540.
  • RAM: 4 GB.
  • Almacenamiento: 64 GB-256 GB ampliable mediante tarjetas microSD.
  • Cámaras: cámara trasera de 13 MP y frontal de 8 MP.
  • Conectividad: 4G LTE (opcional), WiFi AC, Bluetooth, jack de 3,5 mm y USB Type-C.
  • Dimensiones: 249,3 x 164,3 x 7,1 mm.
  • Peso: 482 gramos la versión WiFi, 483 gramos la versión 4G LTE.
  • Batería: 7.300 mAh (hasta 16 horas de autonomía).
  • Otros: recarga rápida, escáner de iris, cuatro altavoces de alta calidad AKG/HARMAN, modo DeX, lápiz óptico y teclado extraíble.
  • Sistema Operativo: Android 8.1 Oreo.

Galaxy Tab S4 VS. iPad Pro

En un mercado del tablet a la baja, Apple domina la cuota de mercado mundial con modelos como el iPad Pro. Samsung enfoca el Galaxy Tab S4 contra ella y con unas ventajas apreciables como:

  1. Samsung DeX. El fabricante surcoreano introduce por primera vez en uno de sus tablets una característica que ya ofrece en sus móviles de gama alta y que permite convertir estos dispositivos en ordenadores personales, ofreciendo una experiencia de sobremesa completa mediante un entorno Linux preparado por Samsung bajo el programa “Linux on Galaxy”. De esta manera, sin necesidad de accesorios, es posible abrir múltiples aplicaciones de estilo PC —incluyendo aplicaciones de Android y Microsoft Office— directamente en la Galaxy Tab S4, a la vez que es posible organizar y redimensionar ventanas, arrastrar y soltar contenido entre aplicaciones y utilizar “atajos” de teclado y comandos.
  2. S Pen. Samsung incluye su lápiz óptico con la compra del Galaxy Tab S4, mientras que Apple lo ofrece con un coste adicional de 100 dólares. Introducido por primera vez en el smartphone Galaxy Note, el S Pen de Samsung se utiliza igual que un bolígrafo convencional y ofrece una experiencia natural al escribir y al dibujar. Además de mejorar la productividad, el S Pen permite dibujar, escribir texto, navegar, traducir, organizar notas a través de Samsung Notes y enviar mensajes personalizados a través de Samsung Live Message.
  3. Cristal. A la pantalla Super AMOLED, Samsung añade un chasis con trasera de vídrio reforzado, más elegante que el aluminio del iPad Pro.
  4. Sonido. Galaxy Tab S4 cuenta con cuatro altavoces calibrados por AKG que son compatibles con el sistema de sonido envolvente Dolby Atmos, para colocar al usuario justo en el centro de la acción y lograr una completa experiencia en el apartado del audio.
  5. Precio. Galaxy Tab S4 costará 650 dólares en su versión base y estará disponible a partir del 24 de agosto. Es el mismo precio de partida del iPad Pro, pero con el lápiz incluido y la posibilidad de convertirse en un “PC” para trabajos en el escritorio.

Continuar leyendo

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!