Conecta con nosotros

Noticias

NVIDIA también quiere probar con la computación cuántica

Publicado el

El gran día de NVIDIA ha demostrado ser grande de verdad. En primer lugar porque como hemos visto, la compañía entra en el mundo de los procesadores ARM con NVIDIA Grace. En segundo lugar, porque la compañía ha presentado nuevas gráficas Ampere pare el sector profesional y en tercer lugar porque también ha manifestado su intención de entrar en el cada vez más interesante (y competitivo) mundo de la computación cuántica.

La aproximación de NVIDIA no pasa sin embargo por la construcción de su propio ordenador (algo que le pondría a la altura de IBM o Google), sino por el desarrollo de un simulador. No es que sea algo realmente novedoso. Los simuladores cuánticos llevan con nosotros un tiempo y en realidad tienen más sentido como plataforma de pruebas sobre las que desarrollar software cuántico, que como computadoras.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

¿De qué hablamos exactamente? Generalmente y este es el caso de lo que acaba de anunciar NVIDIA, un simulador cuántico parte de un cluster HPC, adaptado con interconexiones y rápidas y los procesadores de servidor más potentes, que literalmente ejecutan una simulación del funcionamiento de varios circuitos cuánticos para el posterior diseño y test de hardware y nuevos algoritmos. Los nuevos simuladores cuánticos pueden incluso ir más allá y de hecho, también pueden utilizarse para emular la resolución de problemas cuánticos sin la necesidad de contar con la enorme complejidad que supone la construcción de este tipo de supercomputadoras.

Por supuesto, compañías como IBM o Microsoft que han desarrollado sus propios ordenadores cuánticos, también cuentan con este tipo de simuladores para la puesta en marcha todo tipo de pruebas. Otras empresas como ATOS, han entrado en este mundo con el desarrollo de su propio simulador sobre sus sistemas Sequanna.

Con todo, si la compuación cuántica sigue representando en estos momentos un nicho muy pequeño de mercado, el de los simuladores es aún más pequeño, por lo que solo cabe entender la apuesta de NVIDIA como un «quiero estar aquí» cuando este mercado acabe por despegar a medio plazo. De momento ese «estar aquí» se traduce en un simulador que se va a ejecutar sobre procesadores interconectados DGX A100 y un SDK para el desarrollo de software cuántico que ha sido bautizado como  CUQUANTUM.

Según explicó el CEO de NVIDIA, Jensen Huang, CUQUANTUM quiere ser para el mundo de la computación cuántica lo mismo que CUDNN ha hecho por el mundo del deep learning, refiriéndose a cómo los primeros test que se han realizado con su simulador en Caltech han reducido benchmarks que hasta ahora tardaban diez días en ejecutarse en un servidor de doble CPU, a tan solo dos horas utilizando un único DGX A100 equipado con CUQUANTUM.

Pero también hay algo que Jensen ha querido dejar claro. De momento y en un futuro no hay ninguna posibilidad de que NVIDIA desarrolle su propio ordenador cuántico y en este ecosistema, no van a ir más allá de proporcionar herramientas que ayuden a la simulación cuántica, de modo que los fabricantes de estos ordenadores puedan mejorar tanto su hardware como sus propios algoritmos. Y es que en palabras de Huan, la empresa apuesta por «acelerar  los simuladores para que los investigadores puedan diseñar mejores ordenadores cuánticos, verificar los resultados, arquitecturar sistemas clásicos cuánticos híbridos y descubrir más algoritmos cuánticos óptimos».

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!