Tipos de papel y claves para utilizarlos correctamente

A la hora de imprimir tenemos a nuestro alcance diferentes tipos de papel que podemos utilizar para sacar adelante diferentes trabajos de impresión, una realidad que debemos conocer a fondo para saber qué papel es el más adecuado para cada tipo de trabajo y así poder utilizarlos de manera acertada.

¿Por qué debemos conocer los tipos de papel?

El papel es un elemento fundamental en la impresión, ya que de él depende no sólo la calidad que obtendremos en documentos e imágenes sino también los costes que deberá soportar nuestra empresa, ya que es un consumible más.

Por ello si utilizamos un papel inapropiado puede que no obtengamos la calidad de impresión que realmente necesitamos, o que estemos incrementando de forma innecesaria los costes de impresión de nuestra empresa.

Conoce los tipos de papel más comunes

Actualmente podemos dividir los tipos de papel más utilizados a nivel empresarial en tres grandes tipos:

  • Papel estándar: es el que se utiliza para impresiones muy variadas. Puede encontrarse en diferentes formatos (A3, A4, A5, étc) y en gramajes muy dispares.
  • Papel fotográfico: es un tipo de papel especial que se utiliza principalmente para imprimir fotos. También se comercializa en diferentes formatos y acabados.
  • Papel reciclado: es un tipo de papel económico y respetuoso con el medio ambiente que suele ser muy económico.

¿Cuándo debo utilizar cada tipo de papel?

Vamos a establecer una división sencilla para que sepamos cuándo es buena idea utilizar cada uno de los tipos de papel que hemos nombrado anteriormente:

  • Impresiones estándar: Hablamos de documentos e impresiones normales que pueden incluir sólo texto o también gráficos o imágenes como elemento secundario. El gramaje idóneo es de 80 gramos por metro cuadrado. Con esa cifra obtendremos resultados óptimos y además ofrece una buena relación calidad-precio.
  • Impresiones para crear flyers, diagramas y folletos: En estos casos nos encontramos con un formato que requiere de una mayor dureza. El gramaje más recomendable es de 135 a 200 gramos por metro cuadrado, ya que ofrece una consistencia y una resistencia superior.
  • Impresiones para crear tarjetas de visita y portadas de revistas: Nos encontramos con un nivel superior al anterior. Para sacar adelante esos trabajos lo mejor es apostar por un papel de más de 250 gramos por metro cuadrado.
  • Impresiones de fotografías e imágenes: En estos casos debemos recurrir a papel fotográfico que tenga un buen gramaje y una opacidad suficiente (no debe ser posible ver a través de él).
  • Impresiones de documentos internos: Para los trabajos de impresión que no vayan a salir del grupo interno de la empresa y que vayan a tener un ciclo de vida reducido el papel reciclado es la mejor opción.