Conecta con nosotros

Noticias

Los fabricantes de componentes pasivos buscan opciones fuera de China

Publicado el

componentes pasivos

La escasez de componentes pasivos se convirtió en otro problema para la industria tecnológica, y parece que, por desgracia, no va a mejorar, ya que los principales fabricantes se están viendo afectados por las limitaciones energéticas que ha impuesto China recientemente como medida para reducir el gasto energético y la contaminación.

Ese ahorro energético de China representa un problema para la industria tecnológica ya que, como sabrán muchos de nuestros lectores, buena parte de la producción de componentes que se utilizan en numerosos productos tiene lugar en dicho país. Si se reduce la energía disponible, baja la producción, y en una situación de escasez como la que nos encontramos las consecuencias pueden ser muy graves.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Qué podemos decir, es loable que China quiera empezar a contaminar menos, ¿pero por qué hacerlo en un momento como este, con la industria tecnológica desbordada y sufriendo una importante escasez de componentes? Solo China puede responder a esa pregunta, aunque como habréis podido imaginar no han tardado en aparecer malas voces que la tachan de «oportunista».

Polémicas a un lado, gigantes del sector de los componentes pasivos están revisando sus  previsiones de envío a la baja, según fuentes dentro de la cadena de distribución de Taiwán, y culpan a ese recorte energético que ha impuesto China. Algunas empresas, como Yageo, podrán mantener, de momento, su producción, ya que sus instalaciones se encuentran situadas en provincias que no se han visto afectadas, de momento, por el recorte energético, una suerte que no comparten sus rivales directos. También hay que tener en cuenta que China arrastra problemas de logística que afectan a los envíos.

Walsin, otro de los jugadores más importantes del sector de los componentes pasivos, prefirieron centrar su producción fuera de China, y no ha dudado en ampliar su fábrica situada en Malasia. La situación actual que vive China está obligando a los grandes del sector a replantearse su estrategia productiva, todo con el objetivo de reducir su dependencia de dicho país. Esto debería ser, a la larga, algo positivo, ya que centralizar casi toda la producción de componentes en un único país no es, al final, bueno para nadie.

Si se mantiene la tendencia actual, es solo cuestión de tiempo hasta que veamos una creciente expansión productiva en países como Malasia y Vietnam, y también en la zona de Taiwán. Veremos cómo evoluciona la situación actual, pero está claro que el sector tecnológico se encuentra en una situación muy complicada, marcada por la escasez de semiconductores y de otros componentes clave, y que esta realidad no va a mejorar ni a corto ni a medio plazo.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!