Conecta con nosotros

Noticias

Inteligencia Artificial contra el cambio climático

Publicado el

A raíz del acuerdo de París, firmado en 2016 para unir al mundo en su lucha contra el cambio climático, cada vez son más las empresas que intentan hacer lo posible para reducir sus emisiones o incluso, llegar a esa «huella de carbono cero», que certifica bien que ya no contaminan, bien que su inversión en energías limpias en otras áreas de su ciclo productivo, compensan sus emisiones.

En este terreno se lleva estudiando desde hace años, cómo el empleo de determinadas tecnologías puede contribuir a ayudar precisamente a esto: mostrar el camino hacia esa reducción de emisiones. Y aquí, como apunta un reciente estudio elaborado por Capgemini, la Inteligencia Artificial tiene mucho que decir.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España 20 casos de éxito en 2020
Descubre cómo las empresas se reinventan tras la pandemia ¡Descárgate la guía!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Asegura en este sentido la consultora en su investigación «IA climática: cómo puede impulsar la inteligencia artificial su estrategia de acción climática», que los casos de uso relacionados con el clima e impulsados con IA, puede ayudar a las organizaciones a cumplir con hasta el 45% de sus objetivos en el terreno de la reducción de emisiones (Intensidad de Emisión Económica o EEI).

Recalca el informe que aunque muchas tecnologías se centran en un objetivo concreto, como la captura de carbono o las fuentes de energía renovables, la IA puede acelerar las acciones climáticas de las organizaciones en los distintos sectores y cadenas de valor. ¿De qué forma?

Los casos de uso de IA incluyen la mejora de la eficiencia energética, la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles y la optimización de los procesos para ayudar a la productividad. En este sentido, de los 800 ejecutivos de sostenibilidad y tecnología encuestados en 400 organizaciones y que se recogen en este informe, casi la mitad (48%) emplean la IA para sus acciones climáticas y, como resultado, han reducido las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) un 12,9 %, han mejorado la eficiencia energética un 10,9 % y han reducido los residuos un 11,7 % desde 2017.

El impacto potencial de la IA es significativo y según afirman los encuestados, la mayoría esperan reducir las emisiones de GEI en un 16 % en los próximos tres a cinco años mediante proyectos de acción climática impulsados por IA. Así, la investigación constata que los casos de uso habilitados por la IA pueden cumplir hasta el 45 % de los requisitos del Acuerdo de París antes de 2030. Entre los sectores analizados, el del comercio minorista tiene el mayor potencial de mejora (45%), mientras que el de la venta a por mayor es que tiene un menor impacto (11%).

Mediante el análisis de más de 70 casos de uso de IA de acción climática, Capgemini ha identificado además los 10 con el mayor potencial. Estos, que se detallan en el informe, incluyen plataformas de consumo y optimización energética, algoritmos para identificar automáticamente defectos y predecir fallos sin interrumpir las operaciones, y un seguimiento de las fugas en instalaciones industriales. Y sin embargo, a pesar del considerable potencial de la IA para la acción climática, la adopción sigue siendo baja.Esto podría deberse a varios obstáculos para el progreso:

  • Más de ocho de cada diez organizaciones gastan menos del 5% de la inversión en cambio climático en la IA y el seguimiento de datos.
  • La mitad (54 %) cuenta con menos de un 5% de empleados con las habilidades necesarias para adoptar funciones basadas en datos y en la IA.
  • Más de un tercio (37%) de los ejecutivos de sostenibilidad han frenado sus objetivos climáticos en vista de la COVID-19, con la mayor desaceleración en el sector de energía y servicios públicos. El 38 % de las organizaciones ha paralizado los gastos de capital asignados a iniciativas climáticas.

Así y en mitad de la crisis sanitaria y financiera en la que nos encontramos, solo el 13% de las organizaciones ha alineado su visión y estrategia climática con sus capacidades de IA, siendo en este caso las compañías europeas las que más destacan.

Asimismo, está surgiendo una clara brecha de conocimiento, ya que el 84 % de los ejecutivos preferirían compensar o contrarrestar su huella de carbono antes que implementar soluciones tecnológicas para reducirla (16 %) a largo plazo. Esto sugiere una falta de conocimiento sobre el potencial de la IA para combatir el cambio climático. Según el informe, las organizaciones deben invertir en IA y equipos de ciencia de datos a fin de conocer la mejor forma de implementar la IA y aprovecharla positivamente para la sostenibilidad.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!