Conecta con nosotros

Noticias

En órbita el PhiSat-1, el primer satélite del mundo con Inteligencia Artificial

Publicado el

La Inteligencia Artificial llega al espacio…hasta el infinito y más allá. Lo hace a bordo del PhiSat-1 un satélite lanzado por la Agencia Espacial Europea (ESA), en cuyo “cerebro” se encuentra el Movidius Myriad 2, un chip de IA diseñado por Intel y que ya tiene cierto recorrido en este campo.

El objetivo de la misión es el de monitorizar el deshielo de los polos y controlar el incremento de la temperatura del suelo, como consecuencia del cambio climático. ¿Y qué papel juega aquí la Inteligencia Artificial? Pues uno que aunque como veremos a continuación no es demasiado glamuroso, en realidad tiene bastante utilidad.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España 20 casos de éxito en 2020
Descubre cómo las empresas se reinventan tras la pandemia ¡Descárgate la guía!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

De lo que se encarga el Movidius Myriad 2 es de analizar las imágenes que toma la cámara fotográfica del satélite para a continuación, descartar de forma inteligente aquellas que, a causa de la gran cantidad de nubes presentes, impidan o dificulten una observación apropiada de nuestro planeta.

Como explican desde la ESA, el asunto es mucho más interesante de lo que parece ya que en realidad, el exceso de nubes es una constante en la mayoría de las imágenes que toman los satélites. Al descartar automáticamente las que no sirven (nubes en más del 70% de la imagen), el PhiSat no sólo ahorra una gran cantidad de energía a la hora de enviar las imágenes, sino que también ahorra una considerable cantidad de tiempo a los investigadores que tienen que estudiarlas.

Este es sin embargo sólo un primer paso para las enormes posibilidades que se le abren a las soluciones de Inteligencia Artificial en el espacio. En este sentido, como indican los expertos de Ubotica, la empresa que acompaña a la ESA en esta aventura, la IA satelital podrá a medio plazo jugar un papel de claro protagonismo a la hora de detectar las primerísimas señales de lo que podría convertirse en un enorme incendio forestal (enviando así una respuesta temprana) o detectar fugas de petróleo en oleoductos y plataformas.

En un primer momento, estaba previsto que el PhiSat-1 comenzase su aventura espacial en mayo de 2019, pero una serie de contratiempos han retrasado su lanzamiento hasta el pasado mes de septiembre. Entre estos cabe destacar una misión inicial que debido a problemas técnicos no pudo despegar, dos huracanes que impactaron en la zona planeada para los dos siguientes intentos (la Guayana Francesa y una estación terrestre en Corea del Sur) y por supuesto, el COVID-19.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!