Conecta con nosotros

Noticias

Japón bate un récord: 1,02 petabits por segundo en velocidad de transferencia con fibra óptica

Publicado el

fibra óptica

La fibra óptica nos ha permitido alcanzar velocidades de transferencia que antaño nos habrían parecido prácticamente imposibles. Sin embargo, debemos ser conscientes de que todo tiene un límite, un techo del que al final es imposible pasar, y que acaba marcando el momento en el que empieza a ser necesario sustituir una tecnología con otra.

En este sentido, la fibra óptica no es una excepción, puesto que existe una cantidad finita de datos que se pueden introducir y compactar para ser enviados mediante luz por este medio, pero esto no ha impedido a un grupo de científicos japoneses derribar una nueva barrera y superar el récord anterior de velocidad de transferencia de datos por fibra óptica.

Esta semana un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (NICT) de Japón consiguieron llegar a los 1,02 petabits por segundo, una cifra que supera en 10 terabits por segundo al récord anterior, y que fue obtenida en diciembre de 2020. A efectos comparativos, también es tres veces más rápida que el resultado obtenido por el NICT en la prueba de larga distancia que realizaron en junio del año pasado.

Para entender mejor lo que supone este logro es necesario precisar qué podríamos hacer con un ancho de banda de 1,02 petabits por segundo. Esta cifra nos permitiría transferir datos a una velocidad de 127.500 gigabytes (GB) por segundo, suficiente para mantener más de 10 millones de canales con resolución 8K. Sí, es simplemente impresionante.

Según los investigadores, la técnica que utilizaron para alcanzar esa enorme velocidad de transferencia es compatible con la infraestructura que utiliza la fibra óptica a día de hoy, aunque el cable que utilizaron para esta prueba tiene cuatro núcleos de fibra óptica en vez de uno solo. Con todo, se comenta que podría realizarse una adaptación de la tecnología para recibir y leer los datos por un único núcleo, lo que evitaría tener que cambiar por completo todo el cableado existente.

Para mejorar la velocidad se ha utilizado lo que se conoce como «multiplexación por división de longitud de onda» (WDM), que aumenta el ancho de banda a 20 THz. El cableado se divide en 801 canales de longitud de onda sobre las bandas C y L estándar y la banda S experimental. También fue clave para este importante logro el uso de nuevas tecnologías de modulación de señal y amplificación óptica, lo que permitió aumentar la señal y mantenerla estable.

Puede que en los próximos meses veamos una nueva prueba de velocidad que aumente el máximo de ancho de banda obtenido en esta, ya que al fin y al cabo esto se podría conseguir de una manera relativamente sencilla: aumentando el ancho de banda a más de 20 THz.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!