Conecta con nosotros

Noticias

Microsoft SQL Server 2016, más Cloud que nunca

Microsoft acomete el lanzamiento de SQL Server 2016 teniendo en cuenta todas las nuevas necesidades de las empresas y optimizando el producto para que sea capaz de dar el mejor servicio.

Publicado el

cloud computing

Poco podía imaginar la civilización sumeria que, con sus tablas de arcilla cocida impregnadas de escritura cuneiforme, estaban dando comienzo a uno de los elementos fundamentales de la evolución humana: el almacenamiento de información. Todavía faltaban más de 3.000 años para el nacimiento de Cristo cuando el ser humano comprendió la importancia de establecer un sistema normalizado de registro de información y dejó atrás los pictogramas.

Desde entonces, y ya han pasado casi seis milenios, la información ha ido ganando importancia, motivo por el que se han ido mejorando los sistemas empleados para almacenarla y gestionarla, pero es con el primer gran boom de la informática, y después de Internet, cuando se produce un cambio inimaginable hasta entonces, y que abre simultáneamente un campo casi infinito de nuevas posibilidades, pero también una lista de requerimientos técnicos que deben estar a la altura de las necesidades actuales. Y esa es, precisamente, la dirección hacia la que apunta Microsoft con SQL Server 2016.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Nuevas soluciones para nuevos escenarios

El principal problema al que se enfrentan los actuales motores de bases de datos es que no fueron diseñados teniendo en cuenta conceptos como Big Data o Machine Learning, por lo que aunque hasta ahora han ofrecido un rendimiento más que satisfactorio para las funciones para las que habían sido creados, adolecen de la necesaria optimización para las necesidades más actuales.

Así, con la vista puesta en las mismas, Microsoft ha acometido el lanzamiento de la nueva versión de su servidor de bases de datos, teniendo en cuenta todas estas nuevas necesidades y optimizando el producto para que sea capaz de dar el mejor servicio ante las nuevas necesidades.

¿Pero qué necesidades y posibilidades son esas? Muy sencillo, las que surgen de la combinación del gigantesco volumen de datos con el que se puede trabajar actualmente (Big Data), la toma de decisiones inteligente por parte de los sistemas que se basan en su propia experiencia (Machine Learning) y las analíticas de datos, y este nuevo escenario en el que casi todo lo que sucede, sucede en la nube.

Resultados en tiempo real

Las bases de datos diseñadas para este nuevo paradigma deben ser capaces de realizar un sinfín de operaciones en memoria para, de este modo, reducir muy significativamente la latencia (el tiempo de espera). Además, es necesario que el sistema esté preparado para cualquier cambio en esos datos, y debe ser capaz de reajustar el resultado de manera dinámica para, por ejemplo, realizar predicciones constantes y altamente fiables, al estar basadas en un conjunto muy amplio de información. Los resultados en tiempo real son, ahora, más necesarios que nunca.

Y para tal fin, para garantizar alta disponibilidad (24×7) y una velocidad excepcional tanto en la propia gestión de los datos como en el trabajo con los mismos, Microsoft ha implementado los columnstores en memoria en SQL Server 2016. Esta novedosa tecnología permite tomar distintos formatos de almacenamiento de datos y almacenarlos temporalmente en formato de columna (aunque el origen sea bidimensional, tanto si es estático como si es dinámico).

Guardar toda esa información en formato de columna y, además, hacerlo en memoria permite,a la hora de realizar operaciones con la misma, obtener resultados hasta diez veces más rápido que con los sistemas empleados hasta ahora.

Garantía de seguridad

Tampoco hay que descuidar la seguridad. Al contrario, hay que tenerla en cuenta ahora más que nunca, pero sin que la aplicación de medidas relacionadas con ella incida en el rendimiento general de los sistemas. Con SQL Server 2016 los datos permanecen cifrados no sólo durante su almacenamiento, sino también cuando son procesados, es decir, cuando están en memoria (un punto en el que suele flaquear la seguridad de muchos sistemas).

Todo de manera transparente para el usuario, que no tendrá que preocuparse por la seguridad. Además, la compatibilidad con DDM (Dynamic Data Masking) y RLS (Row Level Security) permite a los desarrolladores crear aplicaciones ligeras y seguras, con un control muy detallado de a qué datos puede acceder cada usuario.

Con este conjunto de novedades, Microsoft SQL Server 2016 deja de ser un gestor de bases de datos para convertirse en una completa plataforma que, sin descuidar las necesidades «tradicionales» de este tipo de soluciones, sea también capaz de dar servicio a las nuevas necesidades igualmente relacionadas con los datos, pero que los emplean de maneras impensables hace tan sólo unos años.

Foto: Shutterstock

Si quieres más información sobre qué hacer ante el fin del soporte de SQL Servrer 2005 y cómo migrar a SQL Server 2016, no te pierdas este webinar gratuito: «Qué hacer ante el fin del soporte de SQL Server 2005»

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!