Conecta con nosotros

A Fondo

España vaciada y reconexión digital: ¿hemos podido teletrabajar desde el pueblo?

Publicado el

España vaciada y reconexión digital

Son muchos los datos y estudios que avalan una inminente revolución rural tras el cambio de paradigma social que ha supuesto la pandemia de la Covid-19, pero lo cierto es que para que esto ocurra los dirigentes de nuestro país tienen que poner el foco en la plena conectividad de las muchas áreas rurales que integran nuestro país.

¿Qué pasó con quienes fueron a teletrabajar al pueblo?

Las ganas y la ilusión no sobraron cuando el casi obligatorio trabajo en remoto irrumpió en nuestra vida y permitió a muchos volver a su pequeño pueblo natal o el de sus padres, donde normalmente solo pasan unos días al año en verano.

Vanessa García, portavoz de la plataforma Soria ¡Ya!, hace justo un año explicó para El Confidencial que solo durante los primeros meses de la pandemia, el ‘boom de visitantes’ se notó fuertemente, por ejemplo, en la cantidad de tarjetas sanitarias. Casi 100.000 en toda la provincia, un récord en los veinte últimos años a causa del traslado a las segundas residencias. Ahora todo eso se ha revertido de nuevo.

¿Por qué se volvió otra vez a la ciudad?

Muchos son los factores a tener en cuenta, pero desde luego ninguno de ellos tiene que ver con la intención de esos trabajadores: la mayoría hubieran deseado seguir allí, en sus pequeños pueblos, y otros tantos están valorando la idea de hacerlo ahora mismo.

En un artículo publicado recientemente por El Mundo precisamente sobre este tema, se hace referencia a un dato muy revelador: el 41% está pensando en dejar su empleo este año y el 46% ve probable mudarse.

España vaciada y reconexión digital

Es un paso más allá de lo que pasó durante la pandemia: estos porcentajes revelan que una gran parte de los trabajadores quiere emprender o trabajar directamente en entornos rurales, además de llevarse su trabajo actual al campo, en remoto.

En el estudio publicado por FAES el 2 de junio, ‘Crisis urbana y revolución rural en el mundo post-COVID’, se analizan pormenorizadamente las claves por las que sentencian que en sí misma la pandemia o lo que queda de ella no va a producir un éxodo masivo a los pueblos, pero al menos sí pueden reforzar la tendencia de ralentizar su despoblamiento pese a muchos condicionantes que hacen difícil este cambio social: la falta de servicios públicos y privados de calidad, la gran ausencia de un red de transporte eficiente o un encarecido mercado inmobiliario, por ejemplo, lo frenan.

La falta de conectividad y tecnología 5G

En este factor que frena el trasvase de la ciudad al campo coinciden todos los expertos y estudios realizados hasta la fecha. Para FAES, la conectividad es el gran problema al que se enfrenta el mundo rural. Según los datos de su informe, el 86,5% de la población española en 2021 eran usuarios en sus propias casas de banda ancha ultrarrápida, es decir, más de 100 Mbps. Parece buen dato pero no lo es, pues en torno a 800.000 habitantes de áreas rurales solamente pueden disfrutar de una banda ancha a 30 Mbps en movilidad, algo completamente insuficiente.

Este otro estudio, Covid-19. ¿Oportunidad para el mundo rural en España? Una reflexión, llevado a cabo por doctores en Economía de la Universidad de Almería, entra más a fondo en el asunto de la falta de la digitalización centrándose en el 5G. El informe explica que mientras que el 4G es verdad que está prácticamente implantado en todo el territorio, llega a un 90% de la población incluida la de las zonas rurales, la incursión del 5G volverá a olvidar a los sitios más pequeños: requerirá una infraestructura y niveles de rendimiento mejorado que no se conseguirán a corto plazo.

¿Qué planes hay para acelerar la digitalización del mundo rural?

El gobierno del país se ha puesto en marcha, haciendo caso a la demanda que hacen los ciudadanos de poder vivir en el campo, marcándose un importante objetivo: que en 2025 tenga Internet de la máxima calidad el 100% de toda la población, y de 5G el 75%.

Habrá que confiar en que el Plan para la Conectividad y las Infraestructuras Digitales de la sociedad, la economía y los territorios aprobado por el Consejo de Ministros hace ya dos años se lleve a cabo y no caiga en el olvido como siempre ocurre con todo lo relacionado con el mundo rural. Esta vez parece que se va a cumplir: 4.320 millones de euros es lo que se va a invertir para llegar a cabo este gran proyecto de conectividad en zonas rurales.

Solo quedan algo más de dos años para que los ambiciosos propósitos del plan se cumplan y, si es así, estaremos más cerca que nunca de que la ‘revolución rural’ germine y genere un efecto rebote en todo lo que falta por hacer.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!