Conecta con nosotros

Noticias

Italia se une a Alemania en la pelea por abrir una planta de fabricación de chips de Intel

Publicado el

Italia se une a Alemania en la pelea por abrir una planta de fabricación de chips de Intel

Italia está preparando un plan para competir con Alemania por la instalación de una fábrica de chips de Intel. En la actualidad, el país germano es el territorio que cuenta con más papeletas para que la desarrolladora de chips construya una o varias de sus fábricas en la Unión Europea, pero desde el gobierno del país, según han manifestado varias fuentes a Reuters, están preparando una iniciativa para tratar de convencer a Intel para abrir una planta de fabricación de chips avanzados en suelo italiano.

Estas fábricas forman parte de un impulso tomado por Intel en el desarrollo y ampliación de su capacidad de fabricación de tecnología de última generación para intentar evitar sufrir futuros problemas por escasez de suministros, como el que está afectando en la actualidad a la industria, y que está teniendo repercusión en varios sectores.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Las autoridades italianas ya están al parecer negociando con Intel sobre una potencial inversión, que según diversas estimaciones preliminares superaría los 4.000 millones de euros. De hecho, una de las fuentes estima que esta inversión podría llegar a rondar los 8.000 millones de euros, aunque todo depende de los planes de Intel.

Las autoridades están dispuestas y listas para financiar parte de la inversión con dinero público, y también a ofrecer condiciones favorables a Intel, tanto en el terreno laboral como en cuanto a costes energéticos. De construirse en terreno italiano, una de estas fábricas crearía más de un millar de puestos de trabajo directos en el país. Dicha planta, de llegar a levantarse, estaría dedicada al empaquetado avanzado, y emplearía nuevas tecnologías para el ensamblado de chips completos a partir de componentes producidos por Intel o por otros fabricantes de chips.

Entre las ubicaciones que podrían albergar esta fábrica están la zona de Mirafiori en Turin, donde se encuentra el fabricante de automóviles Stellantis, y Catania, en Sicilia, donde ya opera el fabricante de chips francoitaliano STMicroelectronics. Al parecer, según las fuentes, el gobierno italiano está preparando una oferta muy detallada, y tiene la intención de llegar a un acuerdo antes de fin de año. Las negociaciones, por tanto, estarían ya en una fase avanzada, aunque eso sí, todavía no hay ningún acuerdo. Paralelamente, Italia también tiene posibilidades de conseguir ser la sede de un centro de investigación de Intel, que es otra pata de las inversiones que la compañía está preparándose para hacer en Europa.

Pero Alemania es un competidor muy serio, y al parecer, la localidad alemana de Dresde como favorita hasta ahora para la construcción de las instalaciones de Intel. Eso sí, tampoco hay una decisión firme al respecto, y los planes de Intel pueden variar en las próximas semanas.

Pero Italia no es el único país que va a disputar a Alemania la construcción de la fábrica, porque Francia también tiene papeletas para albergar las instalaciones. Además, Polonia, que ya cuenta con instalaciones de Intel, quiere competir con Italia por la planta de empaquetado avanzado. En total, la compañía estadounidense quiere levantar dos plantas de fabricación de chips en la Unión Europea, y su CEO, Pat Gelsinger, ha señalado que anunciará su futura ubicación antes de fin de este año. Pero no será en Reino Unido, que se ha caído de la lista de países candidatos por le Brexit.

Esta competición llega en una etapa en la que la Unión Europea está intentando reducir su dependencia en suministros de semiconductores de Estados Unidos y de China, mientras que la crisis provocada por la escasez de semiconductores parece que no va a finalizar a corto o medio plazo. La crisis ha golpeado con fuerza al sector de la automoción, tanto por la escasez como porque los fabricantes de chips prefieren vender sus componentes a los clientes de electrónica de consumo, que compran chips más avanzados y que dejan márgenes mayores.

El Primer Ministro de Italia, Mario Draghi, ha manifestado que la Unión Europea tiene que actuar de inmediato y de manera decisiva para avanzar hacia el objetivo de la UE de producir el 20% de los semiconductores del mundo para 2030. Además, la construcción de cualquier planta llevará años, lo que no ayuda precisamente a los fabricantes de automóviles en Europa a corto plazo, aunque sí lo hará en el futuro para evitar situaciones como la actual. A este respecto, Pal Gelsinger ha manifestado que Intel planea reservar capacidad de fabricación para los fabricantes de automóviles en su planta de Irlanda, además de ayudarles a cambiar sus planes para utilizar su tecnología. Pero como todo, esto llevará un tiempo.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!