Conecta con nosotros

Noticias

Comparamos el precio total de los sistemas On-Premise y SaaS

Publicado el

cloud 3

Hace poco SAP lanzó Software Advice una curiosa herramienta que ayuda a los usuarios a calcular y comparar el coste total entre distintas aplicaciones empresariales. Hoy en su blog nos mostraba cuáles son las diferencias en coste entre dos herramientas cloud distintas: On-Premise y SaaS

Los precios del SaaS deben normalizarse hasta que seamos capaces de crear una comparación real

Una de las grandes ventajas del SaaS es que la inversión inicial es más baja que cuando se trata de sistemas tradicionales on-premise, que requieren una concesión de licencia perpetua, lo que permite al comprador extender sus costes con más tiempo. El problema aquí es que cuando vemos un coste inicial más bajo, tendemos a olvidar el futuro a medio plazo. Pero el coste de un servicio On-Premise y otro SaaS son muy similares. Tengamos en cuenta que las mensualidades son muy parecidas y llega un momento, a lo largo del tiempo, que el coste se iguala para seguir creciendo de manera idéntica. 

Por ejemplo, podemos comprar una licencia on-premiere por 60.000 dólares, con unos costes de 6.000 dólares al año o podemos comprar una suscripción a un servicio SaaS por 25.000 dólares al año. Cuando hayan pasado tres años, habremos gastado 75.000 dólares en el caso de que hayamos contratado una solución SaaS y 78.000 dólares en el caso de la on-premise. Un precio muy similar si se tiene en cuenta que ha este hay que sumarle la inversión NPV de la inversión en SaaS.

Los ahorros de un servicio SaaS son reales, pero difíciles de calcular

Para entender el ahorro real del SaaS hay que mirar más allá de la concesión de licencia y de las suscripciones. Los ahorros en SaaS se desprende de la posibilidad de no tener que destinar una gran cantidad de recursos al departamento IT ya que este estaría externalizado. Con un sistema SaaS, el proveedor asume el «trabajo pesado» que conlleva el hosting, el mantenimiento del software y la garantía en la seguridad de los datos. Aún así es probable que el administrador todavía tenga que configurar el sistema o hacer pruebas para asegurar la funcionalidad del entorno.

Por otro lado los compradores de sistemas on-premise, son responsables de mantener la infraestructura (servidores, bases de datos…), que alimenta el software y asegurar los datos y el tiempo de actividad. Si el sistema falla, también resposabilidad del departamento IT. La naturaleza impredecible de este tipo de problemas hace que sea dificil saber exáctamente cuanto tiempo se tendrá que invertir para solucionar el problema y cuanto coste le supondrá a la empresa.

Se necesita un plan para comprar un nuevo hardware y que éste funcione

El hardware es otro aspecto importante a considerar cuando se gestiona un presupuesto de este tipo. Muchos sistemas on-premise actuales tienen una arquitectura basada en la web. Como resultado de ello, exigen menos potencia de cálculo a los ordenadores, por lo que es posible que no haga falta comprar nuevos ordenadores para ponerlos a funcionar. Sin embargo, probablemente haga falta comprar un nuevo servidor para alimentar adecuadamente la aplicación y todo esto aumenta el presupuesto.

Por el contrario con una aplicación SaaS no tendrán que comprar nuevos servidores, aunque si sería adecuado invertir en copias de seguridad pra los datos de la compañía, además de comprar software adicional para los empleados como tabletas que puedan utilizar sin problemas estas aplicaciones SaaS.

El equipo de profesionales de MCPRO se encarga de publicar diariamente la información que interesa al sector profesional TI.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!