Conecta con nosotros

Noticias

IDC: el gasto global en tecnología caerá un 2,7% en 2020 por el COVID-19

Publicado el

IDC: el gasto global en tecnología caerá un 2,7% en 2020 por el COVID-19

A estas alturas ya no quedan prácticamente dudas de que la inversión en tecnología va a bajar este año como consecuencia de la crisis de COVID-19 y el impacto que está teniendo en todos los sectores de la economía. Muchas organizaciones y empresas de todo el mundo están teniendo que poner en marcha planes de contingencia a toda velocidad, lo que va a llevar que a corto plazo tengan que recortar costes en diversas partidas. Por tanto, es más que probable que una de las que vea recortes sea la dedicada a TI. Así, según IDC, el gasto a nivel mundial en tecnología descenderá un 2,7%.

Pero no todas las áreas de TI van a experimentar una caída por igual. Habrá sectores en los que la caída sea bastante más acusada que en otros. Así, donde está previsto que se registren mayores caídas será en ordenadores, teléfonos móviles y periféricos, con un descenso en gasto previsto del 8,8%. El mercado del PC ya estaba bajando antes de que empezase la crisis gracias a un ciclo de refresco fuerte en 2019 ya finalizado, pero la crisis va a provocar un gran impacto en el sector de os smartphones, que tenía previsto crecer con fuerza este año como resultado de la actualización al 5G.

MCPRO Recomienda

Aprende a realizar streaming de vídeo de forma eficaz Leer
Estudio "La virtualización en las empresas españolas" ¡Descárgate el informe!
Gestiona los dispositivos de tu empresa de forma inteligente Leer

El gasto en servidores, almacenamiento y hardware de red también va a bajar, a pesar de la fuerte demanda de servicios en la nube. Esto va a llegar a pesar de la demanda de servicios en la nube por parte de los clientes de empresa durante las respuesta rápida inicial a la crisis, porque las empresas han retrasado otras compras.

Así, la inversión en infraestructura, incluida en la nube, subirá un 5.3%, pero este aumento se verá lastrado por el descenso en hardware de red y almacenamiento (un 3,3% de caída) y en el equipo de red de empresa (un descenso de un 1,7%). Además, todo el crecimiento en infraestructura vendrá de la mano de inversión en Infraestructura como Servicio (IaaS) y de la inversión en servidores de proveedores en la nube.

En servicios TI el descenso de la inversión en 2020 caerá un 2%, con las mayores bajadas para IDC en servicios orientados a proyectos, ya que las organizaciones y empresas van a hacer una pausa en la puesta en marcha de grandes proyectos nuevos hasta que mejoren las previsiones para la empresa. La inversión en servicios gestionados y servicios de soporte también va a bajar, en línea con las actividades generares de TI y los despliegues de hardware y software.

El software es el sector TI que mejor se va a comportar en 2020, con un crecimiento en positivo que se acercará al 2%. Sobre todo por las inversiones en cloud, así como por la demanda resiliente en algunas categorías concretas, como las de las destinadas a medidas de respuesta o en divisiones imprescindibles para las operaciones de negocio en marcha.

En cuanto los datos de IDC para la infraestructura de telecomunicaciones, el gasto total en este sector bajará alrededor de un 1,6%, un poco por debajo de 4,1 billones de dólares. Una caída notable si se compara con el crecimiento del sector en 2019, de un 3,5%. No obstante, la inversión en telecomunicaciones sufrirá un impacto menor, dado que la demanda de banda ancha sigue estando extraordinariamente fuerte. En algunos mercados es incluso más elevada, debido al aumento del teletrabajo por las medidas de aislamiento.

Stephen Minton, Vicepresidente de IDC, señala que «las empresas de los sectores de la economía que tendrán un mayor golpe durante la primera mitad del año reaccionarán retrasando algunas compras y proyectos, y la falta de visibilidad debida a factores médicos asegurará que muchas organizaciones enfoquen con precaución la planificación de contingencia de presupuestos a corto plazo«.

Minton apunta también que «el gasto en hardware en general se identifica siempre con rebajar rápidas del gasto durante una crisis económica, ya que así las empresas pueden proteger rápidamente la rentabilidad a corto plazo. En crisis económicas anteriores, el hardware TI ha tendido a quedar por encima del ciclo económico tanto en la caída como en la fase de recuperación. Esto se debe a que los impulsores de la demanda subyacentes no cambian de un día para otro. El momento en que se realizan las compras se cambia y retrasa, y esto puede hacerse ahora con má rapidez que en el pasado. Lo que es distinto en esta situación es que la nube es un factor mayor de lo que era en la recesión mundial previa, y esto debería implicar que el gasto general sea menos volátil que en las dos últimas recesiones económicas«.

Pero a pesar de la situación, para Minton, «habrá compartimentos de oportunidad para el software y los servicios relacionados durante los próximos seis meses, a medida que las empresas creen medidas de respuesta centradas en un mayor nivel de teletrabajo y la colaboración. Las organizaciones que están más avanzadas en la transformación digital y las escalas de migración a la nube es probable que estén mejor situadas en cuando a integrar estas tecnologías en planes de respuesta eficaces y ágiles«.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!