Conecta con nosotros

Noticias

Lee Kun-hee, CEO de Samsung, fallece a los 78 años

Publicado el

Samsung ha anunciado este fin de semana el fallecimiento, a los 78 años, de Lee Kun-hee, CEO de la empresa y en buena parte, máximo artífice de haber convertido la multinacional coreana en el gigante tecnológico que ahora es. La causa de la muerte no ha sido comunicada y el comunicado, escueto, afirma que en sus últimas horas estuvo acompañado de su familia más cercana.

El directivo coreano llevaba retirado de la vida activa de la empresa desde el año 2014, cuando sufrió un infarto que, de forma progresiva, le llevó a ir apartándose de los focos de los focos mediáticos. Desde entonces su hijo, Lee Jae-yong, ha ocupado de forma interina el cargo, por lo que se cree que seguirá al frente de la multinacional.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España 20 casos de éxito en 2020
Descubre cómo las empresas se reinventan tras la pandemia ¡Descárgate la guía!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Pese a lo controvertido de su figura, pero con la visión del que fácilmente podría ser definido como el «Steve Jobs asiático», Lee Kun-hee fue capaz de transformar una Samsung que hasta su mandato solo era conocida por producir televisiones y electrodomésticos baratos, en una de las marcas tecnológicas más poderosas del planeta.

Su posición al frente de la compañía le llevó a convertirse en el hombre más rico de Corea del Sur, para a continuación, conseguir que el entramado de empresas que constituye el grupo Samsung llegase a representar hasta un quinto del producto interior bruto del país asiático.

Una figura controvertida

Como explicábamos antes, la figura de Lee Kun-hee no ha sido ajena a la polémica. Más bien, todo lo contrario. En 1995, fue declarado culpable de sobornar al por entonces presidente de la república, Roh The-woo, utilizando para ello lo que demostraría ser un fondo cuya única finalidad era, precisamente, el soborno.

En 2008 también fue declarado culpable de evasión fiscal y malversación de fondos. Sin embargo, y tal y como pasara en el caso anterior, acabó siendo indultado. El segundo indulto tuvo además una clara intencionalidad: la de permitir que Lee pudiera volver a ocupar su sitio como miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) y que de esta forma, pudiera favorecer la candidatura de Pieonchang para la celebración de los Juegos Olímpicos de invierno en 2018. Pieonchang como sabemos, acabó siendo la ciudad elegida por el COI ese año.

La polémica no obstante no acaba con su fallecimiento. Pese a que como indicábamos antes, su hijo es el mejor situado para sustituirle y hará lo posible para afianzarse en el cargo, tampoco ha sido inmune a los problemas legales. Un nuevo escándalo de corrupción, esta vez relacionado con el presidente surcoreano Park Geun-hye (lo que le costó el mandato)  le llevó a permanecer en prisión durante un año.

Por otro lado, convertirse en el presidente de una compañía como Samsung, tiene una fuerte implicación económica en un país como Corea del Sur. En este sentido, la ley coreana indica que quien ocupe la posición y por lo tanto, «herede» los activos de Lee Kun-hee, deberá afrontar el pago de varios miles de millones de dólares en impuestos de sucesión…por lo que su hijo podría acabar decidiendo reducir su participación en la empresa.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!