Conecta con nosotros

Noticias

Intel Xeon E5-2600 v3, el corazón del centro de datos

Los nuevos Intel Xeon E5-2600 v3 dan respuesta a las necesidades y desafíos de los centros de datos actuales pero también piensan en el futuro.

Publicado el

Intel Xeon E5-2600 v3, el corazon del centro de datos

Ya hemos tenido ocasión de hablar de los procesadores Xeon E3 de Intel, una gama que está orientada a entornos profesionales que busquen potencia a bajo precio. Hoy subimos el listón y entramos de lleno a conocer los Intel Xeon E5-2600, una familia que está integrada por modelos muy variados que esconden un enorme potencial.

Los nuevos Intel Xeon E5-2600 v3 dan respuesta a las necesidades y desafíos de los centros de datos actuales pero también piensan en el futuro, ya que ofrecen más capacidades de automatización para nubes de alto rendimiento y más seguras; resuelven las crecientes demandas de almacenamiento y los problemas de análisis de datos complejos, y hacen un uso más eficiente de la energía.

Intel Xeon E5-2600 v3, el corazon del centro de datos

Tecnologías avanzadas

Con el lanzamiento de los Xeon E5-2600, Intel consiguió mejoras importantes que se han traducido en un aumento de rendimiento espectacular frente a generaciones anteriores (ver infografía de arriba), una diferencia importante que nos permite hacernos una idea de lo que pueden dar de sí estos potentes micros.

El gigante del chip implementó más núcleos y memoria caché inteligente en estos procesadores, una novedad importante que ya de por sí dejó ver un cambio grande aunque esto fue sólo el principio, puesto que también introdujo otras mejoras a nivel de hardware que implicabam un aumento considerable del rendimiento.

Un claro ejemplo lo tenemos en las tecnologías Intel Advanced Vector Extensions 2 (Intel AVX2) e Intel Quick Path Interconnect (QPI).

La primera está formada por un conjunto de instrucciones vectoriales avanzadas que permiten mejorar el rendimiento en aplicaciones que utilizan operaciones de coma flotante y de enteros de manera intensiva, a diferencia de la generación anterior que sólo eran aprovechadas adecuadamente en operaciones de coma flotante.

Por su parte, QPI establece una conexión punto a punto con el procesador que consigue, básicamente, agilizar los tiempos de acceso a la memoria y el rendimiento de la misma.

Apuesta por la virtualización

Dentro de los entornos profesionales, los procesos de virtualización son esenciales ya que permiten por ejemplo mantener el uso de sistemas operativos antiguos de forma óptima y eficiente, así como la ejecución de aplicaciones que no sean soportadas de forma nativa por la plataforma.

Con Virtual Machine Control Structure, Intel facilita en gran medida el funcionamiento de nuestros entornos de virtualización, consiguiendo además un excelente nivel de rendimiento ya que logra que todos los sistemas operativos virtualizados compartan recursos de la CPU de una manera más eficiente.

También soportan hasta un 70% más de máquinas virtuales que los procesadores de la anterior generación, y como incluyen soporte a memorias DDR4, esto se traduce en un aumento de ancho de banda y rendimiento.

De esta forma, los Xeon E5 garantizan un buen nivel de funcionamiento sin tener que recurrir únicamente a la potencia bruta ni incurrir en un despilfarro de recursos, sino que se apuesta por una optimización plena y un buen aprovechamiento de los mismos en entornos virtualizados.

Intel Xeon E5-2600 v3, el corazon del centro de datos

Hasta 18 núcleos y 36 hilos

Los Xeon E5 2600 de Intel han marcado un importante salto en lo que respecta a potencia bruta, ya que podemos encontrar modelos de altísimo rendimiento que integran un total de 18 núcleos reales y 36 hilos, gracias a la tecnología HyperThreading.

Esto significa que cada núcleo es capaz de manejar dos hilos, lo que se traduce en un mayor rendimiento en aplicaciones y tareas altamente paralelizadas. Por otro lado, las enormes mejoras a nivel de IPC que ha introducido Intel en sus procesadores garantiza también un excelente rendimiento en operaciones que sólo utilicen un núcleo.

A nivel general hablamos de una mejora de rendimiento que llega a doblar a la generación anterior, a lo que debemos añadir los beneficios que nos da el acceso a la memoria DDR4 en términos de eficiencia y rendimiento.

Si saltamos a cargas de trabajo en entornos profesionales altamente virtualizados nos encontramos con una mejora de rendimiento que se eleva hasta el 90%, gracias a la presencia de tecnologías avanzadas como AVX2.

Confianza y seguridad

Obviamente, el rendimiento no lo es todo, una máxima que cobra una importancia aún mayor en el sector profesional y que Intel ha cumplido más que de sobra con los Xeon E5-2600.

Gracias a las tecnologías Data Protection Technology y Advanced Encryption Standard New Instructions la velocidad de cifrado y descifrado dobla a la generación anterior. Esto, unido a la generación aleatoria de números de Secure Key de Intel, nos proporciona una protección de datos de primer nivel.

Por si esto fuera poco, la tecnología Platform Protection Technology con Intel OS Guard y BIOS Guard captura los intentos de ataque externos, protegiendo incluso las actualizaciones de la BIOS de nuestros puestos de trabajo.

Todo lo expuesto configura una plataforma mucho más segura, fiable y sólida, tres valores cuyas consecuencias positivas ayudan desde el primer día a amortizar nuestra inversión.

Mejoras a nivel de infraestructura

La flexibilidad es otra de las grandes ventajas que presentan los Xeon E5-2600 de Intel, ya que gracias a su alto nivel de rendimiento y a la versatilidad de la plataforma son capaces de enfrentar con garantías flujos y cargas de trabajo muy variadas.

A esto se une el control avanzado del uso de la infraestructura gracias a la monitorización de la caché y las mejoras para reducir la latencia en el tráfico I/O, gracias a la asignación de estas operaciones de forma directa al procesador sin que tengan que pasar primero por la memoria RAM.

Finalmente, la tecnología Per-core P regula de forma dinámica e independiente la alimentación que necesita cada uno de los 18 núcleos del procesador, consiguiendo con ello una importante mejora en la eficiencia general del sistema, adaptada en todo momento a las exigencias de cada carga de trabajo.

Más información: Intel Xeon E5

Especificaciones familia Intel Xeon E5 v3

Imagen apertura: Shutterstock

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!