Conecta con nosotros

Noticias

El accidente mortal del coche autónomo tuvo lugar en mayo

Publicado el

Tesla

La gran revolución en la que vive sumida ahora mismo la industria del motor es, sin duda, la conformada por todos los sistemas semiautónomos y completamente autónomos de conducción. Gran parte de ellos están todavía en fase de pruebas, e incluso los que ya han llegado a los consumidores son severamente escrutados por usuarios, autoridades y los propios fabricantes, que buscan cualquier señal de un funcionamiento deficiente para corregirlo lo antes posible. Sin embargo, no es lo mismo que un sistema de aparcamiento automático te raya el coche por no calcular bien las distancias, que si se produce un accidente en el que fallece una persona. Y desgraciadamente esto es lo que ocurrió el pasado mes de mayo, cuando un hombre de 40 años falleció en su Tesla Model S de 2015. En ese momento la función de piloto automático del coche estaba activada y, por razones que aún se desconocen, el sistema falló e hizo que el vehículo acabara, literalmente, bajo un trailer de gran tamaño (un 18 wheeler con cabeza tractora).

Dadas las posibles implicaciones del accidente, Bloomberg informa de que el gobierno federal de Estados Unidos, a través de la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA), dependiente del departamento de transporte, ha abierto una investigación con la que pretende llegar a conocer las razones por las que el sistema de navegación automática de Tesla, que se basa en un desarrollo de Mobileye, que realiza hoy un anuncio sobre coches autónomos junto a Intel y BMW, no detectó el camión y provocó el accidente mortal. Y es que no es lo mismo que se deba a un fallo puntual e irrepetible, que si sirve para encontrar un problema que sí que se puede reproducir en el futuro.

Tesla, que se ha hecho eco de la investigación en un comunicado, lamenta lo sucedido e indica que la investigación de la agencia federal es, de momento, una evaluación preliminar, que informaron puntualmente a la NHTSA del accidente y analiza las circunstancias del mismo, destacando que se sumaron una serie de factores que hacen que fuera una situación particularmente anómala. Asímismo, también aprovechan para recordar la seguridad que ofrece su sistema (se ha producido una muerte en 130 millones de millas recorridas con el piloto automático de sus vehículos, frente a la media de un fallecimiento por cada 60 millones de millas con la conducción manual), y que el navegador es una función que todavía se encuentra en fase de pruebas (beta pública), desactivada por defecto y de cuyo estado embrionario es informado el conductor cuando la activa.

No obstante, no son pocas la voces que se cuestionan si una tecnología como esta, en fase beta, debería estar al alcance de todo el mundo. Clarence Ditlow, director ejecutivo del Center for Auto Safety, considera que si, por las circunstancias que sea, el sistema de navegación automática de Tesla no fue capaz de detectar la cabeza tractora o el remolque del camión, el fabricante debe llamar inmediatamente a revisión todos los coches que ha producido hasta ahora. “Cuando pones un piloto automático en un vehículo, le estás diciendo a la gente que confíe en el sistema, incluso aunque muestres un mensaje de advertencia-legal en el que previenes al conductor para que mantenga las manos en el volante”, dijo Ditlow. Por su parte Eric Noble, presidente de la consultora CarLab, afirma que, hasta ahora, ningún fabricante del mundo del motor había puesto en manos de sus clientes sistemas que no hayan sido lo suficientemente probados.

 

Imagen: Connie & Dick’s Auto Service Center Inc.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!