Conecta con nosotros

A Fondo

Clubhouse, Facebook y saber encontrar el momento ideal

Publicado el

Clubhouse podría convertirse en la última startup en caer bajo el peso de Facebook. Y es que como ya ha hecho en tantas ocasiones, los de Zuckerberg lo tienen claro: si funciona, copialo.

Ha sido esta misma semana cuando el CEO de la red social ha anunciado lo que ya se venía «barruntando» en algunos círculos, es decir, que entran en el negocio del audio en directo: «creemos que el audio puede convertirse en un medio de primera clase», ha confesado en una entrevista realizada en la plataforma de streaming Discord, «de vez en cuando aparece un nuevo medio que se puede adoptar en un montón de áreas diferentes… y creo que esto va a ocurrir con las salas de audio en directo».

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Con esta introducción a lo que es un «medio», Zuckerberg presentaba «Live Audio Rooms», una nueva función que llega a Facebook Messenger y que al puro estilo Clubhouse, permitirá organizar conferencias y charlas en vivo de audio. La red social también ha presentado sus propios podcasts porque…¿qué Big Tech está dispuesta a renunciar a los podcasts hoy en día? y otras herramientas como «Soundbites», que llevan los clips de audio a las stories de esta plataforma.

Malos tiempos para la lírica

Lo cierto es que para Clubhouse se presentan tiempos complicados. Y no solo porque Facebook haya decidido copiar su idea, sino porque no es la única compañía tecnológica que lo ha hecho. Tras el ruido que hizo hace unas semanas con una idea que, no nos engañemos, suponía poco más que reinventar la rueda, las grandes olieron rápidamente «sangre» y no tardaron en ir a «degüello». Así, con pocos días de diferencia se presentaron Twitter Audio Spaces, Reddit Talk e incluso la promesa de que LinkedIn estrenaría su oferta en breve.

La historia de la startup no hace sino repetir, a toda velocidad, la experimentada por Snapchat (Snap ahora) con sus stories. Si de momento consigue sobrevivir, es a base de mucha imaginación, la fidelidad de un interesante nicho de usuarios y sobre todo, músculo financiero. Para Clubhouse en cambio, una compañía que ha perdido el «hype» de las primeras semanas (con salas cada vez más vacías) y que está tardando mucho más de la cuenta en publicar su aplicación para Android, el tiempo vuela.

Según ha asegurado Zuckerberg en la entrevista, las nuevas «Live Audio Rooms» podrían estar disponibles para todos los usuarios de su plataforma a lo largo de este mismo verano. Teniendo en cuenta que los grupos de Facebook en los que también estarán integradas, se usan de forma activa por 1.800 millones de personas al mes, nada hace presagiar que a Facebook no le vaya a ir muy bien. Al fin y al cabo solo tienen que firmar unos cuantos cheques e invitar a famosos y estrellas para «conectar con los fans». Y eso, ya han confirmado que también lo van a hacer.

Atraer a los creadores

Como también anunció Clubhouse hace unas semanas, las salas de audio de Facebook permitirán que los creadores puedan monetizar sus contenidos a través del sistema de donaciones de estrellas de Facebook, aunque también confesó que están trabajando en modelos de monetización adicionales, «como la capacidad de cobrar por el acceso a una sala de audio en vivo a través de una sola compra o mediante una suscripción».

Esto no quiere decir que el pez más pequeño tenga que tirar la toalla por completo. Porque es cierto que en muchas ocasiones, cuando Facebook ha copiado a un rival, la jugada le ha salido de forma espectacular. Sin embargo, no siempre le ha funcionado tan bien como esperaba. «Reels», su intento de copiar los vídeos cortos de TikTok se ha quedado más bien a medias y su intento de competir con las Apps de citas se ha convertido en un fracaso espectacular.

Más allá sin embargo de la enorme competencia que se presume para este nuevo medio, en Wired advierten de una de las grandes nubes que se presentan en el horizonte: la moderación de contenidos. En su primer año, Clubhouse ya ha experimentado varios incidentes de acoso y la organización de salas con discusiones abiertamente racistas o antisemitas. Teniendo en cuenta las dimensiones que puede alcanzar este fenómeno en Facebook, la tarea presenta una enorme complejidad.

Finalmente y más allá del interés inicial, Facebook como otras, tiene que demostrar que tiene el interés suficiente como para atraer a creadores que quieran comparir contenidos de interés. En el caso de los creadores de vídeo, muchos se han quejado de que Facebook no les acaba de compensar como fuente regular de ingresos. A corto plazo sin embargo todos estos «experimentos» tendrán que competir con el viejo mundo analógico y real…y es que tras un año y medio de privaciones y confinamiento…¿quién va a querer quedarse en casa?

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!