Conecta con nosotros

A Fondo

De CIO a CEO: ¿estás preparado para el salto?

Publicado el

Uno de los puestos más demandados en muchas organizaciones es el del CIO. Sobran las razones. En un momento en el que la transformación digital se ha convertido en una obligación para muchas empresas, el valor del CIO y su remuneración económica se ha disparado en los últimos años. De hecho el valor del CIO ha crecido tanto en la última década, que no son precisamente pocas las compañías que acaban considerando este perfil como su próximo CEO.

¿Por qué? Porque aunque sin duda el CIO tiene un perfil claramente tecnológico, también se le presupone una visión que va más allá, ya que es capaz de identificar cómo esas tecnologías se alinean con la estrategia de negocio de su empresa y más aún, cómo ayudan a cumplir con determinados objetivos estratégicos.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Ahora bien, que esto sea así no implica que el CIO un perfil ideal para convertirse en CEO en todos los casos ni para todo tipo de empresas. En este sentido, si dejar de ocuparte de aspectos como cargas de trabajo en cloud e hiperconvergencia, para pasar a dirigir una empresa, se encuentran entre tus deseos de cara al año que viene, conviene tener claro algunos aspectos, como el tipo de compañías que de forma natural se muestran inclinadas a este cambio.

Compañías en las que la tecnología es lo primero

Compañías que venden productos tecnológicos o en los que la tecnología es una parte muy importante de su core business pueden mostrarse favorables a que su CIO, si cuenta con una visión estratégica adecuada, acabe convirtiéndose en su CEO.

Este tipo de compañías se mueven en terrenos como el desarrollo de software, la consultoría IT, comercio on-line, social media, desarrollo de componentes tecnológicos…etc. En casi todo estos casos, la dirección de la compañía entiende qué papel juega y qué valor tiene la tecnología.

Por este motivo, no es extraño que sea precisamente aquí donde más se suela considerar el paso de CIO a CEO como una buena estrategia, ya que probablemente ese perfil represente al de la persona que con seguridad mejor conozca los problemas y las necesidades de sus clientes.

Spinoffs tecnológicos

En algunos sectores, como pueden ser el bancario o el financiero, existe una larga «tradición» de que parte de su departamento IT (o el departamento completo), acabe separándose de su compañía matriz para convertirse en una empresa subsidaria, manteniendo a la vez cierta independencia con el objetivo de diversificar su cartera de clientes.

En estos casos, existe una alta probabilidad que el CIO acabe convirtiéndose en el CEO de la nueva compañía, que ahora tendrá la oportunidad de dirigir las TI tanto para su empresa como para otras. En este caso, el CIO se «encuentra» con una ruta plausible hacia el puesto de director general, que de otro modo no existiría.

CIOs que se «transforman»

Además de su perfil técnico, a un CIO se le presupone una visión general del negocio, comprender cuáles son las necesidades estratégicas de la empresa y entender los «cómos» y los «por qués».

Esto por supuesto no siempre ocurre. Muchos CIOs acaban estando mucho más cómodos en su parcela técnica y «huyen» de los aspectos más empresariales. En otras ocasiones en cambio, el CIO acaba «aprendiendo el negocio» y por qué no, desarrollando una visión estratégica y un «olfato» comparable al de cualquier otro CEO.

En estos casos es el propio CIO el que progresivamente se va alejando y delegando las cuestiones más técnicas de la empresa y suelen comenzar a participar de forma natural en otras áreas como la financiera o la de operaciones.

Ponen en marcha su propia empresa

Por supuesto, la vía más expedita y directa para que un CIO se convierta en CEO, es que ponga en marcha su propia compañía. Por su experiencia previa, este tipo de empresas suele moverse en el terreno de la consultoría IT, el canal especializado de otra empresa tecnológica o incluso, en el desarrollo de una startup.

Cómo NO convertirte en CEO

Si en este momento eres CIO de una compañía, puede (o no) que en el futuro tengas posibilidades de convertirte en CEO. Si este es tu deseo, hay ciertos elementos que pueden darte alguna pista sobre las posibilidades reales que tienes de llegar a ocupar ese cargo.

En primer lugar, examina en qué posición te encuentras dentro de la empresa. Si tu línea de reporting directa no es el CEO y de hecho, reportas a una figura «intermedia» como puede ser el CFO o el COO, entonces tus posibilidades en esa compañía en concreto, no son demasiadas. ¿Por qué? Porque la señal que te están enviando es «obvia»: la tecnología no se encuentra entre las áreas estratégicas de la empresa.

Incluso si lo fuera, tu posición de «fuerza» lo es menos, si el core business de la empresa tienen un escaso componente tecnológico y no se encuentra en algunos de los sectores que hemos mencionado antes. En organizaciones en la que la tecnología no es el producto, resulta complicado que el CIO pase a convertirse en un futuro CEO. De hecho, en estas organizaciones, suele ser el vicepresidente de marketing/ventas o el director de operaciones el que recibe el visto bueno para ser director general, si es que la organización no busca un candidato externo.

Finalmente y como hemos apuntado antes, tus opciones disminuyen drásticamente si no comprendes o tienes una visión estratégica para la empresa. Dominar todos sus aspectos técnicos y ser un as en la migración de los sistemas de la organización a un entorno de cloud híbrido, no te convierte necesariamente en la mejor opción para dirigir el futuro de la organización.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!