Conecta con nosotros

A Fondo

WiFi 7, el camino para llegar al futuro de las conexiones wireless

Publicado el

WiFi 7, el camino para llegar al futuro de las conexiones wireless

El WiFi 6 apenas ha comenzado a llegar hasta nosotros. Ya están en el mercado los primeros routers compatibles, y los dispositivos que funcionan con el nuevo estándar de conectividad wireless van saliendo a la venta. Muchos de los nuevos smartphones y la mayoría de modelos de los nuevos ordenadores portátiles ya son compatibles con este nuevo estándar, que sin duda trae unas mejoras muy notables a las conexiones sin cables, como recogen nuestros compañeros de MuyComputer: una velocidad cuatro veces superior a la de las conexiones WiFi actuales, mayor fiabilidad, menos consumo de energía, etc. Pero sin que casi hayamos tenido tiempo de familiarizarnos con sus características, las miras de la industria y el sector ya están puestas en el futuro estándar de las comunicaciones inalámbricas, el WiFi 7.

Este futuro estándar de la conectividad sin cables, que tendrá la denominación 802.11be, supondrá otro paso de gigante para las conexiones inalámbricas. Según sus primeros detalles, tendrá velocidades de conexión que alcanzarán los 30 Gigabits por segundo. Además, ofrecerá mejoras de cara al streaming de vídeo y contará con un alcance mayor. También dará menos problemas de congestión cuando haya muchos dispositivos conectados a un mismo router.

Eso sí, los cambios no llegarán todos de una vez con WiFi 7, sino que según Zdnet las primeras modificaciones empezarán a notarse tiempo antes, con diversas mejoras que se aplicarán al WiFi 6 y que dejarán el terreno preparado para el 7. No se espera que este futuro estándar, al que todavía no se le llama así oficialmente ni siquiera en la Wi-Fi Alliance, esté disponible hasta 2024, por lo que habrá que esperar unos años hasta que lleguen a las estanterías los primeros dispositivos compatibles.

Por ahora, el futuro estándar está en la fase de desarrollo de especificaciones, de lo que se está encargando un grupo de ingenieros del Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica, el IEEE. Cuando terminen, se los presentarán a la Wi-Fi Alliance, que se encargará de certificarlos. Solo entonces estarán concretadas todas las características del estándar 802.11be, el futuro WiFi 7.

Estará basado en el estándar 802.11 ax (WiFi 6), y entre sus objetivos está rebajar los retardos en las comunicaciones para mejorar el rendimiento de diversas actividades sensibles a la latencia, como los juegos online. Entre sus características más destacadas estará el uso de las bandas de 2,4 GHz, 5 GHz y 6 GHz. De hecho, la adopción de esta última banda será el primer cambio que abra paso a WiFi 7.

Primer paso hacia WiFi 7: uso de la banda de 6 GHz

La primera fase de avance hacia el WiFi 7 se dará a través de mejoras en el WiFi 6. Así, le dará más capacidad gracias al uso de más espectro. Se espera que los gobiernos de Estados Unidos y la Unión Europea comiencen a habilitar este espacio para la radiotransmisión a lo largo de 2020: la banda de 6GHz.

En la actualidad, la WiFi utiliza dos bandas de radiofrecuencia: la de 2,4 GHz y la de 5 GHz, y a ellas se sumará esta, que utilizarán los dispositivos compatibles con Wi-Fi 6 y superiores. Es decir, también la utilizarán en el futuro los equipos compatibles con WiFi 7. Pero no los que no puedan funcionar con la versión 5 y anteriores, no serán compatibles.

Eso sí, para que se pueda utilizar la banda de 6 GHz primero tiene que quedar libre, y en muchos países europeos se está utilizando para otros servicios de telecomunicaciones. Pero ya se está trabajando de cara a evitar problemas, con una función llamada Coordinador de frecuencia automatizado (AFC, Automated, Frequency Coordinator) que permita compartirlo sin problemas.

