Conecta con nosotros

Noticias

Rusia podría perder el acceso al mercado de semiconductores si invade Ucrania

Publicado el

Rusia podría perder el acceso al mercado de semiconductores si invade Ucrania

Estos días, los ojos de muchos de los países occidentales están puestos en los movimientos que está realizando Rusia en relación con Ucrania. Y ante los indicios que apuntan a que pueda invadir Ucrania, los miembros de la OTAN están valorando qué respuesta dar al país si finalmente se produce la invasión. De ellos, el país que ha anunciado medidas más duras si sucede esto es Estados Unidos. La Administración Biden ha amenazado a Rusia, entre otras medidas, con utilizar contra el país controles de exportación.

Esto podría derivar, según Extreme Tech, en que EEUU emplee contra Rusia las mismas medidas que Trump utilizó contra Huawei. Y esto podría acarrear consecuencias muy serias al país, que entre otras cosas podría perder el acceso al mercado de semiconductores, esenciales para fabricar todo tipo de equipamiento y productos.

Estados Unidos tiene un listado de entidades sujetas a restricciones de exportación en la que hay empresas, personas, gobiernos y ONGs. Las autoridades del país pueden personalizar las restricciones que aplica a las organizaciones e individuos que están en ella, de manera que puede utilizar diversos niveles de sanción contra ellas.

Los efectos de las sanciones a Huawei

Así, por ejemplo, las medidas de EEUU contra Huawei, que figura en ella, son bastante restrictivas, ya que no puede hacer negocios con empresas de Estados Unidos ni comprar lo último en tecnología de semiconductores al estar fabricados muchos de ellos con tecnología estadounidense. Como resultado, los ingresos de Huawei bajaron un 31% en 2021 y la compañía se ha visto empujada a vender su división de smartphones Honor.

Una de las medidas empleadas contra Huawei es la Ley de Producto Directo Extranjero (Foreign Direct Product Rule). Desde agosto de 2020, el Departamento de comercio emitió una norma que prohibía a Huawei la compra de tecnología restringida de manera directa. Además también tiene prohibido comprar cualquier producto extranjero «producido por una planta o un componente principal que sea, en sí, producto directo de software o tecnología de origen estadounidense. Esto último supuso una actualización de la norma que endurece la prohibición y ha dificultado mucho más las compras de tecnología a Huawei.

Es justo lo que podría hacer Estados Unidos con Rusia si invade Ucrania, en lo que sería una decisión sin precedentes. Hace ya bastante tiempo que Estados Unidos restringía la venta de ordenadores a ciertos países, pero las normas se aplicaban a las empresas con sede en Estados Unidos. En la actualidad, una normativa como esta emitida por Estados Unidos podría, en teoría, tener como objetivo a la mayoría de empresas de electrónica de Rusia. Todas, desde las de electrónica de consumo y dispositivos móviles, a las de fabricación de ordenadores, podrían verse afectadas.

Cómo podrían afectar las sanciones a Rusia en cuanto a semiconductores

En particular, las sanciones podrían afectar a la compra de semiconductores, un componente que está considerado como esencial cada vez por más sectores, ante el aumento de productos y dispositivos que integran chips para poder ejecutar sus funciones más avanzadas. Y aunque las empresas estadounidenses no son las que controlan la mayoría del mercado de su fabricación, sí controlan una importante cuota del mercado de equipamiento de fabricación de chips.

Además, empresas como la europea ASML, seguirían probablemente las sanciones de Estados Unidos, dado que entre otras cosas sus sistemas EUV dependen de componentes fabricados por EEUU, lo que haría que la empresa tuviese que someterse a las medidas de control de exportaciones.

Por lo tanto, Estados Unidos no puede cerrar a Rusia del todo el grifo de los semiconductores, pero sí podrá limitar de manera importante el acceso a chips desarrollados con los últimos nodos, lo que dejaría atrás al país en tecnología. Por ejemplo, las últimas tecnologías de CPUs y GPUs, así como el despliegue del 5G, dependen de tecnología de fabricación de 5 y 7 nanómetros. Sin acceso a ellos, tendría que apañarse con chips desarrollados con tecnologías de 14 nanómetros o más antiguas. Lo que no es suficiente para desplegar las nuevas tecnología. A Rusia le llevaría años desarrollar una industria de fabricación de chips que puedan competir con los de Intel u otros fabricantes.

El impacto de las prohibiciones dependerá, por supuesto, de la agresividad y dureza con que actúe la Administración Biden. No hay muchas empresas de Estados Unidos, pero es probable que el objetivo de las autoridades de EEUU estén en empresas de otros países. Por ejemplo, TSMC, que se encarga del desarrollo de las CPUs de diseño ruso Elbrus. Y las restricciones segmentadas y centradas en este tipo de tecnología podría ser muy dañino para la industria del país a pesar de que, en apariencia, no afecte a muchos productos. Por ahora, TSMC ha emitido un comunicado diciendo que cumple con todas las leyes y normativas, lo que implica que no quiere ponerse de parte de ninguna de las dos partes.

Pero EEUU podría recurrir a la combinación de sanciones convencionales y prohibiciones selectivas de exportaciones, lo que tendría mucho más efecto que elegir solo una de las opciones. Queda por ver qué harán los países europeos si Rusia invade Ucrania. Algunos de ellos dependen de Rusia para las exportaciones de gas natural, y se dice que el gasoducto Nordstream 2, un proyecto conjunto entre Alemania y Rusia para llevar más gas natural a Europa, ya está terminado, pero al parecer se está retrasando su entrada en funcionamiento por retrasos en las normativas, y puede que no funcione antes de la segunda mitad de 2022.

Las CPUs diseñadas por Rusia, como la Baikal-M, cuentan con CPUs Cortex-A57 de ocho núcleos desarrolladas con la tecnología de 28 nanómetros de TSMC. Pero no hay mucha más información sobre qué nodos de proceso están actualmente disponibles en Rusia. Ya han instalaciones que trabajan con tecnologías de 90 y 65 nanómetros, y al parecer había planes de construir de 45 nanómetros, pero no está claro si se llegaron a construir.

Habrá que ver por tanto que sucede en Ucrania a corto plazo, mientras las negociaciones al respecto entre Estados Unidos y Rusia que se han mantenido hasta ahora no han resultado en absoluto fructíferas. Por eso, hablar de sanciones puede ser uno de los intentos que haga Estados Unidos para avisar a Rusia de lo que puede pasar si decide entrar en Ucrania.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!