Conecta con nosotros

Noticias

Kingston anuncia la SSD NVMe DC1000B para el mercado empresarial

Publicado el

Kingston Technology ha anunciado la SSD NVMe Data Center DC1000B M.2, una unidad de estado sólido destinada especialmente a servir como unidad de arranque en servidores, con alto rendimiento, capacidad, autocifrado y protección contra pérdida de energía (PLP).

Las SSD NVMe están evolucionando dentro del centro de datos, proporcionando no solo capacidad de almacenamiento, sino eficiencia en el arranque de servidores para preservar valiosas bahías de unidades de carga frontal para el almacenamiento de datos. OEMs especializados como Whitebox y Tier 1 Server están comenzando a equipar las placas base de los servidores con uno o dos sockets M.2 para el arranque.

MCPRO Recomienda

¿Qué necesita tu empresa tras el COVID-19? ¡Participa en nuestro estudio!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Si bien el estándar M.2 se diseñó originalmente como un factor de forma SSD para máquinas cliente, su pequeño tamaño físico (22 x 80 mm) y su alto rendimiento conectado a puertos PCIe y bajo la interfaz NVMe, lo hacen atractivo para uso en este tipo de aplicaciones para servidores. No todos los discos SSD son creados iguales, y el uso de un SSD para clientes en una aplicación de servidores puede conllevar un rendimiento deficiente e irregular.

La SSD DC1000B de Kingston es una unidad NVMe en formato M.2 (2280) que utiliza la última interfaz PCIe Gen 3.0 x4 y memorias NAND flash TLC 3D de 64 capas. El fabricante lo posiciona como unidad de arranque interna para su uso en servidores de montaje en bastidores de alto volumen, así como para sistemas especialmente diseñados que requieran el alto rendimiento de estas unidades que incluyen protección de pérdida de energía integrada (PLP).

Aunque las unidades de arranque se utilizan principalmente para iniciar un sistema operativo, hay otros casos de uso secundarios como el registro de datos de aplicaciones y / o configurada como una unidad de caché local de alta velocidad.

La Kingston DC1000B se ha diseñado especialmente para esos propósitos y cuenta con características específicas de consistencia de rendimiento y baja latencia para aplicaciones empresariales que normalmente no están disponibles en las SSD cliente. Cuenta con resistencia adicional en modo escritura (0,5 DWPD durante 5 años), autocifrado SED con AES-XTS de 256 bits, y una velocidad en transferencia de datos de hasta 3.200 / 565 Mbytes por segundo en modos de lectura / escritura.

La Kingston SSD NVMe DC1000B se comercializa en capacidades de almacenamiento de 240 y 480 Gbytes, con precios contenidos de 101 y 162 euros, respectivamente. Más información | Kingston

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!