Conecta con nosotros

A Fondo

Vía libre para Wi-Fi 6 con el anuncio del programa de certificación oficial

Publicado el

Wi-Fi 6

Wi-Fi Alliance ha anunciado el programa de certificación oficial para Wi-Fi 6, la nueva y mejorada versión del estándar inalámbrico más popular del mercado y que junto al 5G promete cambiar el panorama de la conectividad a redes sin cables en el arranque de la próxima década.

Aunque algunos proveedores ya se habían adelantado en el soporte a esta tecnología el programa de certificación oficial del grupo responsable de la norma es el auténtico pistoletazo de salida de la misma y sus ventajas en rendimiento, fiabilidad y consumo de energía, mejorando la autonomía de los dispositivos que la utilicen.

Cuando la norma esté totalmente desarrollada, Wi-Fi 6 cuadriplicará la velocidad de la norma actual más avanzada (Wi-Fi ac) , ofreciendo un rendimiento de hasta 10 Gb/s gracias a la utilización más eficiente del espectro. Más allá de la velocidad o el alcance, la verdadera clave y mejora que aportará Wi-Fi 6 llegará de la manera en la que los routers compatibles podrán manejar los dispositivos conectados, de una manera mucho más eficiente, lo que será clave para manejar los centenares de millones de dispositivos actuales y los que están llegando para el hogar inteligente y desde la Internet de las Cosas.

Wi-Fi 6

Características Wi-Fi 6

Wi-Fi 6 está basado en el actual Wi-Fi ac, pero ofrecerá más de 50 funciones actualizadas entre las que destacan:

  • Mayor ancho de banda global por usuario para transmisión de contenido en ultra alta definición y realidad virtual.
  • Soporte para más flujos de datos simultáneos y a mayor velocidad.
  • Más espectro total. Seguras las bandas de 2.4 GHz y 5 GHz y eventualmente bandas en 1 GHz y 6 GHz.
  • El espectro se divide en más canales para permitir más rutas de comunicación. (80 o 160 MHz frente a un máximo de 40 MHz en la banda de 5 GHz).
  • Los paquetes contienen más datos y las redes pueden manejar diferentes flujos de datos a la vez.
  • Rendimiento mejorado (hasta 4x) en el rango máximo de un punto de acceso.
  • Mejor rendimiento / robustez en entornos al aire libre y multirruta (desordenados)
  • Capacidad para descargar tráfico inalámbrico de redes celulares donde la recepción es deficiente.
  • Modulación 256-QAM frente a 64-QAM de las anteriores.
  • MIMO multiusuario (MU-MIMO) que permite cuatro conexiones de enlace descendente.

Mejoras en Wi-Fi 6

Wi-Fi 6 permitirá una velocidad máxima de hasta 10 Gbps. En un índice de rendimiento teórico que cuadriplicaría la velocidad real frente a Wi-Fi ac, aunque el rendimiento final dependerá de muchísimos factores y las diferencias no serán tan espectaculares. Como decíamos más arriba, también ofrecerá una mayor fiabilidad y un menor consumo de energía de los dispositivos que la utilicen, aumentando su autonomía.

Diseñada para funcionar en las bandas actuales de 2,4 GHz y 5 GHz, otra de las mejoras llegará de su mayor capacidad de dispositivos conectados especialmente en escenarios de despliegue densos de redes de área local, WLAN, el sistema de comunicación inalámbrico destinado a minimizar las conexiones cableadas.

802.11ax es conocido como “conexión inalámbrica de alta eficiencia” y, como decíamos, promete un mayor rendimiento y menos congestión en redes inalámbricas. Aunque técnicamente Wi-Fi 6 solo tendrá una tasa de datos un 37% más rápida que 802.11ac, lo que es más significativo es que la especificación ofrecerá cuatro veces el rendimiento por usuario en entornos muy concurridos, así como una mejor eficiencia energética, lo que debería traducirse en un aumento en la duración de la batería del dispositivo.

