Conecta con nosotros

Noticias

El alto coste del litio y el níquel empieza a afectar a la fabricación de baterías

Publicado el

baterías

La industria tecnológica no tiene ni un minuto de descanso. Ya hemos hablado en más de una ocasión de la escasez de semiconductores, y también de los problemas que afectan a los componentes pasivos, e incluso de la escasez de cobre, y ahora le toca el turno a las baterías, ya que el precio del litio y el níquel se ha disparado, y está afectando a los costes de producción.

Según nos cuentan desde Reuters, el alto precio de ambos metales ha hecho que las baterías que se producen para fabricar, posteriormente, coches eléctricos esté subiendo de forma considerable, un problema que, de momento, se está notando especialmente en China, aunque esto no quiere decir que no pueda trasladarse a otros mercados a corto o medio plazo.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Nos encontramos ante un importante cambio de tendencia que ha contrariado todas las expectativas del sector, ya que se esperaba que, con el paso del tiempo, la producción de baterías se fuese abaratando, y que esto facilitase la transición al coche eléctrico. Por si alguien no termina de entender por qué esto es tan importante, os recuerdo que las baterías no solo son uno de los componentes más importantes del coche eléctrico, sino que también son uno de los más caros.

Si nos fijamos en las cifras que nos deja la fuente de la noticia, nos damos cuenta de que el encarecimiento de ambos materiales ha sido muy grande. El precio de una tonelada de carbonado de litio en China ha subido en más de un 300% durante el último año, y ha tocado techo en los 28.675 dólares. Por su parte, el sulfato de níquel se ha encarecido un 30% en los últimos doce meses, y en septiembre alcanzó los 5.658 dólares por tonelada. Ese aumento de precios es consecuencia directa del clásico juego de la oferta y la demanda, sin más.

También ha subido el precio del hidróxido de cobalto en un 80% (47.800 dólares por tonelada), otro dato que, en conjunto, nos augura una subida de precios que podría llevarnos a un coste de 115 dólares por kWh en las baterías, lo que supone un aumento de 10 dólares frente al coste actual. Si esto ocurre, el mercado tendrá que adaptarse a una situación totalmente nueva e inesperada, ya que, como anticipamos, rompe esa tendencia de reducción gradual de costes que venía imperando en el sector antes de que se produjera esta inflación en los precios. No tenemos detalles sobre cuánto tiempo podría durar esta situación.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!