Conecta con nosotros

Noticias

NVIDIA y AMD toman caminos distintos con sus aceleradoras gráficas

Publicado el

NVIDIA y AMD (2)

NVIDIA y AMD ya han mostrado sus cartas. Ambas han presentado sus nuevas aceleradoras gráficas para el sector profesional, y con ello hemos podido confirmar que han decidido seguir caminos diferentes. Se venía rumoreando que Hopper, la nueva arquitectura gráfica de NVIDIA para el sector profesional, iba a utilizar un diseño de tipo MCM, pero al final no ha sido así.

La NVIDIA H100 utiliza un diseño de núcleo monolítico, y la GPU H100 que monta tiene activos 16.896 shaders de un total de 18.432 shaders. Es un chip enorme, tanto por tamaño como por densidad de transistores, y desde luego supone un salto importante frente a la generación anterior. A efectos comparativos, basta con recordar que la NVIDIA A100, que es la antecesora de la NVIDIA H100, solo tiene 6.912 shaders.

Que NVIDIA haya sido capaz de diseñar un chip con 18.432 shaders, y que este haya sido viable a nivel de oblea bajo el nodo de 4 nm de TSMC es una auténtica proeza. Ya os hemos explicado en ocasiones anteriores qué supone exactamente esto, y por qué es tan complicado trasladar un diseño con un número tan alto de shaders a la oblea: porque al haber un número tan elevado aumentan las posibilidades de que alguno acabe quedando inutilizado, y en ese caso el chip ya no se podrá utilizar con el fin que tenía previsto.

NVIDIA y AMD (2)

Por contra, AMD ha optado por utilizar un diseño MCM con la Radeon Instinct MI250, una aceleradora gráfica de alto rendimiento que combina dos GPUs para crear una súper GPU que suma 13.312 shaders. Con estos números sobre la mesa ya podemos ver que la solución de NVIDIA aglutina una mayor cantidad de shaders, y que encima lo consigue con un diseño de núcleo monolítico.

La NVIDIA H100 representa un avance mayor en términos de diseño y a nivel de silicio por esa concepción de núcleo monolítico, y también se ha confirmado como una solución mucho más potente. Solo tenemos que ver los valores máximos de potencia que alcanza cada una: la NVIDIA H100 llega a los 2.000 TFLOPs en FP16, mientras que la Radeon Instinct MI250 se queda en los 362,1 TFLOPs. En FP64 la solución de NVIDIA tiene un pico de 64 TFLOPs, mientras que la opción de AMD alcanza los 45,26 TFLOPs.

No hay duda de que NVIDIA ha ganado, de momento, la partida con su arquitectura Hopper, y está claro que la GH100 es la GPU más avanzada y más potente que existe.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!