Conecta con nosotros

Opinión

Cambio de planes: Re-planificación del camino hacia 5G

Publicado el

Nokia 5G

¿Sabes cómo te sientes cuando estás en el aeropuerto, con todo listo y a punto de emprender un viaje que tenías planificado desde hace tiempo, y de pronto se cancela el vuelo, dejándote peleando por encontrar alguna otra manera de llegar a tu destino? Una experiencia similar fue a la que se enfrentaron varios proveedores de servicios de telecomunicaciones (CSP, según sus siglas en inglés) que estaban en plena implementación de sus planes de despliegue de 5G cuando apareció la COVID-19. Habiendo tenido que enfrentarse a incrementos súbitos de tráfico y comportamientos sin precedentes de los usuarios, ahora deben encontrar una manera de adaptarse a lo que, por ahora, va a ser la nueva normalidad y reconducir su camino hacia 5G.

De cómo la COVID-19 puso todo patas arriba

La mayor parte de los planes y estrategias de los CSP en relación con 5G se basaban en patrones predecibles, claramente determinados, del tráfico de redes. Sin embargo, las fuentes y las cargas pico de tráfico habituales se vieron completamente alterados a causa de la pandemia. Los proveedores de servicio diseñaron su infraestructura 5G para que su capacidad de entrega se centrara en áreas densamente pobladas y alrededor de las principales vías de tránsito que conducen hacia y desde dichas áreas. Y se esforzaron en pensar formas de capitalizar las oportunidades de 5G para el mundo empresarial, basándose en la manera en que las empresas solían funcionar. Hasta que llegó marzo del 2020.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España 20 casos de éxito en 2020
Descubre cómo las empresas se reinventan tras la pandemia ¡Descárgate la guía!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Hoy en día, tenemos una demanda que se ha disparado en áreas residenciales/suburbanas, mientras que los distritos comerciales, estaciones de tren y otros sitios que, normalmente, solían gestionar un tráfico masivo, están ahora siendo infrautilizados. Y la «red empresarial» ya no se reduce a una sola oficina o complejo de negocios, sino que se ha transformado en una distribución sin delimitaciones geográficas, compuesta por trabajadores remotos que se quedan en sus casas.

A fin de dar respuesta a estos nuevos patrones de tráfico y capitalizar lo que quiere el mercado, los proveedores de servicio continúan ajustando sus operaciones y sus planes. La buena noticia es que no es necesario que vuelvan a empezar de cero, ni que realicen grandes inversiones adicionales en redes físicas.

Cinco maneras de aprovechar al máximo las inversiones en redes pre-pandemia

Los CSPs pueden maximizar sus actuales inversiones en redes y comenzar a reconducir su camino hacia 5G adoptando las siguientes estrategias:

  • Maximizar la capacidad de la red fija. A fin de poder suministrar más capacidad a un mayor número de usuarios, los CSP pueden aumentar el rendimiento de las líneas de cobre y DSL que ya vienen funcionando, empleando para ello tecnologías de “vectoring” o protocolos tales como G.fast. Las tecnologías híbridas de acceso que combinan la conectividad fija y móvil pueden contribuir a aumentar la capacidad de las redes existentes — siendo esta alternativa especialmente eficiente para los operadores de telefonía móvil con un espectro limitado, aunque con acceso a DSL o fibra.
  • Concentrarse en la cobertura. Si bien la capacidad es importante, los CSP deben asegurar la cobertura móvil adecuada a fin de llegar a los clientes donde estos se encuentren — y en medio de esta realidad con la COVID-19, lo más probable es que estén en sus casas, no en la oficina. Añadiendo celdas pequeñas (“small cells”) se puede contribuir a suplir la falta de cobertura y aumentar la capacidad, al tiempo que, valiéndose de técnicas como el MIMO masivo, es posible ampliar aún más el rango de las celdas para aumentar la cobertura. Recurrir al espectro no licenciado mediante acceso licenciado asistido (LAA, según sus siglas en inglés), puede contribuir a aumentar la capacidad y, añadiendo soluciones de microondas compactas, es posible extender el despliegue de celdas con relativa facilidad hacia áreas suburbanas y rurales.
  • Adaptar la oferta de servicios a la nueva normalidad. Es necesario que los CSP cambien su manera habitual de pensar en relación con las formas de facturar y rentabilizar los servicios de conectividad durante el período de la COVID-19. Si ya han adoptado una plataforma convergente de facturación y cobro en tiempo real para sus servicios 4G, entonces podrán lanzar con gran rapidez y facilidad ofertas y promociones temporales que satisfagan las necesidades actuales de los clientes de una forma tal que los planes de datos poco flexibles y muy estructurados no pueden. Entre tales ofertas se pueden encontrar el acceso sin coste a servicios de atención sanitarios o a servicios de transmisión de video en streaming, mayores límites en el uso de datos móviles o incluso llamadas de voz gratuitas para servicios esenciales, tales como hospitales y trabajadores de la salud. Uno de nuestros clientes en Norteamérica, por ejemplo, realizó una promoción temporal para más de 20 millones de abonados en menos de cuatro horas gracias a la flexibilidad y agilidad de la plataforma de monetización Nokia Converged Charging.
  • Asimilar e incorporar la nube para captar clientes corporativos. Muchas empresas están buscando formas de adaptarse a nuevos ambientes laborales remotos/híbridos. Sacando máximo provecho de las alianzas y ecosistemas en la nube ya establecidas y, a la vez, ampliando la virtualización de su oferta, los CSP pueden captar usuarios corporativos con los servicios y aplicaciones que estos necesitan, donde sea que estén.
  • Integrar inteligencia en la seguridad de su red. Las empresas requieren un nivel de seguridad más alto para sus datos corporativos más delicados — aun cuando las rutas de entrada/salida del tráfico de la red han cambiado y ahora se accede y se utilizan dichos datos de forma remota. Obviamente, los CSP no pueden instalar cortafuegos y otros componentes de protección de la infraestructura de red de manera local para sus trabajadores remotos de la misma manera que lo pueden hacer en sus oficinas. No obstante, sí que pueden adoptar la protección y vigilancia automatizada en red, valiéndose de software de inteligencia artificial y aprendizaje automático con el fin de detectar de forma proactiva y responder a eventuales ataques extremo a extremo. Esta aproximación facilita además la escalabilidad de la protección en cualquier sentido según sea necesario.

Con el software y las estrategias adecuadas, todo CSP puede adaptarse a la situación actual sin tener que sacrificar sus metas a largo plazo — y lograr los que siempre habían sido sus objetivos. Si bien es cierto que gran parte de la incertidumbre permanece, estas inversiones ayudarán a los CSP a capear el temporal de la COVID-19 y sentar las bases para poder continuar su camino hacia 5G.

fernando-corredor-director-marketing-y-asuntos-corporativos-nokia-espana

 

Fernando Corredor
Director de Marketing y Asuntos Corporativos, Nokia España

El equipo de profesionales de MCPRO se encarga de publicar diariamente la información que interesa al sector profesional TI.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!