Conecta con nosotros

Noticias

Boeing reduce producción del 737 MAX tras el primer informe que confirma un fallo de software

Publicado el

737 MAX

Boeing ha anunciado un recorte en la producción de los 737 MAX, mientras intenta devolver los modelos en uso a los cielos y después del primer informe del accidente del vuelo de Ethiopian Airlines que confirma un fallo de software.

“Hemos decidido pasar temporalmente de una tasa de producción de 52 a 42 aviones por mes a partir de mediados de abril”, anunció ayer el director general de Boeing, Dennis Muilenburg. La mayoría del recorte en la fabricación corresponde a los 737 MAX, parados en todo el mundo después de sufrir dos accidentes mortales en cinco meses y cuyos pedidos para modelos nuevos pueden verse afectados.

Muilenburg explicó que había pedido a la junta directiva de la compañía que estableciera un comité para revisar las políticas y procesos que utiliza Boeing para diseñar y desarrollar sus aviones.

Ese comité examinaría la eficacia de la empresa para garantizar el “nivel de seguridad más alto” para los aviones Max, así como para los otros aviones de Boeing.

Fallo de software en Boeing 737 MAX

Estas decisiones se producen después de que el primer informe preliminar sobre la tragedia del vuelo ET302 de Ethiopian Airlines donde fallecieron 149 pasajeros y 8 tripulantes, asegurase que se produjo por un fallo del software de control.

“La tripulación realizó todos los procedimientos provistos por el fabricante, pero no pudieron controlar el avión”, ha asegurado la Ministra de Transporte de Etiopía Dagmawit Moges en conferencia de prensa. La Ministra recalcó que los pilotos siguieron “repetidamente” todos los procedimientos, apuntando a Boeing como responsable.

Un informe del primer accidente del Boeing 737 MAX de los investigadores indonesios tras la desgracia del Vuelo 610 de Lion Air en Yakarta a finales de octubre de 2018 en el que fallecieron 189 personas, ya apuntaron a un fallo de software.

Los dos accidentes fueron sido muy similares, sucedidos a pocos minutos del despegue y apuntaron a un fallo de los sistemas automáticos de control de vuelo, MCAS (Maneuvering Characteristics Augmentation System) y las lecturas erróneas del ángulo del sensor de ataque. Los controles de los 737 MAX son de nueva generación para enfrentar el riesgo del nuevo diseño, con los motores de mayor tamaño montados en una posición adelantada frente a versiones anteriores provocasen una pérdida de elevación en ciertas maniobras.

Boeing ha sido criticado por no haber informado adecuadamente a los pilotos y aerolíneas sobre los nuevos controles antibloqueo del MCAS. El fabricante está desarrollando una actualización de software y otras mejoras en el MCAS y en los sensores de ataque. La Agencia Federal de Aviación estadounidense dice que someterá las aeronaves a una “revisión de seguridad rigurosa” antes de autorizar que vuelvan a los cielos.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!