17 de diciembre de 2017

MuyComputerPRO

Tendencias 2016: máquinas inteligentes, coches autónomos y mucha más seguridad

Tendencias 2016: máquinas inteligentes, coches autónomos y mucha más seguridad

Tendencias 2016: máquinas inteligentes, coches autónomos y mucha más seguridad
octubre 07
15:22 2015

Interxion_Cold_Aisle_Containment_Spain

Basta echar un vistazo a diario a algunas de las newsletters que difunden universidades, centros de investigación y empresas para ver la gran, gran cantidad de cosas que se mueven en el mundo: nuevos materiales, nuevas apps, nuevo software, nuevos dispositivos, nuevos usos, nuevas ideas, nuevos descubrimientos, nuevas conexiones…

Sin embargo, no todo lo que sale de los laboratorios llegará al mercado, y no todo lo que llegue al mercado acabará calando en la sociedad y tendrá suficiente impacto en las organizaciones.

Muchas compañías desearían tener una bola de cristal para poder saber de antemano cuál de sus inversiones I+D les saldrá rentable, pero como de momento los canales de videncia no parece que acierten mucho, empresas de consultoría y análisis como Gartner avanzan cuáles creen que serán las tendencias tecnológicas para el próximo año, y esto es lo que se espera que veamos en 2016.

1- Redes de dispositivos

Actualmente un mismo usuario puede tener conectados y sincronizados varios dispositivos y manejarlos como una pequeña red (smartphone, tablet, PC, la impresora de la oficina…). Se espera que el año que viene la red se extienda al coche, algunos electrodomésticos, los sensores ambientales del hogar, las alarmas, etc., que estén conectados entre sí y, al mismo tiempo, a los dispositivos de otros usuarios y a centros de datos como, por ejemplo, la información del tráfico, la del tiempo o las alertas que emita cada ciudad.

Aunque hasta el momento se ha hablado mucho del Internet de las Cosas, lo cierto es que aún depende del desarrollo de dos tipos de dispositivos, sensores y actuadores, así como de mejores y más eficientes modelos de conexión. De eso depende que se avance a futuro en la consolidación de las smartcities. Entre tanto, la previsión de Gartner podría situarnos próximamente en un nivel algo más cercano a una red global interconectada.

2- Experiencia del usuario en el entorno

La red de dispositivos dará lugar a una nueva interacción de usuario con el medio. En ese campo la realidad virtual y aumentada tendrán un mayor protagonismo, favoreciendo que se establezcan nuevos canales de interacción. El usuario podrá conectarse u obtener información desde diversos medios y en distintas circunstancias, incluso mientras se está desplazando de un lugar a otro. Aquí también jugará un importante papel el desarrollo de aplicaciones pensadas para extraer una mayor experiencia de los distintos dispositivos.

3- Materiales de impresión 3D

Las técnicas de impresión 3D se van a ir adaptando a los requerimientos de los nuevos materiales: ajuste de cabezas extrusoras, temperatura, resolución o velocidad. Los nuevos materiales de impresión supondrán a su vez una revolución en otros sectores. Desde el momento en que se puedan usar varias boquillas a un tiempo con precisión, cargadas con distintos materiales, se podría dar un paso gigantesco en la fabricación de dispositivos electrónicos casi sin piezas.

Otro avance vendrá de la mano de los componentes biológicos o farmacológicos, para la creación de tejidos y órganos o de medicamentos. Como consecuencia, los procesos industriales sufrirían un replanteamiento del sentido de las cadenas de montaje o de las cadenas de suministros. Según Gartner, el desarrollo de nuevos materiales de impresión 3D supondrá un impulso a la tasa de crecimiento anual del 64,1% en los envíos empresariales de impresoras 3D en 2019, y estará en continuo crecimiento durante los próximos 20 años.

4- Información de todo

La red de dispositivos, junto con la experiencia de entorno se conformará como un ecosistema, completado por el permanente trasiego de datos entre todos los elementos del conjunto. Información que entra e información que sale. El mismo uso, movimiento y configuración de cada dispositivo está ya generando una gran cantidad de información separada y, a veces, inconexa. La conexión en red implica también un intercambio continuo de información, pero también algo más complejo: la vinculación de los datos.

