Conecta con nosotros

Noticias

Aspirantes a “novia” de Twitter: por qué sí y por qué no

Publicado el

La situación de la red social Twitter no es nada buena. De hecho hace tiempo que se especula con su posible venta, e incluso se compara su situación con Yahoo, a pesar de que se trata de una empresa bastante más pequeña. Muchos, más que una empresa, consideran a Twitter un fenómeno, y ese es quizá su principal problema, a pesar de que su CEO, Jack Dorsey, hace todo lo posible para que remonte el vuelo y gane valor.

Pero la realidad es que Twitter no despega y está estancada, y aunque el deseo de su directiva es seguir siendo independiente y no salir a la venta, las opciones para seguir así sin un comprador son cada vez menores. Pero nadie parece estar interesado en comprar la empresa. Al menos, abiertamente (¿quién sabe lo que estará pasando en los despachos?). Candidatos a comprar Twitter hay bastantes, por lo menos en teoría. Así lo creen en Recode, que han hecho una lista de las principales compañías que podrían ser aspirantes a “novia”.

Google

Los de Mountain View siempre son los primeros en los que se piensa a la hora de comprar Twitter. Por varias razones. La primera es que tienen mucho dinero, y suelen conseguir en un solo trimestre más ingresos que el valor total de la red social. La segunda es que aunque sus responsables han intentado triunfar en el mundo de las redes, con apuestas como Google+, no lo han conseguido. Con Twitter tendrían una red con bastante tracción que poder aunar con YouTube para darle más relevancia social. Lo que no esta claro es si Google podría sacar partido a las apuestas en vídeo de Twitter, como Vine o Periscope.

Por otro lado, el buscador entiende perfectamente el negocio publicitario online, y no tiene problemas en cuanto a distribución. De la mano de Google, Twitter podría continuar funcionando de forma relativamente independiente, salir de bolsa y tener a su alcance todo lo necesario para resolver todos sus problemas de producto y usuarios a salvo de críticas. Pero los que están en contra de la compra suelen señalar que Larry Page pasa olímpicamente de las redes sociales. Pero ahora Page no es el CEO de Google, sino de Alphabet. En Google, el CEO es Sundar Pichai.

No obstante, cualquier movimiento en Google no se hará probablemente sin consultar a la directiva de Alphabet. Sobre todo uno que alcanzaría los 20.000 millones de dólares. En este punto, con Facebook como rey del social media, Google decidió dejar de competir en este campo hace tiempo, y dedicarse en vez de eso a hacer la competencia a Amazon y Microsoft en la nube, como demostró con el nombramiento de Diane Greene y su apuesta por la Inteligencia Artificial.

También están los problemas regulatorios a los que Google se enfrenta cada vez que hace una compra de peso. No es muy probable que a los políticos les guste que la compañía, que ya cuenta con el dominio de la búsqueda, se haga con una red social que tiene bastante peso en el descubrimiento y difusión de información.  En Europa tampoco caería nada bien la compra, dados los problemas que los de Mountain View están teniendo últimamente en la UE.

Facebook

La reina de las redes sociales hace muchas cosas bien, entre ellas, la venta y distribución de publicidad móvil. Justo el sistema que utiliza Twitter para ingresar dinero. Facebook también es buena a la hora de conseguir crecimiento de usuarios. En la actualidad tiene tres productos que suman entre todos varios miles de millones de usuarios, entre los que destaca Instagram, que solo ella tiene más de 500 millones. Además cuenta con experiencia en terrenos en los que Twitter quiere entrar, como la distribución de vídeo (acaba de comenzar retransmitiendo un partido de la NFL) y la mensajería instantánea.

Twitter lleva casi estancada en los 300 millones de usuarios mensuales más de un año, y necesita un empuje en la distribución publicitaria y además, cubre algunos huecos en los que Facebook no es tan buena. El principal es la distribución de noticias de última hora y de información en tiempo real. Además, si Facebook compra Twitter, se aseguraría de que no cae en manos de la competencia.

Pero muchos argumentan que esto no es suficiente para invertir 20.000 millones de dólares. Además, es posible que la compañía ya esté experimentando con iniciativas más económicas para mejorar en cuanto a noticias en tiempo real. Aparte, Facebook, que ha invertido mucho esfuerzo en controlar abusos y trolls, tendría que enfrentarse de nuevo al problema en Twitter, donde sus usuarios están expuestos a sufrir abusos verbales y acoso por parte de terceros sin escrúpulos. Todo a pesar de los esfuerzos de la compañía por evitarlo, que en muchos casos no es necesario. Sencillamente, no están preparados para tanta controversia. Y también tendrían que enfrentarse a problemas regulatorios. Facebook ya intentó comprar Twitter casi en sus inicios por 500 millones de dólares. Para los críticos de esta compra si llegase a hacerse efectiva, entonces sí era el momento. No ahora.

Microsoft

En realidad, Twitter no soluciona ninguno de los problemas que pueda tener Microsoft. Los de Redmond están virando con mucha claridad hacia el entorno empresarial después de muchos tropezones en el mercado de consumo. Pero podría interesarles conseguir algo de tracción en redes sociales, además de en móviles y en publicidad. Podrían querer integrarlo con LinkedIn, su compra reciente más grande. Seguro que su CEO, Jeff Weiner, puede tener muchas ideas para mejorar Twitter. Pero básicamente es todo lo que puede interesar la red social a Microsoft.

