Conecta con nosotros

A Fondo

¿Qué podemos esperar de Microsoft en 2021?

Publicado el

De todas las compañías tecnológicas, Microsoft es sin duda, la que más “ruido” genera cada año en el sector profesional. Como vimos la semana pasada, en conferencias como Build o Inspire, no hay año en el que los de Redmond no presenten un gran número de novedades para Windows, Office 365 o Azure. Este año además y como veremos a continuación, la empresa de Satya Nadella pisa el acelerador. Veamos qué es lo que nos tienen preparados para los próximos meses.

Gran lavado de cara para Windows 10

Desde el lanzamiento de Windows 10 en 2015, la compañía ha ido introduciendo todo tipo de nuevas funcionalidades con el paso de los años, siendo lo habitual dos grandes actualizaciones anuales para este sistema operativo: una en primavera y otra en otoño. A la introducción de nuevas características se ha contrapuesto, sin embargo, una apuesta estética que apenas si ha variado en los últimos cinco años.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Esto sin embargo, está a punto de cambiar. «Windows 10 21H2», conocida informalmente con el nombre de «Sun Valley» y que llegará a los equipos de los usuarios el próximo otoño, supondrá todo un lavado de cara para Windows.

La más importante será probablemente, el estreno de un nuevo menú de inicio (de la que desaparecen las live tiles y se va a un diseño mucho más plano), además de nueva barra de tareas, centro de notificaciones y explorador de archivos. También se estrenarán gráficos sobre el uso y consumo de batería.

A nivel técnico y por lo que se ha visto en las últimas Builds, cabe esperar mejoras en los ajustes de configuración de la cámara, una mejor gestión de los datos de usuario de las aplicaciones o recomendaciones sobre limpieza de archivos y mantenimiento del sistema.

Windows 10X llega para los nuevos dispositivos plegables…y para competir con Chrome OS

Si los planes de Microsoft se cumplen, Windows 10X debería estar a la vuelta de la esquina. Concebido en un primer momento para la nueva generación de dispositivos plegables, el nuevo sistema operativo de Microsoft quiere, sin embargo, ir más allá.

En principio, lo nuevo de Microsoft no reemplazará a la versión actual de Windows 10 para el escritorio, ni será un sistema operativo que podamos descargar e instalar por nuestra cuenta. Dicho de otra forma, solo estará disponible para sus socios OEM, que lo ofrecerán en los ya mencionados «plegables» pero también en una nueva generación de portátiles básicos cuyo objetivo no es otro que el de competir de tú a tú, contra los Chromebooks de Google.

Los equipos con Windows 10X solo podrán ejecutar de manera nativa aplicaciones progresivas PWA y las UWP modernas de Microsoft. Las aplicaciones Win32 en cambio, se ejecutarán virtualizadas en su propio contenedor.

En todo caso, el primer dispositivo en el que lo veremos será en el ya anunciado «Surface Neo», que debería haber visto la luz el año pasado y que probablemente, llegue a las tiendas a lo largo de este primer semestre.

La respuesta a Apple Silicon…y nuevas Surface

El lanzamiento de la plataforma Apple Silicon ha cogido a la mayoría de la industria con el pie cambiado. Nadie sospechaba que ARM podía ofrecer ese rendimiento en equipos de escritorio y desde hace unos meses, se está especulando sobre qué compañía conseguirá hacer lo propio en Windows.

La mejor posicionada por supuesto es Microsoft…que ya tiene cierta experiencia en su línea Surface Pro X. En 2020, los de Redmond habilitaron por fin la emulación de aplicaciones x86 de 64 bits sobre esa arquitectura, lo que facilita que grandes como Adobe lleguen a unos equipos que hasta ahora, no han dejado de ser una curiosidad.

Pero con Samsung anunciando que lanzará sus propios procesadores Exynos para el escritorio y Qualcomm haciendo prácticamente lo mismo, a Microsoft no le queda otra: si no quiere que Apple le siga «sacando los colores» en términos de velocidad y rendimiento, debe hacer lo posible y lo imposible para optimizar Windows para ARM. No le queda otra.

En cuanto a nuevos dispositivos Surface, vimos hace unos días la presentación de la Surface Pro 7 Plus que cuenta con muchas de las características que se esperaba que tendría la Surface Pro 8, como procesadores Intel de 11ª Generación, 32 GB de memoria RAM y conectividad LTE.

En los próximos meses asistiremos también a la presentación del Microsoft Surface Laptop 4 su portátil más convencional, y aunque no hay nada seguro, la renovación de la gama Surface Pro X, con un nuevo chip de Qualcomm que sin estar a la altura del de Apple, sí que podría tener cierto interés. En el campo de la movilidad, podríamos ver un nuevo Surface Duo, que contaría con una mejor cámara, conectividad 5G, NFC y carga inalámbrica.

Ya hemos comentado antes que probablemente asistiremos al estreno del Surface Neo y habrá que ver si los de Redmond también renuevan otros productos como su detachable Surface Book y la línea Go.

Microsoft 365 y Azure: la máquina engrasada

Pero pese a que se vienen muchas e interesantes novedades, no nos olvidemos que bajo Satya Nadella, Microsoft se ha convertido sobre todo, en una compañía de servicios para empresas.

En este sentido y aunque sin duda veremos otras cosas que van a acaparar muchos titulares (su servicio de streaming de videojuegos xCloud o tal vez una nueva versión de HoloLens), el grueso de sus ingresos seguirá dependiendo de dos de las divisiones que más han crecido en los últimos años: Azure y Microsoft 365 (Windows 10, Office 365 y Seguridad).

En ambos terrenos el ciclo de lanzamientos y novedades es continuo, tanto en el despliegue de nuevos centros de datos (la compañía anunció el pasado mes de febrero que construiría una región de centros de datos en España, en colaboración con Telefónica), como en la ampliación del número de productos (espectacular la evolución de Teams en 2020) o nuevos verticales. En todos estos terrenos, la «máquina» de Redmond está realmente bien engrasada, lo que significa que aunque tampoco será este el año en que veamos Office en Linux, la compañía seguirá profundizando en ese «idilio» con el OpenSource en el que lleva embarcada unos años.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!