Conecta con nosotros

Noticias

Fallece Gene Amdahl, diseñador histórico de IBM que rivalizó con la compañía

Publicado el

gene-amdahl-ibm

Gene Amdahl, uno de los pioneros del desarrollo de los ordenadores de propósito general de IBM en los años 60 del siglo XX, que abandonó la compañía en los años 70 y fundó una empresa dedicada a la construcción de ordenadores que rivalizaron con los de IBM, ha fallecido en la localidad californiana de Palo Alto a la edad de 92 años.

Entre otras labores, Amdahl se encargó de supervisar y guiar el diseño del IBM Series/360, el primer sistema informático que no se construyó para un propósito determinado. Además, el IBM Series/360 ofrecía modularidad y utilizaba periféricos de terceros más económicos que los empleados hasta entonces. No sólo eso, sino que el software diseñado para una máquina podía funcionar en otra, a diferencia de lo que sucedía hasta entonces, que cada programa era creado a propósito para el equipo en el que se usaba.

Este ordenador, que nació en 1964, convirtió a IBM en líder en mainframes, que por entonces eran auténticos armarios, ya que ayudó a expandir el mercado de compañías y sectores que utilizaban ordenadores. Hasta entonces, los utilizaban sobre todo gobiernos, universidades y centros de investigación, pero la llegada de este modelo democratizó algo su uso, y aerolíneas, fabricantes de automóviles o empresas de industria pesada empezaron a utilizarlos. Los ordenadores personales de IBM no llegarían hasta 1981, pero muchos sectores profesionales pudieron informatizar muchas de sus tareas gracias a este mainframe.

Se da la curiosidad de que Amdahl, que nació en 1922 en Flandreau (Dakota del Sur), no tuvo electricidad en casa hasta que empezó el instituto. Finalizados sus estudios de bachillerato, entró en la Universidad del Estado de Dakota del Sur en 1941, y en 1944 se alistó en la Armada de Estados Unidos, donde recibió formación en electrónica. Se licenció dos años más tarde y se graduó en la Universidad en 1948, de la que salió con una licenciatura en ciencias especialidad en ingeniería y física.

Su titulación en físicas hizo que Amdahl entrase en la Universidad de Wisconsin en Madison inmediatamente después, donde empezó a trabajar en su tesis doctoral. Los primeros compases de la misma se dieron cuando descubrió una calculadora de escritorio que no era adecuadas para resolver un problema en el que estaba trabajando y en el que intervenían partículas nucleares. Fue entonces cuando comenzó a dar vueltas a la idea de construir uno de los primeros ordenadores pensados para resolver cálculos a gran escala.

La tesis de Amdahl

En efecto, su tesis versó sobre el diseño de uno de los primeros ordenadores. Y era tan complicada, que no se pudo evaluar en la universidad y la enviaron para su calificación a la base naval del ejército de Estados Unidos de Aberdeen. Amdahl consiguió el doctorado en 1952, y recibió de inmediato una oferta de trabajo en IBM. Empezó entonces a trabajar en las oficinas que la compañía tenía en Poughkeepsie (Nueva York). Allí se responsabilizó del diseño del mainframe IBM 704, desarrollado específicamente para su uso en ingeniería e investigación científica.

En 1955 abandonó la compañía, pero regresó de nuevo a trabajar en ella en 1960, ya para dedicarse al diseño del IBM Series/360, que tardó cuatro años más en estar listo. Se trataba de un equipo completamente revolucionario para IBM, diseñado con una nueva circuitería y un sistema de gestión de memoria completamente diferente a los empleados hasta entonces. A pesar de que la compañía invirtió 5.000 millones de dólares en él a lo largo de cuatro años, su fabricación era más económica y terminó sustituyendo a toda la línea de productos de IBM, convirtiéndose en el equipo más rentable de la compañía hasta entonces.

Amdahl fue nombrado IBM Fellow, es decir, miembro de la Junta de Consejeros de la compañía. Sus miembros son elegidos directamente por el presidente de la compañía y, entre otras prebendas, los que reciben este título quedan libres para poder desarrollar sus propios productos dentro de IBM. En el caso de Amdahl, en 1969 expuso las limitaciones físicas derivadas de la aceleración de los ordenadores, que se convirtieron en la Ley de Amdahl. Pero en 1970 dejó IBM a causa de la falta de acuerdo acerca de sus planes para la construcción de un superordenador, que IBM calificó como “no rentable”.

Lejos de abandonar su trabajo, el físico fundó Amdahl Corporation en Sunnyvale (California) con financiación de Fujitsu, y comenzó a diseñar ordenadores. Su primer equipo, el Amdahl, que se puso a la venta en 1975, era más potente y pequeño que los fabricados por IBM. Su refrigeración utilizaba el aire como elemento principal en vez de agua, como era habitual entonces. También utilizaba un chip mayor de lo normal, lo que facilitó su diseño. No obstante, no todo terminó tan mal con IBM, puesto que la empresa de Amdahl salió beneficiada de un acuerdo antimonopolio que tenía el gigante azul con el gobierno de Estados Unidos, gracias al cual este tenía que ofrecer licencias de parte de su tecnología de desarrollo de mainframes.

La compañía de Amdahl, cuyos equipos se caracterizaban por ser de color rojo, comenzó a recibir pedidos de las principales industrias de la automoción y las comunicaciones de EEUU. Incluso la NASA se convirtió en su cliente. Consiguió alcanzar un 22% ciento del mercado de mainframes, pero IBM no se quedó quieta mirando cómo subía su competidor sin hacer nada, y lanzó un nuevo equipo, además de bajar sus precios un 30%.

Amdahl dejó su compañía en 1979, pero siguió trabajando en el diseño de superordenadores con la puesta en marcha de una nueva empresa, Trilogy Systems, en Cupertino, hasta que se retiró en 1984. No obstante, su trabajo ha perdurado hasta nuestros días. Según ha comentado en Bloomberg Mike Chuba, un analista de Garnet, sobre los mainframes “esa arquitectura ha sobrevivido durante 50 años. La mayoría de transacciones con tarjetas de crédito pasan por algún mainframe en algún punto”.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!