Conecta con nosotros

A Fondo

Internet of Things, ¿y si nunca ocurre?

Publicado el

InternetofThings

Gartner fue contundente, en 2020 existirán 26.000 millones de dispositivos conectados. En Computerworld se hacen una interesante pregunta ¿conectados a qué? y ¿cómo?

La etiqueta de Internet of  Thing, se utiliza para describir todos aquellos dispositivos conectados a Internet y que se comunican sin la intervención humana. Se supone que dentro de 10 años este escenario será real. Cuando lleguemos a casa hasta nuestra tostadora se conectará a Internet, ¿para qué? pues para decirle al resto de los aparatos de la cocina que te estás haciendo una tostada, por que puede ser que necesites mermelada y un cuchillo y de esta forma nuestro armario y cajón inteligente  podrán abrirse en el momento preciso. Pero no solo en la cocina, despertadores inteligentes que se conectan con nuestro cepillo de dientes, alarmas de incendios conectadas con la vitrocerámica… cualquier “conexión” es posible, cualquier escenario sería real. Pero ¿cómo llegamos hasta aquí?.

Analicemos lo que tenemos ahora. Ya tenemos dispositivos inteligentes, tabletas, teléfonos, televisiones y empiezan a llegar las gafas y los relojes. Todos sabemos conectar el móvil al ordenador, o mandar información de la tablet al móvil gracias a la nube. Los que empiezan a dominar las smartTV ya disfrutan de una pequeña parte del Internet of Thing (por cierto, el Internet, del Internet of Things, es el mismo Internet al que nos conectamos nosotros).

Pero cuando hablamos de dispositivos conectados no tenemos por que irnos a dispositivos inteligentes, vale con ejemplos más sencillos. Los mandos a distancia, ¿cuántos tenemos en casa? uno por cada televisor y alguno más si contamos con reproductores multimedia, aire acondicionado o mini cadena. ¿Alguien se ha planteado aunarlos todos en un mando universal? Es un trabajo muy pesado, es cierto que nos quitaríamos trastos de encima, pero no nos compensa ¿nadie ha pensado por que las empresas no crearon un estándar universal desde el principio?.

El problema del Internet of Things, del nombre en si, es un problema natural de la industria de la tecnología, las empresas crean nombres ambiciosos, nombres bonitos que no siempre cumplen las expectativas o que a veces se sobrepasan. Internet of Things, son dispositivos conectados entre si, no es el “Internet de las cosas”, es la conexión global, una conexión que a día de hoy no existe. 

Pero aunque las empresas no vean esta realidad, hay alguien que si se ha dado cuenta. El matemático Stephen Wolfram ha creado el proyecto Dispositivos Conectados, con estas dos palabras ilustra la verdadera realidad del Internet of Things, el verdadero objetivo. Su proyecto consiste en crear una base de datos con todos los dispositivos en la que se especifique qué es, qué hace y cómo lo hace. Con esta base de datos se crearía la Estructura Wolfram, que se subiría en la Nube de Wolfram y que sería visualizada y analizada a partir del lenguaje de Wolfram (el lo ha creado, el le pone su nombre)

Una buena idea, un buen sistema, ¿ahora bien? por que iban a ponerse todas las empresa de acuerdo y utilizar el mismo lenguaje cuando “lo suyo es mejor que lo del resto”.

El Internet of Things ha sido una de las claves en el 2013 y promete para el 2014 son muchas las empresas que están apostando por este fenómeno y aunque nunca llegue a realizarse oiremos hablar mucho de él. ¿Estáis de acuerdo? Si piensas que el Internet of Thing no tendrá cabida en España para este año te invitamos a participar en nuestro Informe de inversión tecnológica en España en 2014.

PARTICIPA-MCPRO

En el mundo de la tecnología por casualidad pero enormemente agradecida. Social Media Manager, Redacción, Organización y cualquier reto que se me proponga.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!