Para lograr esas mejoras, 802.11ax implementa una variedad de cambios que incluyen varias tecnologías multiusuario que han sido tomadas de la industria de las telecomunicaciones celulares, es decir, MU-MIMO y OFDMA, técnicas que mejoran en gran medida la capacidad y el rendimiento al permitir más conexiones simultáneas y un mejor uso del espectro.

Además de abordar la cobertura superpuesta de la gran cantidad de dispositivos y las implementaciones de red que surjan a medida que se desplieguen los millones de dispositivos bajo la Internet de las Cosas, Wi-Fi 6 estará equipado para manejar la demanda cada vez mayor de tasas de datos multiusuario más rápidas.

Wi-Fi 6

Wi-Fi 6 ¿Por qué se llama así?

Las normas que definen las redes de área local inalámbricas, WLAN, son (o eran) un galimatías técnico que el usuario de a pie no tenía porqué comprender. Consciente de ello, la organización responsable Wi-Fi Alliance anunció cambios en la denominación de las normas para ayudar a los usuarios a identificar los dispositivos, introduciendo nombres generacionales simplificados que deberán aparecer en los nombres de dispositivos, manuales y descripciones de los productos.

Una nueva denominación más sencilla de entender que se concreta en:

  • 802.11b ? Wi-Fi 1
  • 802.11a ? Wi-Fi 2
  • 802.11g ? Wi-Fi 3
  • 802.11n ? Wi-Fi 4,
  • 802.11ac (actual) ? Wi-Fi 5
  • 802.11ax (2019) ? Wi-Fi 6

Además de nomenclaturas, también se ha establecido un nuevo modelo visual que aparecerá en todos los dispositivos en lugar de las versiones clásicas con letras. Mucho más sencillo de entender de un simple vistazo:

Wi-Fi 6

Disponibilidad de Wi-Fi 6

Intel ya ha anunciado soporte para Wi-Fi 6 en sus nuevas generaciones de procesamiento y algunos fabricantes de PCs ya los han incorporando a sus equipos, especialmente dispositivos de movilidad, portátiles o convertibles que hemos visto este verano en las ferias Computex e IFA. Para la siguiente arquitectura, Ice Lake, el soporte será nativo, por lo que podemos esperar que casi todos los nuevos equipos desde comienzos de 2020 los soporten. Lo mismo AMD con los nuevos procesadores Ryzen 3000 y las placas base que lo acompañan.

También se han anunciado los primeros routers compatibles, como los TP-Link Archer AX6000 y Archer AX11000; el ASUS ROG Rapture GT-AX11000 o el Netgear Nighthawk AX8. Obviamente no faltará a la cita ningún proveedor de soluciones de red, como los FRITZ! de AVM en desarrollo o lo que llegue de D-Link.

Todavía hay asuntos a resolver. Wi-Fi 6 está diseñado para funcionar en las bandas actuales de 2,4 GHz y 5 GHz, pero 30 compañías de tecnología con Qualcomm a la cabeza han pedido a los reguladores de telecomunicaciones un aumento del espectro de uso a la banda de 6 GHz, con tecnologías sin licencia y división en cuatro subbandas con diferentes reglas técnicas y protecciones de interferencia.

La petición es razonable. La banda de 2.4 GHz hace tiempo que está saturada por la electrónica común, mientras que la de 5 GHz tiene un espectro insuficiente para canales de ancho de banda más amplio (como 80 o 160 MHz) y porciones de 5 GHz están sujetas a restricciones que limitan su uso. Cuando se incorporen los miles de millones de dispositivos IoT (desde una simple taza de café) y todo lo que llega de la domótica, se puede comprender que el espectro volverá a saturarse sin importar la mayor eficacia de las nuevas normas inalámbricas.

¿Y para el futuro? Wi-Fi 7 apunta en el horizonte con la denominación 802.11be. No se espera su llegada hasta 2024 aunque algunas de sus mejoras podrán incorporarse antes a Wi-Fi 6 sobretodo si como se espera se aprueba definitivamente el uso de la banda de 6 GHz.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!