Como hemos mencionado, ya han invertido una suma de dinero considerable con la compra de LinkedIn. Hasta ahora no han tenido ningún éxito en redes sociales, pero tampoco parece que si se hiciesen con Twitter el panorama fuese a cambiar. Además, Microsoft está casi fuera del sector de la publicidad online, y se dedica sobre todo al desarrollo de servicios y herramientas para empresas, no de cara al consumidor final.

Apple

Este candidato a comprar Twitter es interesante. Sobre todo por el afecto que Jack Dorsey tiene a la empresa. Siempre ha sido un admirador de Steve Jobs y en la actualidad sigue manteniendo un gran respeto por la compañía tal como es hoy. Es un candidato al que Dorsey podría decir que sí con más facilidad. Twitter podría aportar a Apple la posibilidad de ofrecer noticias en tiempo real, además de una plataforma para ofrecer retransmisiones en directo que podría encajar perfectamente en un iPhone. También le aportaría una presencia de peso en redes sociales a nivel mundial y una división de negocio dedicada a la publicidad a la que Apple podría sacar mucho partido.

Apple podría integrar Twitter en muchos de sus servicios, pero la compañía no tiene cultura de redes sociales, lo que haría necesario que Dorsey siguiese al frente para supervisar los movimientos de la empresa. Y ya tiene otra de la que ocuparse: Square. Además, los críticos dicen que Apple no es buena en publicidad, y que es poco probable que quiera mejorar. Twitter tampoco se ocupa del hardware, uno de los principales campos de los de la manzana, ni produce contenidos por sí misma. Las situaciones de abusos verbales que viven algunos usuarios en Twitter tampoco es probable que guste a Apple, que trata siempre de mantener una imagen impoluta.

Verizon o Comcast

Verizon tiene miles de millones de dólares en metálico, tanto, que es probable que no sepa ni qué hacer con ello. Acaba de gastarse unos 10.000 millones en comprar empresas online con problemas, como AOL o Yahoo, y hasta ahora no le ha pasado factura, así que podría quedarse también con Twitter sin despeinarse. Además, cuenta con directivos que pueden coordinar las tres empresas sin problemas. Por ejemplo, el CEO de AOL, Tim Armstrong, que contaría con la ayuda de los directivos de la red social que decidan quedarse.

En cuanto a Comcast, que tiene menos posibilidades de comprar Twitter a ojos de todos, cuenta con una directiva que acostumbra a interesarse por el valor y no por el crecimiento. Twitter no tiene mucho que aportar en crecimiento, y dispone de una plataforma que la compañía podría utilizar para distribuir sus contenidos. Además, no tendría problemas con los reguladores para poder llevar a cabo la operación.

Pero no es un gran activo para la distribución de vídeo online, ni tiene derechos de relevancia para emisiones, ni crea programas. Tampoco los produce. Solo es una plataforma de distribución de contenidos de terceros.

Grandes medios: Disney, News Corp/21 Century Fox

En muchos casos, los grandes medios se han quedado muy anticuados. Y por mucho que lo intenten, cuando tratan de llegar a su audiencia más joven, hasta Twitter les gana. Pero la principal razón por la que un gran medio podría llegar a comprarla es conseguir que no lo compren los demás. En los últimos meses ya ha habido varios rumores de que la Fox de Rupert Murdoch quería comprar la red social, pero sería un gran desafío para ellos, porque no dominan el terreno. Y aunque Disney ya cuenta con algunos medios digitales, y Dorsey está en su junta directiva, también lo está Sheryl Sandberg, de Facebook.

Pero hay muy pocos medios tradicionales que puedan permitirse hacer un desembolso como el que sería necesario para comprar Twitter, a pesar de que serían los más beneficiados de lo que esta ofrece: distribución gratuita de contenidos. Y podrían tener un acuerdo de distribución de contenidos de vídeo sin problemas si la red social quiere, como así parece.

Los gigantes chinos de Internet

Muchas tecnológicas chinas siempre están buscando la forma de conseguir usuarios en Estados Unidos. Además, podrían utilizar Twitter para lanzar sus productos en EEUU. Por ejemplo, Tencent, que cuenta con WeChat, la app preferida por los chinos para comunicarse en tiempo real, no ha conseguido hacerse con una base de usuarios significativa en el país. Momo, otro gigante de la mensajería instantánea en China, ha sufrido un proceso parecido. Eso podría convertir a Twitter en una opción atractiva para compañías como la mencionada Tencent, Alibaba o Baidu.

Pero si quieren comprar la empresa podrían toparse con la oposición frontal del Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos. Este comité está autorizado para revisar todas las operaciones que podrían tener como resultado el control de un negocio estadounidense por extranjeros, de cara a establecer el efecto que estas operaciones tendría en la seguridad nacional. Y con mucha probabilidad, este organismo bloquearía este tipo de compra. Es poco probable que Estados Unidos deje a inversores chinos controlar una plataforma como Twitter.

Entidades de capital riesgo

Si una compañía de capital riesgo compra Twitter, esta podría dedicarse tranquilamente, sin molestias, a convertirse en una compañía privada y pulir sus defectos. Podría rebajar costes, reducir envergadura, centrarse y pensar con calma en su potencial. Sus detractores y accionistas más críticos dejarían de atacarla, y sus responsables preocuparse únicamente de avanzar. Pero el problema es el precio. Twitter es demasiado caro en la actualidad para que la mayoría de inversoras de capital riesgo la compren y puedan justificar la operación. Este tipo de acuerdos suelen darse cuando una empresa gana dinero, dado que los inversores siempre buscan algo a cambio de su inversión, y Twitter pierde dinero un trimestre tras otro. Por lo que es complicado que una compañía de este tipo adquiera la red social.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!