Conecta con nosotros

A Fondo

¿Qué es un servidor proxy y por qué debería implementarlo en mi empresa?

Publicado el

servidores

Casi cualquier usuario que trabaje en una red corporativa o acceda a Internet desde un lugar público ha utilizado un servidor proxy, probablemente sin saberlo. En este artículo explicamos de manera sencilla qué son, para qué sirven y cuándo puede ser interesante utilizar servidores proxy en entorno empresarial.

¿Qué es un servidor proxy?

Simplificando, un servidor proxy es un intermediario entre nuestro PC o dispositivo móvil e Internet. Así, en lugar de conectarnos directamente es el proxy quien realiza las peticiones a Internet y nos devuelve los datos necesarios para cargar la página o la aplicación que queramos utilizar.

Aunque hay varios tipos de proxy en este artículo nos ceñiremos a los servidores proxy web, los más popular en entorno corporativo y normalmente utilizado para añadir una capa de seguridad, control y rendimiento entre los equipos cliente e Internet. El siguiente gráfico explica, de manera sencilla, la labor de intermediación que realiza un servidor proxy.

Proxy_5515FA94

¿Para qué sirve un servidor proxy?

Control y monitorización del uso de Internet

Los proxy son muy populares en entorno corporativo porque ofrecen la posibilidad de saber qué uso realizan los empleados de Internet. Por ejemplo, es habitual restringir el acceso a páginas (o grupos de páginas concretas) y, en caso de problemas, puede ser interesante recurrir a los informes de uso de la red para buscar posibles soluciones o sancionar con concimiento de causa.

Además, gracias a un proxy podemos obtener interesantes informes de uso sobre nuestra red que servirán al responsable de IT para optimizar el funcionamiento de la misma y tomar las medidas necesarias en caso necesario.

Privacidad

Cuando accedemos a Internet desde nuestra casa lo hacemos desde una IP pública. Cualquiera con unos conocimientos medios puede saber la ubicación geográfica aproximada de esta IP, además de conocer datos que se recogen mediante cookies sobre el navegador utilizado, las páginas que se ven durante la sesión, datos técnicos relativos al equipo utilizado y mucho más.

Si nuestra empresa dispone de un servidor proxy correctamente configurado es posible ocultar la dirección IP, restringir el acceso a datos y controlar el comportamiento de las cookies, evitando que un tercero pueda monitorizar nuestros movimientos con cualquier software de analítica web.

En este punto merece la pena comentar que la ocultación de IP también hace posible acceder a servicios y páginas que tienen restringido el acceso por ubicación geográfica o a un rango de direcciones IP determinado. Por otro lado no podemos llevarnos a engaños: la ocultación de IP es un paso adelante en la privacidad, pero garantizar el total anonimato implica que ni siquiera nuestro ISP (proveedor de acceso a Internet) sabe qué páginas visitamos y requieren el uso de otro tipo de tecnologías.

funcionamiento proxy

Rendimiento y eficiencia

Aunque los precios se van reduciendo cada pocos meses, las empresas que realizan un uso intensivo de Internet siempre están preocupadas por el uso que se realiza de su ancho de banda. Un servidor proxy puede cachear las páginas más habituales para evitar servirlas en cada petición (especialmente las imágenes y el código más pesado), restringir el uso del streaming o la reproducción de contenido flash, por citar algunos ejemplos que, cuando hay cientos de empleados, pueden significar un ahorro drástico en términos de ancho de banda.

Otro aspecto interesante en términos de rendimiento y relacionado con el apartado de control que mencionábamos antes es la posibilidad de restringir el uso (o el abuso) de determinadas aplicaciones que pueden saturar la red o detectar usos abusivos o incrementos inesperados en peticiones de una página o servicio que sirven de alerta ante posibles problemas de seguridad.

Seguridad

Podemos pensar en un servidor proxy como una capa de seguridad adicional al acceder a Internet. Así, se puede configurar para que impida el acceso a sitios webs que consideremos peligrosos, evitar la descarga de archivos no autorizados o garantizar el cifrado de los datos de nuestra red, para evitar riesgos ante cualquier intrusión.

Hardware proxyEn combinación con otras soluciones de seguridad y un buen firewall, un servidor proxy es un potente aliado ante ataques, infecciones por malware o problemas relacionados con el hardware a la hora de servir páginas. La posibilidad de controlar el tráfico hacia y desde Internet en función de nuestras necesidades es un gran punto a favor.

¿Merece la pena implementar un servidor proxy?

Desde nuestro punto de vista, cualquier empresa que necesite un cierto control sobre el uso que se hace de Internet desde su red corporativa debería plantearse esta opción. Llegados a este punto, factores como elegir una empresa de máxima confianza para la implementación, estudiar el escenario legal (especialmente aspectos relacionados con la privacidad de nuestros empleados y clientes) y contar con los recursos necesarios (tanto humanos como técnicos) para monitorizar el funcionamiento del proxy resultan fundamentales para garantizar un funcionamiento óptimo y obtener el valor añadido esperado de la inversión.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!