Segunda fase: UL MU-MIMO

Allá por 2022 llegará la segunda fase que abre camino al WiFi 7: UL MU-MIMO. Este larguísimo acrónimo es la abreviatura de uplink multiusuario de múltiples entradas y múltiples salidas (uplink multiuser multiple-input multiple-output). Se trata de un avance del protocolo MIMO, ya presente en el WiFi 4 y 5, y que ya ha contado con una primera mejora en el WiFi 6, MU-MIMO, con la que los fabricantes de puntos de acceso pueden integrar hasta ocho antenas.

Su futura versión saca partido al hecho de que las transmisiones de radio que se envían entre dispositivos no siempre toman el mismo camino, sino que pueden tomar varios, rebotando por muros, muebles, etc. Así, si se envían datos por distintos caminos, se pueden aprovechar mejor las ondas disponibles.

La primera fase de WiFi 6, la que está ya a las puertas, ya cuenta con parte de esta capacidad multiusuario, lo que quiere decir que un mismo punto de acceso puede enviar datos MIMO a varios dispositivos al mismo tiempo. La segunda fase, que llegará en tres años, llevará implicada una mejora no solo en el envío de datos de un dispositivo a otros como en la primera fase (es decir, a su descarga). También llevará aparejada un aumento en la velocidad de subida de datos desde los dispositivos a la red, que notarán sobre todos los que suban a la red archivos multimedia desde sus smartphones o sus ordenadores.

Tercera fase: llega WiFi 7 con otra mejora de MIMO

Después de esta segunda optimización de MIMO, está previsto que llega una tercera, CMU-MIMO, con el el estándar 802.11be (WIFi 7), allá p0r 2024. CMU-MIMO es la abreviatura de MIMO multiusuario coordinado. Eso sí, si todo marcha según lo previsto, porque todavía no hay garantías de que esté preparado para entonces. Pero si está listo, las conexiones WiFi experimentarán con él otro impulso en velocidad, alcance y gestión de tráfico.

Con WiFi 7, los fabricantes de puntos de acceso podrán conseguir que gestionen hasta 16 antenas, lo que abre la puerta al protocolo CMU-MIMO. Eso sí, esto no implica que todas estas antenas tengan que estar en un mismo punto de acceso. Con el fin de que la cobertura sea mejor en viviendas y empresas de mayor tamaño, la industria de la WiFi está inclinándose para el futuro por redes de malla compuestas por múltiples puntos de acceso con varias antenas cada uno.

Así, la división de las antenas entre dispositivos distintos implicaría una mayor capacidad para enviar datos a distintos aparatos, lo que mejoraría el rendimiento general de la red. Así, estos aparatos, trabajando en combinación, mejorarían el espectro de la red, y por tanto su alcance y rendimiento.

Otra de las mejoras que llegarán con WiFi 7 es la posibilidad de enviar datos por varias bandas de radiofrecuencia al mismo tiempo. En la actualidad, las redes envían datos o bien por la banda de 2,4 GHz o por la de 5 GHz. No son capaces de hacerlo por las dos al mismo tiempo. Pero la llegada del estándar 802.11be permitirá utilizar dos al mismo tiempo. Incluso las tres. Eso sí, para eso es necesario que llegue también una actualización que permitirá integrar más información en una sola señal de radio.

Esta actualización se conoce como 4096-QAM, e implica una mejora importante de la modulación de amplitud en cuadratura, que es una tecnología de gestión de señal. Para que nos hagamos una idea de lo que representará esta mejora: WiFi 6 utiliza 1024-QAM. Eso sí, se desconoce cuándo llegará, porque primero será necesario superar varios obstáculos para conseguirlo. Pero cuando lleguen esta y otras mejoras con los avances de la WiFi 6 y finalmente con WiFi 7, tendremos la oportunidad de gestionar mejor el más que previsible aumento del tráfico de dispositivos conectados en interiores que se dará en los próximos años con la llegada y expansión del 5G.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!