Conecta con nosotros

Noticias

AMD presenta la Radeon PRO VII, una tarjeta gráfica que nos lleva al pasado

Publicado el

La compañía de Sunnyvale ha presentado la Radeon PRO VII, una tarjeta gráfica dirigida al sector profesional que compite directamente con la serie Quadro de NVIDIA, y que cuenta con una configuración tan curiosa como difícil de entender, ya que francamente es un paso atrás.

Esta tarjeta gráfica utiliza la arquitectura Vega 20 de última generación (GCN 5.0), anterior a la arquitectura Navi (RDNA) que hemos visto en las Radeon PRO W5700 y W5700X. Para que nos entendamos, el lanzamiento de la Radeon PRO VII es como si NVIDIA decidiera lanzar una nueva tarjeta gráfica de gama alta para el sector profesional basada en Pascal y no en Turing.

MCPRO Recomienda

Aprende a realizar streaming de vídeo de forma eficaz Leer
Estudio "La virtualización en las empresas españolas" ¡Descárgate el informe!
Gestiona los dispositivos de tu empresa de forma inteligente Leer

No termino de entender qué ha llevado a AMD a lanzar una Radeon PRO VII, pero el hecho de que su presentación se haya producido justo hoy, un día antes de la celebración de la GTC 2020 de NVIDIA, sugiere que la compañía de Sunnyvale habría tomado esta decisión para quitar algo de protagonismo a las novedades que presentará mañana el gigante verde.

Echando un vistazo a las especificaciones de la Radeon PRO VII lo cierto es que nos encontramos con algunos detalles interesantes. A pesar de que esta tarjeta gráfica utiliza una arquitectura «obsoleta» es algo más que una simple Radeon VII reciclada, ya que cuenta con cambios importantes:

  • Monta seis conectores mini DisplayPort (hasta 8K).
  • Soporta la interfaz PCIE Gen4.
  • Requiere un conector de 8 pines y otro de 6 pines (tiene un consumo inferior).
  • Soporta la tecnología multi-GPU Infinity Fabric Link, que alcanza un ancho de banda de hasta 168 GB/s.
  • Prácticamente dobla la potencia en FP64 (doble precisión), ya que alcanza los 6,5 TFLOPs.

La Radeon PRO VII cuenta con 3.840 shaders, 240 unidades de texturizado, 64 unidades de rasterizado, tiene un bus de 4.096 bits y dispone de 16 GB de memoria HBM2 con un ancho de banda total de 1 TB/s. Su potencia en FP32 es de 13,1 TFLOPs, y tiene un precio de 1.899 dólares, una cifra que, al cambio, debería convertirse en unos 1.999 euros.

Esta tarjeta gráfica compite directamente con la Quadro RTX 5000 de NVIDIA, una solución que ofrece una potencia trabajando con FP32 de 11,2 TFLOPs, pero que tiene «capado» su rendimiento en FP64, donde apenas llega a los 0,5 TFLOPs. Como contrapartida este modelo cuenta con hardware dedicado para acelerar cargas de trabajo relacionadas con inferencia, aprendizaje profundo, inteligencia artificial y trazado de rayos.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!