Conecta con nosotros

Noticias

Las ventas de sistemas de asistencia generarán beneficios de 1.000 millones de euros

Publicado el

bosch-frte

Robert Bosch, el fabricante de piezas para automóviles, es consciente del rápido crecimiento que están generando los sistemas de asistencia en carretera. Según los cálculos del fabricante para el 2016 se generarán unos ingresos de 1.000 millones de euros.

El fabricante alemán, que en 2014 generó unas ventas de 48.900 millones de euros, tiene claro que la automoción camina hacia unos sistemas más seguros y de bajo consumo.

El año pasado Bosch vendió más de 50 millones de sensores de asistencia en carretera, además cuenta con 2.000 ingenieros que trabajan en la mejora de estas tecnología, en solo dos años ha aumentado esta cifra en 700 trabajadores.

Según Dirk Hoheisel, miembro del consejo de administración de Bosch, los coches autónomos o autoconducidos serán una realidad una vez que se aclaren todos los temas legales y de seguridad, la fecha estimada sería en el 2020.

La bajada en los costes de fabricación, del software, de los procesadores y de las cámaras permite que los fabricantes puedan permitirse desarrollar nuevas funciones de seguridad. Estos nuevos coches podrán, por ejemplo, frenar por si solos ante una situación de emergencia.

Salvar situaciones de emergencia y crar coches conectados también han convertido al software en un componente clave para el futuro del mercado de la automoción. De esta forma, el mercado se abre hacia empresas como Google que se están acercando hacia los fabricantes y proveedores de piezas.

Recordemos que la semana pasada Google anunció que uno de sus coches autónomos comenzaría rodar en Austin, Texas, con el objetivo de ampliar su información sobre la forma de interactuar de estos vehículos con el tráfico, las condiciones de la carretera y las personas.

Bosch también trabaja con empresas claves como BMW e innovadoras como Tesla. En 2014 duplicaron las ventas de sensores y cree que volverán a hacerlo en 2015. En 2016 esperan fabricar 10 millones de sensores de radar.

El radar de Bosch y sus sensores de vídeo y ultrasonidos ayudan a los coches a controlar su entorno y proporcionan señales que les ayudan a realizar funciones de seguimiento de los coches adyacentes cuando se trata de un tráfico lento, también ayudan a la frenada cuando el coche de delante se ralentiza demasiado.

Por último los analistas del BNP Paribas estiman que las ventas globales de los vehículos semi-autónomos podrían llegar a los 8,7 millones en 2020 y a los 22,7 en 2025.

En el mundo de la tecnología por casualidad pero enormemente agradecida. Social Media Manager, Redacción, Organización y cualquier reto que se me proponga.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!