Conecta con nosotros

Noticias

La UE establece que los contenidos terroristas tendrán que eliminarse de Internet en menos de una hora

Publicado el

La UE establece que los contenidos terroristas tendrán que eliminarse de Internet en menos de una hora

El Parlamento Europeo ha aprobado una normativa que hará obligatorio que las plataformas de Internet tengan que retirar los contenidos terroristas de ellas menos de una hora después de que un estado miembro le envíe una petición para que lo elimine para todo el territorio de la UE. Y si no lo hacen, tendrán que dar bastantes explicaciones, e incluso hacer frente a sanciones. Esta ley entrará en vigor 20 días después de que sea publicada en el boletín Oficial de la UE, y se empezará a aplicar 12 meses después.

Los estados miembros de la Unión Europea serán los que determinen las penalizaciones que afecten a las empresas que operan en Internet y que se nieguen a retirar el contenido, pero como máximo serán de hasta el 4% de los ingresos anuales globales de la compañía, en caso de que incumplan las normas de manera reiterada. Eso sí, se tendrá en consideración la naturaleza de la amenaza y el tamaño de la empresa responsable, según aseguran desde el parlamento.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Estas normas abarcan a contenidos como «textos, imágenes, grabaciones de sonido o de vídeo, incluyendo transmisiones en directo, que inciten, soliciten o contribuyan a ofensivas terroristas, proporcionen instrucciones para dichos actos y pidan a gente que participe en un grupo terrorista«. Además, la ley incluye protecciones para los trabajos educativos, de investigación, artísticos y periodísticos, de manera que no se vean afectados por ella.

La normativa no incluye una obligación general a las plataformas para que monitoricen o filtren contenido. No obstante, tendrán que tomar medidas para prevenir la expansión del material terrorista tan pronto como las autoridades nacionales así lo establezcan. Las empresas también tendrán que explicar las medidas que tomaron para limitar dicha propagación de contenido terrorista en informes de transparencia, que tendrán que elaborar con carácter anual.

Esta ley, que lleva debatiéndose desde hace años, se propuso por primera vez en 2018, una época en la que los ataques de grupos terroristas como ISIS estaba en uno de sus puntos más álgidos en Europa, y los legisladores estaban preocupados por la radicalización a través de los contenidos que se veían a través de Internet. Desde entonces, las propuestas han ido avanzando por los distintos cuerpos legislativos de la UE, en un proceso en el que se les han añadido varias enmiendas. Entre ellas, las relativas a los contenidos que quedan exentas y que hemos mencionado.

No obstante, muchos representantes de la UE y grupos de lucha por los derechos humanos están todavía preocupados porque la legislación aprobada tenga efectos no deseados. Además, aunque las empresas no tengan la obligación de filtrar contenidos, según los críticos con la ley, podrían decidir hacerlo para evitar tener que responder con rapidez a las notificaciones de retirada. Para ello podrían decidir utilizar filtros con algoritmos, que pueden pecar de exceso de celo y bloquear contenido legítimo.

Otra de las preocupaciones de los críticos está relacionada con el tiempo que se va a dar a las empresas para la retirada del contenido. Muchos opinan que una hora es muy poco tiempo para las plataformas más pequeñas y con menos recursos. Precisamente las que muchas veces utilizan grupos terroristas para albergar contenido porque no cuentan con los recursos necesarios para moderarlo. Esto podría en una situación complicada a estas empresas, más complicada que la de otras empresas que sí tienen músculo y recursos suficientes para atender una notificación urgente, y perjudicaría a la competencia.

Además, cabe la posibilidad de lo que los países miembros de la UE interpreten como terrorismo pueda ser distinto. Sobre todo en el caso de los países con regímenes autoritarios, como Polonia o Hungría, que podrían aprovechar para silenciar a sus críticos en el extranjero emitiendo órdenes que afecten a contenidos publicados fuera de sus fronteras nacionales.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!