5- Machine learning avanzado

Uno de los campos que más están contribuyendo al desarrollo de las inteligencias artificiales es el de la neurociencia. Las investigaciones intentan recrear en las máquinas la eficiencia y capacidad de cálculo del cerebro humano. Las máquinas inteligentes se piensan como remedos de nuestra estructura neuronal, por eso este es otro de los ámbitos que, previsiblemente, tendrá un mayor desarrollo.

Lo que se quiere es imitar las redes neuronales profundas (DNNS) para que las máquinas lleguen a aprender por sí mismas, a recibir estímulos del mundo, interpretarlos e in avanzando en el desarrollo de más y más capacidades.

ROBOTS

6- Agentes y objetos autónomos

En un paso más sobre el anterior punto se espera que los entes tomen cada vez más independencia del humano. Hablamos de los coches autónomos, por ejemplo, o de robots o de los asistentes personales como Siri o Cortana. Objetos que dispongan de la suficiente inteligencia e información para poder reaccionar o responder a necesidades humanas, pero cada vez con menor intervención de estos. Este tipo de desarrollo repercutiría también en las experiencias del usuario con el entorno. Gartner prevé que en los próximos cinco años tengamos una mayor interacción con estos entes autónomos.

7- Arquitectura de seguridad avanzada

Forzosamente una mayor exposición de nuestros datos y nuestra vida tiene que aparejar un avance cada vez más sólido en materia de seguridad. La interconexión global facilitaría el acceso al todo desde cualquiera de sus partes si no se aplicaran protocolos de seguridad mucho más eficientes, y pensados específicamente para un mundo sin muros.

En este sentido la seguridad también tenderá a funcionar como las neuronas de un cerebro humano, capaz de nutrirse “sensorialmente” del entorno, de aprender y de reaccionar conforme a los estímulos que reciba, y siempre con una mayor eficiencia energética.

8- Arquitectura de redes de apps y servicios

La arquitectura de microservicio permite aumentar la agilidad y escalabilidad a la hora de construir aplicaciones tanto en la nube como en instalaciones propias. La integración en arquitecturas de servicios y apps los dispositivos móviles y los elementos del Internet de las cosas (IoT) crea un modelo completo que abarca desde el backend hasta el frontend y permite obtener una experiencia de usuario ágil y flexible en todos los elementos digitales.

9- Plataformas del Internet de las Cosas (IoT)

Internet de las Cosas complementa el conglomerado de apps y servicios. La gestión, seguridad, integración y otras tecnologías y estándares de estas plataformas sientan la base de capacidades para crear, gestionar y asegurar elementos de la IoT, que ya forma parte de este conglomerado digital. Cearley asegura que “cualquier organización que adopte IoT necesitará desarrollar una estrategia de plataforma”. Eso sí, advierte de que las aproximaciones incompletas harán la estandarización difícil hasta 2018.

Algunas predicciones

Gartner adelanta varias predicciones de futuro, algunas de ellas bastante curiosas. Aquí puedes leerlas, junto con el año en que esperan que se cumplan:

  • Un 20% del contenido de los negocios será creado por máquinas (2018).
  • 6.000 millones de objetos conectados pedirán soporte técnico (2018) .
  • El 5% de las transacciones económicas se llevarán a cabo con software sin intervención humana (2020).
  • Más de 3 millones de trabajadores estarán supervisados por “jefes robot” (2018).
  • El 20% de los edificios inteligentes habrán sufrido vandalismo digital (2018).
  • El 45% de las empresas de mayor crecimiento tendrán más instancias de máquinas inteligentes que empleados (2018).
  • Asistentes digitales reconocerán a los clientes por su voz y rostro (2018).
  • 2 millones de trabajadores tendrán la obligación de usar dispositivos wearables de control médico (2018).
  • El 40% de las interacciones móviles las gestionarán agentes inteligentes (2020).
  • El 95% de los fallos de seguridad en la nube serán responsabilidad del cliente (2020)

Aunque algunas de estas predicciones pueden resultar un tanto orwellianas, la tecnología para que se cumplan ya existe o se desarrolla rápidamente. ¿Se cumplirán estos hitos? Te lo iremos contando en MCPRO.

About Author

Ramón Cusa

Ramón Cusa

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!